Sunny Jhanna

Bienvenidos a Sunny Jhanna, el sitio oficial de Las crónicas de Dae y Ruled by Spiders. ¡Gracias por visitarnos y regresad pronto!

Friday, August 18, 2017

Drama moderno

El otro día, Crystal y yo terminamos de ver la primera temporada de This Is Us, drama complicado pero interesantísimo que sigue las peripecias de cinco personajes principales (Sterling K. Brown, Chrissy MetzJustin Hartley, Mandy Moore y Milo Ventimiglia de los que no digo nada más porque el primer episodio debe gran parte de su efectividad a no saber nada de nada al ponerse a verlo. Lo que sí diré es que los dieciocho episodios que componen esta primera temporada tratan temas universales como el amor y las relaciones, secretos guardados y traicionados, el equilibrio entre familia y trabajo, la autoestima y cómo nos perciben otros, y alguno que otro más que no puedo mencionar sin destripar detalles que es mejor no revelar.

Las actuaciones son estupendas, los personajes son multidimensionales, y todos y cada uno de los episodios están excelentemente escritos y llevados de tal forma que el espectador no puede separarse de la pantalla ni un segundo mientras comparte alegrías, penas, sorpresas y reveses con los protagonistas, con quienes es imposible no sentirse identificado (con más de uno al mismo tiempo).

Si no habéis visto la serie y lo que os he dicho os suena interesante, no busquéis más información sobre la misma y ved el primer episodio, a ver qué os parece. ¡Imposible que no os atrape!

Wednesday, August 16, 2017

El bálsamo de Fierabrás

El duodécimo y penúltimo nivel de  Cervantes: perdiendo los papeles de OveR Software nos trae a nuestro segundo personaje femenino del juego, algo que, ahora que me doy cuenta, deberíamos haber notado cuando estábamos diseñando los niveles para haber incluido más mujeres. De cualquier manera, la protagonista es Maritornes, personaje con quien Sancho y Don Quijote se encuentran en una posada en la que pasan la noche.

El escenario es precisamente ése: una animada posada en la que mezclé distintos elementos del Quijote: los cueros de vino, la propia Maritornes, y el bálsamo de Fierabrás, que es el objeto con el que Cervantes debe hacerse en este nivel para que Maritornes le devuelva la página de su manuscrito. Para ponerle las manos encima al preciado bálsamo, el esforzado literato tendrá que pensar, examinar, investigar, y devanarse los sesos hasta dar con la solución.

Para diseñar a Maritornes me guié por la descripción que Cervantes hace de ella en las páginas del Quijote...ancha de cara, llana de cogote, de nariz roma, del un ojo tuerta y del otro no muy sana. Verdad es que la gallardía del cuerpo suplía las demás faltas: no tenía siete palmos de los pies a la cabeza, y las espaldas, que algún tanto le cargaban, la hacían mirar al suelo más de lo que ella quisiera. Un primor, vamos. Y como nota curiosa, debo decir que, aunque no era mi intención, una vez terminada Maritornes me di cuenta de que se parecía un montón a una de las Hermanas Gilda de Vázquez. O a lo mejor el raro soy yo.

Éste es uno de los niveles que más tiempo me llevó dibujar, ya que "alguien" sugirió que el fondo estuviera lleno de personajes animados, así que tuve que ponerme a pensar qué personajes podía haber allí, y a qué se dedicaban. En general, estoy contento con cómo quedaron, especialmente el Caballero glotón en medio de la sala, y aunque me habría gustado poner incluso más personajes, el tiempo que tenía era limitado. De todas formas, cuando están todos moviéndose al mismo tiempo, y pese a mis limitaciones técnicas y artísticas, el conjunto queda de lo más bien, y logra darle una atmósfera estupenda a la posada.

Y esto es todo por hoy. Espero que mis comentarios os hayan resultado interesantes, y que volváis en cuatro días para ver el último nivel del juego.

Tuesday, August 15, 2017

Gmep: A la deriva

Como todo buen cristiano crecido durante finales de los años ochenta y principios de los noventa, me crié siguiendo una estricta dieta basada en el consumo de películas de fantasía y acción, series de televisión que centradas sobre las desventuras de una familia estructurada y su socialmente inadaptado vecino y videojuegos para DOS, de aquellos que cabían completos en un disquete de tres pulgadas y media. Mis favoritos de entre estos últimos siempre fueron las aventuras gráficas de Lucasfilm Games, a las que, durante aquellos años, dediqué centenares de horas de mi tiempo. Dado que por aquel entonces no había internet ni, por consiguiente, fácil acceso a walkthrough alguno, no era raro permanecer atascado durante semanas con el mismo puzzle, probando diferentes combinaciones de objetos y recorriendo una y otra vez los mismos escenarios en busca de cualquier píxel que brillara un poco más de lo normal y pudiera ser un nuevo objeto. Aunque por lo general solían ser motas de polvo sobre el monitor.

Por muy buena razón la saga Monkey Island ocupa un puesto de honor entre aquellos juegos. Los dos primeros títulos, The Secret of Monkey Island y Monkey Island 2: LeChuck's Revenge son, aún hoy, frecuentes ocupantes de los primeros puestos de las listas dedicadas a los mejores juegos del género. Y, pese a que nunca he jugado a la tercera y cuarta partes de la saga (The Curse of Monkey Island y Escape from Monkey Island, respectivamente), tengo entendido que, pese a que el gran Ron Gilbert ya no participó en su creación, no dejan de ser dos juegazos.

Algún día lo comprobaré, porque de verdad que les tengo ganas. Tantas, que un día de asueto no pude resistirlo más y arranqué The Curse of Monkey Island, simplemente por ver cómo comenzaba. Y vaya comienzo. La secuencia inicial ya es una delicia, con Guybrush perdido en alta mar sobre un coche de choque y recapitulando en su diario los eventos pasados. Y deseando sobre el papel tener a su alcance agua, plátanos y grog, mientras estos mismos alimentos que nombra pasan flotando a la deriva en primer plano ante su ignorancia. De repente, un cañonazo hace levantar la mirada de nuestro protagonista, y nos encontramos con una imponente isla, una escena de guerra, el título del juego y... música. Esa gloriosa música que da comienzo a los créditos y los acompaña.

No he jugado aún a esta aventura gráfica, pero espero hacerlo pronto. Aún así, sus primeros cinco minutos bien merecen ser nuestro espectacular gran momento en pantalla de hoy.

Monday, August 14, 2017

Burdel contra burdel

Hacía varios años que estaba interesado en una miniserie de comics titulada Route des Maisons Rouges, y el otro día por fin me hice con el primer número en formato digital. El guión, a cargo de Giuliano Monni, narra la historia de seis burdeles parisienses enfrentados debido a la amenaza del ridículo alcalde de la ciudad: en un año, el burdel que menos dinero gane será expropiado, y se construirá un casino en su lugar. A partir de aquí, las líderes de las seis casas de lenocinio comienzan una competición para atraer a cuantos más clientes, mejor, hasta que descubren que el alcalde parece que no está jugando limpio, y tal vez haya que unirse en su contra.

El planteamiento tiene su gracia, y las ilustraciones de Vincenzo Cucca con colores de Barbara Ciardo parecen sacadas de una película animada de Disney, aunque algo subida de tono (aun así, no hay desnudos en el comic, ya que siempre hay algo que tapa lo que no hay que ver). Sin embargo, debo admitir que este primer número me dejó más bien frío, por varias razones.

La primera es que, aunque la idea me parece interesante, la ejecución no lo es demasiado, y me pasé la mayor parte de los veinte minutos que me llevó leer el comic bastante aburrido. Parte de la culpa la tienen los diálogos y la narración, que me parecieron nefastos no sé si porque la traducción del italiano al inglés es mala, o porque el texto original no es para que le den premios precisamente. Por una razón u otra, me dejó indiferente.

La segunda es que, aunque el estilo de dibujo y coloreado me parecen estupendos, la verdad es que prácticamente todas las chicas se me antojaron iguales, y aunque cada burdel tiene un tema (el oeste, sadomasoquismo, cibersexo, etc.) y la ropa ayuda a diferenciar a las protagonistas, pasé gran parte del tiempo confuso, sin saber muy bien quién era quién, especialmente cuando la acción transcurría dentro de un burdel en particular y todas llevaban ropa similar. Si las caras hubieran sido más diferentes o hubieran estado más personalizadas, habría sido mucho más fácil seguir la historia. Pero a lo mejor soy yo, que estoy medio tonto, quién sabe.

En resumen, este primer número de Route des Maisons Rouges ha conseguido saciar mi interés en la serie, y no creo que lea los otros seis jamás. Le doy dos salaces estrellas, y os recomiendo que, si queréis procacidad en vuestros tebeos, la busquéis en otra parte.

Saturday, August 12, 2017

Duelo de caballeros

El undécimo nivel de  Cervantes: perdiendo los papeles de OveR Software tiene dos protagonistas: el Caballero del Verde Gabán, y el Caballero de la Blanca Luna. Don Quijote y Sancho se encuentran con ambos por separado en sus aventuras, y se me ocurrió ponerlos a los dos juntos y hacer que estuvieran discutiendo cuando Cervantes se cruza con ellos en el juego. Los caballeros están a punto de batirse, y lo único que se lo impide es un problemilla con sus armas que Cervantes tiene que resolver para poder obtener la página de su manuscrito.

Cuando me puse a diseñar a los caballeros, pensé que sería interesante que fueran diametralmente opuestos físicamente. Como lo de "blanca luna" me hacía pensar en una luna llena, decidí que el caballero de ese nombre fuera redondo como Selene, y tanto su escudo como su yelmo refuerzan esta idea. En contraposición a tanta redondez, hice al Caballero del Verde Gabán alto y espigado, y hasta la barba y el bigote los tiene estirados.

Este nivel es uni de mis favoritos tanto por el escenario como por los personajes y las ilustraciones que lo preceden y lo siguen. ¡Espero que os guste también, y que volváis en cuatro días para ver más!

Friday, August 11, 2017

Quien mucho abarca

Ahora que mis niñas van creciendo, mi mujer y yo comenzamos a tener las energías suficientes al final del día como para poder ver algo en la tele sin desmayarnos del cansancio a los cinco minutos de darle al botón de play. Al principio ni nos preocupábamos por qué ver: nos poníamos Youtube y dejábamos a nuestro cerebro entretenido con lo que fuera. Pero poco a poco, con el paso del verano, hemos ido retomando poco a poco las series que solíamos seguir religiosamente y que por el cansancio habíamos dejado abandonadas.

Una de ellas es Master of None, protagonizada por el humorista y actor Aziz Ansari, y de cuya primera temporada ya disfrutamos en Netflix hacia finales de 2015. Viendo que la segunda temporada ya había sido estrenada, hace poco más de un mes nos lanzamos a devorar sus diez episodios al ritmo que unos padres de mellizas se pueden permitir. Uno al día. Como mucho.

Esta segunda temporada de Master of None narra el día a día de Dev (Aziz Ansari), un actor neoyorquino que, cansado de una carrera que no termina de despegar y una vida sentimental que se ha hecho pedazos, decide romper con todo y mudarse a Italia para aprender a elaborar pasta. Tras una feliz estancia en Módena, termina por volver a Nueva York, donde se hace con el trabajo de presentador de un nuevo concurso para televisión: Clash of the Cupcakes.

Por gordo que le pueda caer Aziz Ansari a uno (algo inconcebible, lo sé, pero que ocurre en algunos casos aislados dignos de ser estudiados), Master of None es una delicia de serie tanto para los sentidos como para el cerebro. Dadas sus influencias, no es de extrañar. Los creadores de la serie, Aziz Ansari y Alan Yang, se apoyan sobre las particulares visiones de varios grandes autores, como Woody Allen o Vittorio De Sica, y las adaptan y desarrollan a su manera, en función de la visión particular que tienen del mundo. Temas como la religión, la homosexualidad y el amor son abordados desde un punto de vista moderno y valiente, pero a la vez siempre honesto y respetuoso. Y la serie es una delicia visual, tanto por las localizaciones por las que se mueven Aziz y el resto del reparto como por la cantidad de comida deliciosa que llegamos a ver en pantalla. Yummy!

Como una buena comilona, Master of None es recomendable hasta el hartazgo. Cuatro estrellas y media para una sabrosísima temporada.

Thursday, August 10, 2017

Tatúame un chimpancé

Crystal lleva años considerando hacerse un tatuaje, pero siempre pasa lo mismo: no se decide por una imagen en concreto. El otro día, sin embargo, me dijo que ya se le había ocurrido exactamente lo que quería: un tatuaje de un chimpancé desvaneciéndose con flores silvestres al lado. La idea era algo más compleja, ya que quería que lo dibujara en un estilo particular que fuera realista pero no super realista, que pareciera que estuviese pintado a mano con colores de madera, y que dichos colores fueran vivos y no necesariamente realistas. Ni qué decir tiene, acepté el desafío y me puse manos a la obra.

El dibujo, que es completamente digital, me llevó unas diez horas repartidas a lo largo de una semana y media, y le fui enseñando a Crystal mi progreso diario para que me orientara y me dijera si me estaba desviando de su idea, o qué elementos necesitaba añadir o eliminar. Al final, acabó contentísima con el resultado, lo que hizo que yo también estuviera satisfecho con las horas invertidas. Ahora solo falta que se haga el ánimo y se lo tatué. ¡Cuando lo haga, ya os enseñaré las fotos!

Wednesday, August 09, 2017

Romántico que es uno


Quizá ya haya mencionado en algún momento cuánto disfruto con ese género tan denostado que es la comedia romántica. Es cierto, es uno de mis géneros favoritos. Las películas que giran en torno a una trama romántica y contienen dosis variables de comedia me pierden. Y no entiendo por qué se tiene tan mala imagen de ellas. ¿No es Groundhog Day un peliculón? ¿Soy el único que disfruta viendo Love Actually? ¿O 10 Things I Hate about You? ¿O There's Something about Mary? ¿O Forgetting Sarah Marshall?

Por alguna razón, cuando la gente habla de comedias románticas lo suele hacer de manera despectiva, mencionando el género como sinónimo de predecibilidad y falta de originalidad. Y lo hacen basándose en las películas que han visto que no han cumplido sus expectativas, pero a la vez olvidando mencionar los cientos de ejemplos de este género que, durante los años, han sido merecidamente alabados por crítica y público. Como The 40 Year Old Virgin. O Annie Hall. O The Princess Bride. O Silver Linings Playbook. O It Happened One Night.

En otros géneros como el drama o la acción también encontramos decenas de ejemplos de películas que todos desearíamos no haber visto jamás. Y, por supuesto, cientos de ellos que no nos habríamos perdido por nada del mundo. No veo yo que el género "comedia romántica" (término que al final no deja de ser una etiqueta) sea para nada distinto. Engloba películas que me han aburrido y decepcionado, pero también muchas otras que me han sorprendido y emocionado. Y esto último precisamente es lo que me ha pasado con dos filmes que he visto últimamente. Dos comedias románticas cuyo transfondo trágico nos ayuda a empatizar con las difíciles elecciones a las que mucha gente tiene que enfrentarse día a día en la vida real.

Love & Other Drugs, por ejemplo, película estrenada en 2010 y dirigida por Edward Zwick, nos narra la historia de cómo un egoista y supérfluo comercial de productos farmacéuticos (Jake Gyllenhaal), se enamora de una joven (Anne Hathaway) que sufre la enfermedad de Parkinson en grado 1. Sé que suena de lo más deprimente, pero esta historia con guión atribuido a Charles Randolph, Marshall Herskovitz y el propio Edward Zwick, y basada en un libro escrito por Jamie Reidy, mantiene un tono ligero y desenfadado durante el noventa por ciento de su metraje. Entretiene y educa a la vez, ofreciendo una visión de la enfermedad que al menos a mí me parece realista, pero no deja de contener un positivo y esperanzador mensaje. Tres estrellas y media.

El segundo filme, Me Before You, estrenado en Mayo de 2016, dirigido por Thea Sharrock y adaptado por Jojo Moyes de una novela que ella misma escribió, es una película británica a más no poder. Cuenta la historia de cómo Lou (Emilia Clarke), una joven que quiere estudiar pero por necesidades familiares se ve obligada a buscar trabajo, acaba cuidando de Will (Sam Claflin), un joven de familia adinerada a quien un accidente de tráfico ha dejado paralítico. La historia también tiene un tono más ligero del que uno pudiera esperar por semejante resumen y, como Love & Other Drugs, trata el tema del que habla en un tono positivo pero realista que evita encontrar mágicas soluciones. Cuatro muy merecidas estrellas.

Tuesday, August 08, 2017

Visita a La Alhambra

El décimo nivel de  Cervantes: perdiendo los papeles de OveR Software nos lleva al Patio de los leones de La Alhambra, donde el esforzado literato conoce a Cide Hamete Benengeli. En El Quijote, Cervantes usa el recurso del manuscrito encontrado y atribuye los primeros capítulos del libro a un tal Cide Hamete Benengeli, cuyo manuscrito original encontró el escritor. Se me ocurrió, pues, que tendría gracia que Cervantes se cruzara con él en nuestro juego, y en torno a esta idea diseñamos el nivel completo.

Pese a que pueda parecer lo contrario, el escenario de este nivel es de los que menos tiempo me llevó hacer, ya que en vez de ahogarme en detalles arquitectónicos y volverme loco poco a poco, recurrí a manchas de color y rayas estratégicamente situadas para crear la ilusión de una arquitectura mucho más compleja de lo que en realidad es. Y aparte de eso, no tengo más que comentar, excepto porque espero que os guste la animación del gato cuando logréis que se mueva. ¡Volved en cuatro días para ver el siguiente nivel!

Monday, August 07, 2017

Choose Life

¿Quién no ha visto Trainspotting? ¿Ese ya clásico del cine que aún hoy rezuma personalidad y descaro? ¿Ese film generacional cuya magnífica banda sonora mezclaba a Lou Reed, Blur e Iggy Pop en un delicioso cóctel sonoro?

Yo al menos me planté sin dudarlo en el cine hace ya más de 20 años para verla con mis amigos de la época. Pero reconoceré que pese a que es un peliculón, en aquel momento me decepcionó un poco. Y todo porque cometí el error de creerme eso que le escuché decir a alguien de que era una nueva A Clockwork Orange. ¿Por qué? ¿Porque muestra un submundo de violencia y excesos pululado por gente joven? ¿Por que tiene una banda sonora potentísima? Meh. Aún hoy día no termino de entender aquella comparación.

Por suerte la perspectiva que da el tiempo borró todo trazo de aquella estúpida idea preconcebida que llevé al cine, y me ha hecho disfrutar de Trainspotting como todo el resto del mundo. Claro está, cuando hace ya varios meses escuché que Danny Boyle planeaba dirigir una secuela contando con todo el reparto principal de aquella joya, no pude contener la emoción. La poca que hoy día me queda reservada para descubrir una nueva película, claro. Que tengo dos niñas pequeñas.

T2: Trainspotting narra cómo Mark Renton (Ewan McGregor), tras un periodo de 20 años viviendo lejos de Edimburgo durante el cual ha rehecho su vida, se decide a regresar a aquella su ciudad, de la que huyó con 16.000 libras robadas bajo el brazo. Como es de esperar, los viejos amigos a quienes traicionó para conseguir el dinero, Simon (Jonny Lee Miller), Spud (Ewen Bremner) y Begbie (Robert Carlyle), no le recibirán precisamente con los brazos abiertos.

Esta película es todo un ejercicio de nostalgia, aunque probablemente funcione igual de bien para aquellos espectadores que la hayan visto sin la referencia de su película predecesora. No lo sé porque no soy uno de ellos. Yo disfruté T2:Trainspotting de principio a fin, desde la dirección de Danny Boyle hasta su de nuevo magnífica banda sonora. Por destacar algo en concreto, es de alabar la química del elenco protagonista, lo realista de sus interacciones y lo bien que se adapta cada uno de ellos a su personaje, desde el carisma de McGregor al impredecible (pero a la vez muy sabroso) temor que infunde Carlyle.

En resúmen, una buena película especialmente recomendada para todo aquel que disfrutara la primera. Tres relucientes estrellas y media.

Sunday, August 06, 2017

De editores y escritores

El otro día Crystal y yo vimos Genius, una película dirigida por Michael Grandage que adapta el libro escrito por A. Scott Berg, y que narra la historia de Max Perkins (Colin Firth), el editor de Scribner que descubrió a Thomas Wolfe (Jude Law), y que trabajó con otros escritores como F. Scott Fitzgerald (Guy Pierce) y Ernest Hemingway. El reparto lo completan las siempre estupendas Laura Linney y Nicole Kidman, interpretando aquí el papel de las respectivas esposas de los dos protagonistas.

Genius retrata la vida de un editor ocupado y de un escritor torturado, tema de por sí no muy vistoso o dado a explosiones y escenas de acción, y es verdad que la película es lenta, de ritmo pausado y deliberado, y que "no pasa mucho" aparte de ver a Perkins y Wolfe editar larguísimos manuscritos para ser publicados. Lo que se cuenta en Genius es la relación entre ambos: cómo se conocen, se hacen amigos, se necesitan el uno al otro y se obsesionan con lo que están haciendo hasta el punto de dejar de lado a sus esposas, y de cómo ambos hombres tienen que encontrar el camino de regreso a una vida familiar equilibrada, si es que eso es todavía posible. Vamos: que lo que estamos viendo es un drama humano en el que las profesiones de ambos protagonistas podrían ser otras, y la historia tendría la misma validez.

Genius es el tipo de película que se sostiene gracias a las interpretaciones de los actores, y aquí el reparto entero se luce. Como siempre suelo decir, Jude Law es incapaz de hacer hacer nada mal en mi opinión, y en Genius demuestra una vez más por qué es uno de mis actores favoritos. El resto lo hace también estupendamente, especialmente Nicole Kidman, y eso que apenas sí la vemos en pantalla.

En resumen, Genius es una película sólida e interesante que, aunque no me dejó con la boca abierta, me mantuvo interesado de principio a fin, y me hizo pensar, alegrarme, y enfadarme según los personajes se comportaban en pantalla. Le doy tres literarias estrellas y media, y se la recomiendo a los amantes de la literatura y a quienes estén interesados en las tribulaciones de editores y escritores.

Saturday, August 05, 2017

Gmep: Lord Knows, I Can´t Change

Ya que en poco más de un mes podremos ver por fin la secuela de esa gran película que es Kingsman: The Secret Service, he pensado que el gran momento en pantalla de hoy tenía que ser claramente la escena que, mientras la veía, me hizo cambiar mi opinión de "cómo estoy disfrutando" a "no me puedo creer que esté disfrutando tanto viendo esto".

Cualquiera de los que hayáis visto la película sabréis de inmediato a qué escena me estoy refiriendo. Y, para los que no la hayáis visto, no pienso ni explicaros lo mínimo necesario para entender lo que está pasando. Porque lo que tenéis que hacer es ir corriendo a vuestro videoclub más cercano y... (uy, perdón, me he equivocado de década). Decía, lo que tenéis que hacer es alquilar corriendo esta película en iTunes, Google Play o donde demonios queráis y verla ya mismo. Ya. Mismo.

Friday, August 04, 2017

De galeote a titiritero

El noveno nivel de Cervantes: perdiendo los papeles de OveR Software está protagonizado por Ginés de Pasamonte. Don Quijote conoce a Ginés cuando está preso condenado a galeras, y tras liberarlo, vuelve a encontrárselo en la segunda parte de sus aventuras bajo el nombre de Maese Pedro. Bajo este nombre, Ginés viaja con su mono adivino y su retablo de marionetas actuando de pueblo en pueblo, y es aquí que Cervantes se lo encuentra en el juego. El mono de Ginés está atrapado en una caja, y Cervantes tiene que lograr la forma de rescatarlo para recuperar la página perdida de su manuscrito. Para hacerlo... tendréis que estrujaros los sesos, porque no os voy a decir cómo hacerlo.

La acción transcurre en un corral de comedias en el que se está preparando la función. Para saber cómo representar el espacio, busqué imágenes de corrales de la época y reconstrucciones de los mismos, y utilicé varios de los elementos comunes para hacer el espacio reconocible sin tener que dibujar el corral completo. Consideré poner sillas en el suelo, pero pensé que el espacio iba a quedar demasiado abarrotado de trastos, y opté por no incluirlas. Aun así, ¡hay que ver la de cosas y objetos que hay por todas partes! ¿Tal vez demasiados? Es posible...

Mi parte favorita de este nivel es el carpintero dando martillazos al fondo. Para intentar hacer su silueta medianamente interesante y añadir algo de dinamismo a un personaje básicamente estático (excepto por el brazo con el martillo, claro), traté de resolverlo con un solo trazo curvo que va desde la punta del flequillo hasta la parte de detrás de la rodilla. Para aumentar el ritmo de esta línea, hice que la nariz y la barba se curvaran también, y que la ropa fuera sencilla y sin apenas pliegues o líneas que distrajeran de la forma principal que quería transmitir. No sé si al final logré hacerlo o no, pero al menos el ejercicio hizo que el carpintero tuviera un aspecto propio diferente al del resto de personajes, y que no fuera simplemente un personaje de usar y tirar como el que había garabateado en el boceto original.

Y esto es todo por hoy. ¡Espero que os haya resultado medio interesante!

Thursday, August 03, 2017

Popurrí de podcasts

Siempre he sido de ir con auriculares puestos por la calle, aislado del mundo exterior, llenando mis oidos de sonidos y poniendo en peligro el tráfico. Y resulta curioso pensar cómo, poco a poco, ha ido cambiando el artilugio al que llevaba éstos conectados. Un walkman con radio primero, después un discman, luego un reproductor mp3 (de varias marcas y modelos los he tenido) y, finalmente, el teléfono móvil. La tecnología, que avanza que es una barbaridad. Y yo, que llevo ya unas pocas décadas cargadas a la espalda.

Pero más curioso aún me parece cómo últimamente, a la hora de decidir qué escuchar, he ido sustituyendo la música por los podcasts. Empecé escuchando un par de ellos por curiosidad, y casi sin ser consciente de ello ahora mismo estoy suscrito en iTunes a más de una decena y los consumo con regularidad.

He pensado que hoy podría hablaros de todos y cada uno de los podcasts que escucho, de por qué lo hago y de qué salgo ganando con ello. ¿Quién sabe? Quizá os entre curiosidad por darle una oportunidad a alguno de ellos.

SCRIPTNOTES PODCAST 
(6 episodios por escuchar)
Si no recuerdo mal, el primer podcast que comencé a escuchar con regularidad es esta profunda mirada sobre el arte de escribir para la pantalla y otros asuntos que pueden interesarle a los que se dedican a ello. John August y Craig Mazin, reputados guionistas y personas con una inteligencia y un sentido común que trato de emular a diario hablan del oficio de contar historias para la pantalla grande. Si aún me quedan seis episodios por escuchar para estar puesto al día con ellos es simplemente porque he estado más de un mes con el móvil estropeado y no le he buscado sustituto. Ahora que ya lo tengo, le pondré remedio rápidamente.

THE Q&A WITH JEFF GOLDSMITH
(89 episodios por escuchar)
Llevo años escuchando este podcast, que no es si no una grabación de las entrevistas que Jeff Goldsmith realiza a directores y guionistas tras las proyecciones que organiza en L.A. de sus películas . Desde documentales independientes hasta películas de alto presupuesto, Goldsmith toca todos los palos y conduce las entrevistas de tal modo que cualquier persona interesada en saber más acerca del oficio y la logística que hay detrás de contar una buena historia no podrá dejar de escucharlo.

THE WRITERS PANEL
(79 episodios por escuchar)
Este podcast, creado y dirigido por el guionista de televisión Ben Blacker bajo el sello Nerdist, es una serie de entrevistas informales a los guionistas y creadores de nuestros programas de televisión preferidos. Cualquiera que tenga el más mínimo deseo de conocer cómo funciona la industria televisiva americana debería escucharlo. Y si, como me pasa con The Q&A with Jeff Golsmith, aún tengo varias decenas de episodios por escuchar para poder ponerme al día, es porque éstos no suelen bajar de la hora (a veces hora y media) de duración y hay cientos de ellos.

(Imagino que estáis empezando ya a ver un patrón tras los podcasts que escucho, ¿verdad?)

NERDIST COMICS PANEL
(26 episodios por escuchar)
Ben Blacker, el creador de The Writers Panel, también es un reconocido aficionado a los comics, por lo que, junto a amigos y conocidos de la industria (como Heath Corson, Adam Beechen y el mismísimo Len Wein) creó este podcast paralelo para poder entrevistar a los creadores tras nuestras novelas gráficas favoritas y descubrir cómo funciona el proceso de cada uno de ellos. Como todos hasta ahora, es un podcast infinitamente recomendable para cualquiera que esté interesado en los engranajes que mueven el oficio del que hablan.

CHILDREN OF TENDU
(0 episodios por escuchar)
Children of Tendu es un podcast creado en Marzo de 2013 por Javier Grillo-Marxuach y Jose Molina, dos guionistas originarios de Puerto Rico que llevan décadas trabajando en Los Angeles como guionistas para televisión. Los episodios de su podcast tienden a ser largas conversaciones entre los dos en las que recuerdan anécdotas del pasado y, sobre todo, desgranan cómo se vive dentro de una writer's room.

YOU HAD US AT HELLO
(4 episodios por escuchar)
Tess Morris y Billy Mernit presentan este podcast enfocado en un género cinematográfico tan denostado como la comedia romántica. Aunque adoro el género en cuestión y me interesa la opinión de ambos, debo reconocer que aún no he escuchado uno solo de los cuatro episodios que han sacado hasta el momento. ¿La razón? Que dedican el primer episodio a desgranar La La Land... y yo aún no la he visto.

THE DIRECTOR'S CUT - A DGA PODCAST
(69 episodios por escuchar)
La Director's Guild of America comenzadó hace unos meses a hacer públicas en forma de podcast las entrevistas a directores que programan tras las proyecciones, solo para miembros, de sus películas en L.A.. El entrevistador en cuestión varía para cada proyección, pero siempre se trata de otro miembro de la DGA, por lo que podemos escuchar a Martin Scorsese entrevistando a Steven Spielberg, a Christopher Nolan entrevistando a Edgar Wright o incluso a Kevin Smith haciendo lo propio con Werner Herzog.

AMERICAN CINEMATOGRAPHER PODCASTS
(66 episodios por escuchar)
El enésimo podcast de la lista centrado en entrevistas relacionadas con el séptimo arte (y no es aún el último) es este que comenzó en 2007 y aún hoy muy de cuando en cuando saca un nuevo episodio. Los entrevistados esta vez son directores de fotografía y miembros de la American Society of Cinematographers (que es quien produce el podcast), que desgranan su labor de un modo que es iluminador para quien esté interesado en el tema (y perdón por el juego de palabras). Ahora bien, aviso a los neófitos de que el riesgo de que comiencen a hablar de lentes, luz y color en términos técnicos es muy alto.

CONVERSATIONS ON CINEMATOGRAPHY
(0 episodios por escuchar)
Básicamente un calco de el anterior, éste podcast también producido por la American Society of Cinematographers tuvo una corta carrera y lleva sin sacar un episodio desde 2010.

CREW CALL
(0 episodios por escuchar)
El último podcast de la lista dedicado en exclusiva a entrevistar a profesionales del cine, Crew Call tiene la particularidad de estar centrado en las impresiones y conocimientos de la gente que trabaja below the line. Es decir, todos aquellos que han contribuido a la creación de la película, corto, documental o serie de televisión y de quienes, por el puesto que ocupan durante la producción, se da por hecho que su contribución al resultado final no ha sido vital desde un punto de vista creativo. Así, en este podcast podemos escuchar entrevistas a ayudantes de dirección, transportistas y técnicos de sonido. Gente sin cuyo trabajo la película no es que pudiera haber resultado creativamente mejor o peor: es que no habría existido.

JEDI JOURNALS: STAR WARS LITERATURE PODCAST

(1 episodio por escuchar)
Aunque parezca increíble, también escucho algún que otro podcast no relacionado directamente con la industria del cine y la televisión. Éste es uno de ellos, centrado en los lanzamientos literarios relacionados con la franquicia Star Wars, bien sean en forma de novelas, cómics o revistas. Es entretenido, me permite mantenerme al día de algo que siempre me ha gustado y sólo producen uno al mes. Bien cómodo.

REBEL FORCE RADIO: STAR WARS INFLUENCES
(1 episodio por escuchar)
El segundo de los tres podcasts de la lista relacionados con la saga galáctica más famosa de la historia es este Influences, en el que Jimmy Mac, uno de los creadores de Rebel Force Radio, y Paul Bateman, artista y diseñador conceptual que aprendió directamente del mismísimo Ralph McQuarrie, hablan de las influencias que hicieron que las películas de Star Wars sean como son. Me gustaría que hablaran más en profundidad del pasado en lugar de centrarse tanto en los nuevos trailers y fotos que van apareciendo de las nuevas producciones, pero no deja de ser entretenido e informativo.

REBEL FORCE RADIO: STAR WARS OXYGEN
(0 episodios por escuchar)
Sin duda alguna una de las joyas de la lista, este programa, también conducido por Jimmy Mac y co-presentado por ese hombre del Renacimiento que es David Collins, se centra en la música que el maestro John Williams compuso para la saga creada por George Lucas. Y lo hace con una profundidad, un conocimiento, una perspectiva y una capacidad de interpretación que no hace sino dejarme con la boca abierta episodio tras episodio. O al menos lo hacía antes de que dejaran de sacar episodios en Enero. La ausencia de Oxygen ha dejado un vacío tan grande en mi vida (al que solo ahora, tras siete meses, estoy comenzando a acostumbrarme) que no puedo recomendar encarecidamente que lo escuchéis, tanto si sois fans de Star Wars como de sus bandas sonoras. O de la música en general.

SIDESHOW SOUND RADIO
(129 episodios por escuchar)
Dado que el parón en Star Wars Oxygen, como ya he dicho, dejó un vacío en mi pecho que necesitaba llenar, me puse a buscar como un loco otros podcasts relacionados con el análisis de bandas sonoras que me pudieran quitar un poco el mono. Y me encontré con Sideshow Sound Radio, una cadena que alberga varios podcasts de formato similar realizados por un puñado de compositores americanos y británicos, en los que hablan sobre sus bandas sonoras favoritas, ya sean de películas, series o videojuegos. Ideal para descubrir decenas de ejemplos de buena música que nos hayan pasado desapercibidos hasta el momento.

ART OF THE SCORE
(7 episodios por escuchar)
En esa búsqueda de otros podcasts que pudieran cubrir el vacío que dejó Oxygen, hace cosa de un par de meses me crucé con este otro, en el que sus presentadores, un puñado de amigos australianos, profesionales y aficionados a la música, analizan de un modo pormenorizado la banda sonora de varias películas. Por suerte para mí, los dos primeros episodios estuvieron dedicados íntegramente a la banda sonora de Raiders of the Lost Ark, lo que hizo que mi sed de análisis de las partituras escritas por John Williams se viera sofocada con creces. Igual que Oxygen, un podcast imprescindible para cualquier amante de la música como instrumento para contar una historia.

Wednesday, August 02, 2017

La caja de Gwendy

Gwendy's Button Box es una novela corta (o una historia larga) escrita por Stephen King y Richard Chizmar que se lee en menos de dos horas, y que creo sería una buena historia para una hipotética adaptación cinematográfica. El relato está protagonizado por la joven Gwendy, una niña de doce años que un buen día se encuentra con un misterioso hombre vestido de negro que le hace un regalo de lo más peculiar: una caja con ocho botones y dos manivelas, y unas instrucciones de uso más bien vagas. Rápidamente, Gwendy se da cuenta del terrible potencial destructivo de la caja, que puede concederle cualquier cosa que desee, pero también causar los desastres más tremendos. Le toca a Gwendy, a través de los varios años que dura la historia, decidir cómo usarla.

Sin ser uno de mis relatos favoritos del Maestro de Maine (y su co-escritor en esta ocasión, del que jamás había oído hablar), Gwendy's Button Box es una historia entretenida, tensa, con momentos oscuros y fantásticos, pero al mismo tiempo real como la vida misma a la hora de tratar y describir las inseguridades adolescentes de la protagonista. Si os apetece leer algo corto e interesante, sin duda os recomiendo este cuento. ¡Cuatro misteriosas estrellas!

Tuesday, August 01, 2017

GMEP: The Cat's Meow

El gran momento en pantalla de hoy (con esa cara lo digo, sí señor, como si no hubieran pasado ya seis años desde que publiqué el último de ellos) nos lleva atrás en el tiempo a junio de 2011, cuando Morgan Freeman recibió más que merecidamente el Life Achievement award entregado por el American Film Institute como reconocimiento a toda su carrera.

En una ceremonia distendida, el mítico actor nacido en Memphis, que en aquel momento acababa de cumplir 74 años (y que hoy ya ha llegado felizmente a los 80) fue homenajeado por sus amigos y colegas de profesión. Si queréis ver el propio arranque de la gala, y para mí el mejor momento televisado de la noche... dadle al play. Las risas están aseguradas.

Monday, July 31, 2017

El barco encantado

El octavo nivel del videojuego Cervantes: perdiendo los papeles de OveR Software transcurre en el interior de un barco encantado anclado en la costa catalana. Allí, el salteador de caminos Roque Guinart ha perdido sus pistolas, y el esforzado Cervantes se ofrece a ayudarlo a cambio de su página perdida. Las pistolas están a la vista, pero un fiero mastín leonés no deja que nadie se acerque, así que el buen escritor tendrá que encontrar la manera de distraerlo para que Guinart pueda recuperar sus armas.

Para dibujar este nivel, estuve mirando maquetas e ilustraciones de navíos de la época, aunque el resultado final es bastante genérico y no representa a ningún tipo de barco en particular. En lo que al perro se refiere, quería dibujar una raza originaria de la Península, y cuando di con el mastín leonés, supe que tenía que usarlo.

Como este nivel no es muy complicado, no tengo nada más que decir, la verdad. ¡Espero que os guste!

Sunday, July 30, 2017

Pues llorar, cojones

Una de las ventajas que tiene haber tenido el móvil apagado durante un mes (lo que tardaron en llegarme las partes y herramientas necesarias para poder cambiarle la pantalla, que la tenía reventada), es que de repente uno parece tener más tiempo libre. Todos esos ratos sueltos que solía llenar con rápidas miradas a mi feed de WhatsApp, o con sospechosas consultas a la Wikipedia, se convierten en largos momentos que pueden ser llenados sin necesidad de agachar la cabeza sobre una minúscula pantalla. Uno puede perder la mirada hacia el horizonte, simplemente pararse a pensar o, incluso, coger un libro y leer unas decenas de páginas.

En esa situación me encontré precisamente hace unos días en casa de mis padres, cuando me di cuenta de que, tras una sabrosa comida en el jardín, y con los niños entretenidos jugando en la piscina, todo el mundo a mi alrededor estaba dándole a la pantalla táctil. Como no podía hacer lo propio, me levanté y me puse a revolver por entre las estanterías de mis padres, a ver qué libros interesantes tenían al alcance de la mano. Libros de cocina... meh, no ahora mismo. Madame Bovary... eeexcesivo.

En ésas estaba cuando me encontré con un libro pequeño, con fuente grande y repleto de ilustraciones y de humor. Trae para acá. Sin dudarlo un instante me lo llevé de vuelta a mi silla y me puse a leerlo con calma, sabiendo que no me iba a importar parar y dejarlo en cualquier momento. Solo que ese momento no llegó, y un buen rato después me encontré con que me había leído del tirón sus escasas ciento cincuenta páginas de extensión.

La vida según San Francisco, publicado en 2002 por Santillana, es una colección de los monólogos de humor interpretados por Enrique San Francisco en el programa El club de la comedia desde su estreno en 1999. Recuerdo haber visto a San Francisco interpretar alguno de los monólogos que, inteligentemente editados, aparecen en este libro. Y, como no podía ser de otro modo, no hay color. Que nadie me entienda mal, la versión escrita no deja de ser graciosa, e hilarante en ocasiones. Pero no es lo mismo leerla que escuchar el ritmo de la voz de San Francisco y la intención que pone tras cada palabra. Si no fuera por el vaso de cerveza del que se acompaña siempre, diría que el humor de San Francisco es el paradigma del humor seco.

(Gracias, gracias. No olviden darle propina a las camareras.)

En resúmen, si queréis reir durante un buen rato y no podéis acercaros a vuestro teatro, bar o sala en la que programen monólogos, y además se os ha caído Youtube, leed este libro. Le doy tres hilarantes estrellas sobre cinco.

Saturday, July 29, 2017

Buscando a Avellaneda desesperadamente

Escrita por Alfonso Mateo-Sagasta, Ladrones de tinta es una entretenida novela histórica que mezcla realidad con ficción con una trama de lo más interesante. En 1614, el editor de El Quijote, don Francisco Robles, está que echa espumarajos por la boca por una muy comprensible razón: un tal Alonso Fernández de Avellaneda acaba de publicar la segunda parte de las aventuras del ingenioso hidalgo Don Quijote de La Mancha, con lo que las posibilidades de que Miguel de Cervantes publique la verdadera continuación de la popular novela han disminuido considerablemente. Y si Cervantes no escribe el libro, Robles se va a ver en un angustioso aprieto económico, así que el editor decide enviar a uno de sus empleados, Isidoro Montemayor, a la búsqueda de Avellaneda. Sin embargo, esto es más fácil decirlo que hacerlo, ya que "Avellaneda" es un pseudónimo tras el que nadie admite esconderse.

Con la excusa de buscar a Avellaneda, Alfonso Mateo-Sagasta hace que su protagonista nos muestre la vida en el siglo XVII, y que conozca a genios del Siglo de Oro como Lope de Vega, Francisco de Quevedo, Luis de Góngora, y el mismo Cervantes, así como a nobles y otras figuras destacadas de la época. Todo esto lo logra a través de vivas y detalladas descripciones de lugares, comidas, y costumbres, y con personajes que tipifican cómo vivían los españoles del XVII, qué comían, y de qué trabajaban.

Ladrones de tinta me hizo pasar un rato estupendo, y aunque a veces se me hizo un poco larga y repetitiva (Montemayor no hace más que andar de acá para allá entrevistándose con gente), me parece de lo más recomendable para ver al siglo XVII cobrar vida, y alternar con algunos de los talentos más grandes de la literatura española. Le doy tres estrellas y media, y os recomiendo que le deis una oportunidad si os suena interesante.

Friday, July 28, 2017

La mesa escoba

No hay como ponerse una comedia ligera al final de un largo día para expulsar el estrés y los malos pensamientos del cuerpo. Eso es lo que pensamos mi mujer y yo hace unas pocas noches, tras un día de julio lleno de idas y venidas con el coche, de juegos infantiles y de agotamiento extremo. Tras acostar a las niñas, y dispuestos a quedarnos dormidos en el sofá sin sentir remordimiento alguno, nos preparamos una rápida cena y nos plantamos frente al televisor para ver Table 19.

Dirigida por Jeffrey Blitz, con guión escrito por él sobre una historia creada junto a Mark y Jay Duplass (al menos eso me dice IMDb), Table 19 es la historia de cómo Eloise (Anna Kendrick) decide acudir a la boda de su mejor amiga pese a haber visto rota su relación con el hermano de ésta unos pocos días antes. De ser la dama de honor pasa así a ocupar la mesa 19, la de los familiares y conocidos tan tangenciales que no pintan nada en la boda, poblada por personajes tan dispares como la antigua niñera Jo Flanagan (June Squibb), el simpático aunque vergonzante Walter (Stephen Merchant), los semi-colegas del padre de la novia, Bina y Jerry Kepp (Lisa Kudrow y Craig Robinson) y el patético Renzo (Tony Revolori).

Pese a estar centrada en el personaje interpretado por Anna Kendrick, Table 19 es una película coral, con actorazos de la talla de June Squibb, de dotes cómicas más que probadas, Lisa Kudrow, Craig Robinson o Stephen Merchant, quien explota al máximo su particular físico. Dicho esto, debrería aclarar que Table 19 no es tanto Wedding Crashers como Sideways. Los momentos de humor suelen estar salpicados por el drama, y la historia termina recompensando al espectador si éste supera sus expectativas iniciales acerca del tono que va a tener la película.

Puede que tenga un 23% en Rotten Tomatoes, pero a la hora de la verdad eso no termina de significar nada, ni hace que mi experiencia viendo la película no fuera buena. Será porque me encanta ver en pantalla a los actorazos que la protagonizan. O quizá será porque la historia no se esconde y termina mostrando a todos los personajes como a personas reales en lugar de caricaturas. O quizá sea que soy un moñas y me gusta de vez en cuando ver películas que me hacen reir y empatizar, y que me sorprenden sin llevarme de la mano ni tampoco tratar de reinventar su género.

Tres bien merecidas estrellas y media sobre cinco.

Thursday, July 27, 2017

El coloquio de los perros

El séptimo nivel de Cervantes: perdiendo los papeles, juego de OveR Software de próxima aparición, está protagonizado por Berganza y Cipión, los dos locuaces perros que Cervantes retrató en una de las historias recogidas en sus Novelas ejemplares, aptamente titulada El coloquio de los perros.
En el relato, la canina conversación tiene lugar de madrugada, a las puertas del Hospital de la Resurrección en Valladolid, así que decidí situar ahí la acción. Sin embargo, uno de mis compañeros de equipo, el celebérrimo J. Felipe (famoso en el mundo entero por su podcast Gameffect), decidió que estaría bien que este nivel contara con múltiples escenarios, con lo que Cervantes tiene que entrar en el hospital y recorrer varias de sus estancias.

Con las cosas medio claras, pasé a la acción y busqué fotos del antiguo hospital, que se derribó hace ya tiempo. Para mi sorpresa, se conserva una fotografía del lugar, así que la utilicé de inspiración para dibujar la fachada; pero del resto del edificio no queda registro gráfico alguno (y si lo hay, no lo encontré), con lo que me lo tuve que inventar todo. Eso sí: busqué fotos e ilustraciones de cómo eran las habitaciones que necesitaba en el siglo XVII, y aunque no las seguí al pie de la letra y me tomé alguna que otra libertad, espero al menos haber logrado un mínimo de verosimilitud.
Pese a saber qué estancias tenía que dibujar, lo cierto es que no estaba muy seguro de cómo quería representar cada espacio, y acabé haciendo dos y tres (y, en algunos casos, hasta cuatro) bocetos para cada habitación, pero como tampoco es plan de cargar esta entrada con imágenes, sólo os enseño los bocetos elegidos que utilicé para dibujar los decorados finales.

Como supongo que ya os habréis imaginado, este nivel me llevó un montón de trabajo debido al número de escenarios, pero al menos es el único que tiene tantos, ya que todos los demás (con un par de excepciones) tienen sólo uno, lo que me facilitó las cosas enormemente. Con las horas que invertí en este nivel, ¡podría haber hecho dos extras!

En fin. ¡Espero que esta entrada os haya resultado medianamente interesante, y que volváis pronto!

Wednesday, July 26, 2017

Trailers a tutiplén

Como ya señaló el bueno de Fel hace tan solo dos días, ya tenemos por fin ante nuestros ojos el primer trailer de Ready Player One, la esperada nueva película de ese nunca suficientemente alabado director que es Steven Spielberg. El propio Rey Midas de Hollywood hizo aparición el pasado sábado en el Hall H de la San Diego Comic Con para presentar el nuevo avance de esta nueva película basada en la novela homónima de Ernest Cline.

Pero, por supuesto, Ready Player One no fue el único estreno inminente en desvelar nuevo metraje en forma de trailer durante la edición de 2017 de la convención de cultura popular más famosa de todas. Decenas y decenas de otras películas y series lanzaron sus nuevos avances durante el evento.

CINE

De entre los largometrajes destacan los próximos grandes estrenos de Marvel y DC, Thor:Ragnarok (que tiene una pinta estupendísima) y Justice League. Pero no podemos olvidar también próximos estrenos como Kingsman: The Golden Circle (que, al menos yo, espero ansioso), o la secuela a Pacific Rim, que será estrenada a principios del próximo año. Ordenados por fecha de estreno, éstas son algunas de las principales películas que presentaron nuevo trailer:

Kingsman: The Golden Circle (estreno USA y España: 22 de Septiembre)

The LEGO Ninjago Movie (estreno USA y España: 22 de Septiembre)

Thor: Ragnarok (estreno España: 27 de Octubre; estreno USA: 3 Noviembre)

Justice League (estreno USA y España: 17 de Noviembre)

Pacific Rim: Uprising (estreno USA y España: 23 de Febrero de 2018)


TELEVISIÓN

En lo que a la pequeña pantalla de refiere, varios buenos puñados de series presentaron nuevo avance. Entre ellas, algunas ya consagradas como Game of Thrones (que, curiosamente, estrenó trailer para su nueva temporada a pesar de haber comenzado ya a emitirla), The Walking Dead y Stranger Things. Pero también series nuevas como Star Trek: Discovery o Defenders, que unirá a los cuatro protagonistas de las cuatro series Marvel en Netflix (Daredevil, Jessica Jones, Luke Cage y Iron Fist) en su lucha contra el mal. A continuación, ordenadas por fecha de estreno, éstas son varias de las principales series que presentaron nuevo tráiler:

Game of Thrones - Season 7 (estreno USA: 16 de Julio en HBO)

Marvel's The Defenders (estreno: 18 de Agosto en Netflix)

Star Trek: Discovery (estreno USA: 24 de Septiembre en CBS)

Gotham - Season 4 (estreno USA: 28 de Septiembre en Fox)

Marvel's Inhumans (estreno USA: 29 de Septiembre en ABC)

The Walking Dead - Season 8 (estreno USA: 22 de Octubre en AMC)

Stranger Things - Season 2 (estreno: 27 de Octubre en Netflix)

Westworld - Season 2 (estreno: 2018 en HBO)

Tuesday, July 25, 2017

Batalla por la supervivencia

Hacía un año que Crystal y yo no pisábamos el cine (con una excepción por mi parte: Rogue One el pasado diciembre), y nuestro regreso a la sala más cercana no podría haber sido más triunfal: War for the Planet of the Apes, película dirigida por Matt Reeves que concluye la excepcional trilogía que comenzó con Rise of the Planet of the Apes en 2011.

En esta ocasión, los simios y los humanos han llegado al punto de ruptura en su difícil relación. Por un lado, Caesar (Andy Serkis) y sus simios sólo quieren que los dejen vivir en paz y no le desean el mal a nadie. Por otro, el implacable militar conocido simplemente como el Coronel (Woody Harrelson), quiere exterminarlos a todos para que la humanidad no termine esclavizada. Y en medio, montones de enfrentamientos, conflicto, y momentos tan trágicos como estimulantes.

De principio a fin, War for the Planet of the Apes resulta tensa, emocionante, dramática, oscura, y derrocha sentimiento por todas partes, gracias sobre todo a unos personajes magníficos y bien construidos cuyas aventuras y desventuras hemos venido siguiendo desde el primer film de la serie. Y hablando de la serie, tengo que hacer la siguiente pregunta: ¿acaso puede ser esta trilogía la mejor de todos los tiempos? Simplemente formular la pregunta es crear polémica automáticamente, lo sé, pero personalmente le doy un diez a las tres películas de la serie, así que tengo que al menos plantearlo. Pero tanto si pensáis que estoy loco como si no, os recomiendo que volváis a ver Rise y Dawn, y que después os acerquéis al cine más cercano a disfrutar esta colosal película, que bien vale la pena, y que sin duda ocupará uno de los puestos de honor en mi lista anual de películas favoritas. ¡Cinco evolutivas estrellas!

Monday, July 24, 2017

¿Estáis preparados?

¡Por fin se ha revelado el primer tráiler de Ready Player One, película dirigida por Steven Spielberg basada en el libro de Ernest Cline del que Nash y yo ya os hablamos en su día, y que se estrena el 30 de marzo. ¡Echadle un vistazo, y no os perdáis la docena de guiños que contiene!

Best. Game. Ever.

[Escribí este post allá por finales de 2010 y principios de 2011 pero nunca llegué a publicarlo. Desde entonces ha estado ocupando un pírrico aunque simbólico espacio en el disco duro de mi ordenador. Lo recupero aquí porque sí, porque yo lo valgo, y porque, raro como es, no parezco terminar de avergonzarme ni de su redacción, ni de su contenido.]

Cuando, hace ya más de un año, mi novia [hoy mujer] Rebeca me regaló la Wii, puse mis miras casi directamente en el servicio de Consola Virtual, que permite jugar a juegos de consolas de generaciones anteriores. Por un módico precio, disfruté por primera vez desde hacía más de veinte años con The Legend of Zelda, aquel juegazo para la NES. Y descubrí también dos juegos a los que nunca había podido echar el guante antes: las continuaciones Zelda II: The Adventure of Link, y Legend of Zelda: A Link to the Past, para NES y SuperNES, respectivamente. Mi siguiente elección era obvia.

Ya desde que fue puesto a la venta por vez primera para la N64, el archiconocido The Legend of Zelda: Ocarina of Time, cuarta entrega de la serie Zelda para consolas de salón, fue considerado uno de los mejores juegos de la historia. Aún hoy es incluido en la mayoría de listas confeccionadas sobre el tema. Como antiguo jugón nintendero, cuando el servicio de Consola Virtual se cruzó en mi camino no pude seguir más tiempo obviando el tema. ¿Será cierto lo que se dice del juego, o será un típico caso de mucho ruido y pocas nueces?

Bien, por suerte nueces hay muchas, aunque se llamen nueces deku y sirvan para paralizar por unos segundos a los enemigos. Y también hay nueces metafóricas, muchas de ellas, de ésas que sirven para justificar todo el hype que ha recibido este juego durante ya más de una década. Y es que parece increíble que este juego tenga tanto tiempo, porque no tiene nada que envidiar a la mayoría de los actuales. Se podría decir que en el apartado gráfico ha quedado un poco desfasado ya, pero el diseño de escenarios está tan bien hecho que no importa ver alguna forma poligonal que otra.

Meses me ha costado completar este juego de aventuras, un sandbox de manual mucho antes de que ese tipo de juegos fueran la norma. Las cosas por hacer son tantas y tan variadas, el mundo por el que nos movemos tan enorme, que no es tarea rápida acabar con el malvado Ganondorf y rescatar a la princesa Zelda. Inmersos en una época de juegos de dificultad ultrafácil que valen una media de sesenta euros, pagar diez por un juego que me ha hecho disfrutar durante varias decenas de horas me parece un negocio estupendo.
Me quedaría sin aliento para exaltar las virtudes de este Ocarina of Time. Tiene un sonido fantástico, un sistema de movimiento y combate muy intuitivos y una buena cantidad de armas y objetos que el jugador puede utilizar. Mención aparte merece la música, repleta de temas que, para mí, ya se han convertido en míticos. Ahora bien, si tuviera que destacar una sola cosa por encima de las demás, si sólo pudiera utilizar una razón para convencer a la gente de la grandiosidad de este juego, sería sin duda su historia. Una palabra me sobra para describirla: épica. O, mejor, epiquísima. Desde el sencillo comienzo en el que nuestro héroe no es más que un pequeño niño del bosque que aprende a moverse por el mundo, hasta, varios años después, la épica batalla final, la historia de Ocarina of Time es vibrante, apasionante, y algún otro adjetivo sufijado con -ante que significa que contiene buenas dosis de humor.

Por si no ha quedado claro del todo, lo repetiré una vez más. Jugad a este juego. Todos. Sea como sea. En la Wii, en 3DS o incluso con un emulador y un buen mando para PC. Que no se diga que no os advertí.

Sunday, July 23, 2017

Los dos rufiancillos

El sexto nivel del videojuego Cervantes: perdiendo los papeles que OveR Software publicará este otoño está protagonizado por Rinconete y Cortadillo, los personajes principales de la historia homónima de Cervantes incluida en sus Novelas ejemplares. Para dibujarles la ropa, me inspiré en el famoso cuadro de Murillo Niños comiendo uvas y melón, y para hacer la Venta del molino que se ve al fondo, estuve buscando imágenes de ventas de la época que me sirvieran de inspiración.

Hablando de la venta, no sabía si quería mostrarla entera de lejos, o si sería mejor acercar más la cámara a la fachada, así que hice dos bocetos y se los presenté al resto del equipo para que me dieran su opinión. Al final, decidimos mostrar la venta completa, y no sólo por fuera, sino también por dentro, ya que este nivel cuenta con un segundo escenario dado que Cervantes tiene que entrar en la venta para encontrar uno de los tres objetos que Rinconete y Cortadillo le piden a cambio de la página del manuscrito.
¡Para saber qué objeto es y cómo obtenerlo, tendréis que jugar al juego!

Saturday, July 22, 2017

Señorita escarlata

Hace ya mucho tiempo que perdí la costumbre de leer. Mientras que durante mi adolescencia y temprana adultez devoraba insaciable toda clase de novelas, desde Drácula hasta El Quijote, desde Johnny Got His Gun hasta las novelas del Universo Expandido de Star Wars, mi proverbial indolencia pronto comenzó a hacerse tan incontenible que comencé a dejar de lado eso que hasta entonces había sido una pasión. Seguí leyendo, claro, e incluso he llegado a hablar aquí de alguna de esas lecturas, pero a un ritmo pausado y cansino, que no fue sino el preludio a dejar de leer casi por completo. Tal y como, finalmente, acabé haciendo pocos años atrás. No fue una decisión consciente, desde luego, pero su efecto en mí se hizo notar igualmente.

Siempre he querido seguir leyendo. Es más, llevo años flirteando con la idea de releerme Lord of the Rings, con terminarme de una vez por todas la saga de la Torre oscura, con devorar a Lovecraft, a Tolstoi y a Hemingway. Ahora que mis hijas van a cumplir los tres años, que van a ir al colegio y voy a tener más tiempo libre, me veo ligeramente capaz de dar un paso adelante y comenzar a leer de nuevo, poco a poco, para ir cogiendo el hábito con alfileres y muy cuidadosamente. Así que empezaré, o, más bien, he empezado a leer de nuevo. Algo fácil y atractivo, que no estoy para meterme el Ulysses entre pecho y espalda. Así que, ¿por qué no empezar por una saga de novelas y relatos cortos que ya conozco de sobra, sé que me van a gustar, y que siempre he querido leer al completo y por orden de publicación?

A Study in Scarlet, novela de apenas ciento veinte páginas (al menos en mi edición), fue publicada por primera vez en 1887 en la revista Beeton's Christmas Annual, y marca la primera aparición del más famoso duo de detectives de la historia: Sherlock Holmes y el Doctor John Watson. Durante el transcurso de la novela se conocen, se mudan a vivir a su famoso apartamento en 221B Baker Street y resuelven (o, más bien, Sherlock lo hace y Watson es testigo y cronista de ello) uno de los primeros casos del famoso detective consultor, los asesinatos de Drebber y Strangerson, aparentemente fruto de un complot político.

Si bien (o quizá porque) hace ya más de un par de décadas que leí varias de las novelas y relatos cortos escritos por el nunca suficientemente alabado Conan Doyle, no termino de recordar que ésta fuera una de ellas. Gracias a las innumerables adaptaciones que lo han mostrado en cine y televisión ya tenía una imagen muy clara del encuentro entre Holmes y Watson, e, incluso, ciertas nociones sobre este misterioso caso en concreto. Y dado que unas cuarenta de las 120 páginas durante las que transcurre la historia narran en forma de flashback el pasado del culpable durante las décadas anteriores (y que el autor del prólogo en mi edición, un tal Loren D. Estleman, recomienda directamente saltárselas), y yo no recordaba nada de esto, deduzco con firmeza que, sí, ésta es la primera vez que leo la historia origen del más grande detective de ficción de todos los tiempos. Elemental.

Pese a la juventud de ambos protagonistas en esta novela, ya vemos a Holmes fumando en pipa y utilizando una lupa para inspeccionar la escena del crímen (la primera vez, según la wikipedia, en que dicho objeto es utilizado por un detective de ficción). Se nos menciona de pasada la famosa habilidad del detective para tocar el violín, así como su destreza también en la práctica del boxeo y la esgrima. Y descubrimos el famoso conocimiento exhaustivo del detective en campos como la química y la botánica, y su aún más famoso desconocimiento total en campos inútiles para su profesión, como la Literatura y la Astronomía. Hasta el punto, por ejemplo, de desconocer que la tierra gira alrededor del sol.

También conocemos por primera vez al también famoso inspector Lestrade y a su colega Gregson de Scotland Yard, que en esta novela goza de la misma importancia que Lestrade, pero de quien desconozco si ésta no será también su última aparición en estas historias, dada su nula fama posterior.

Es espectacular ver la cantidad de cosas que Conan Doyle hizo bien en esta primera novela de su saga más famosa, hasta el punto de que las historias posteriores poco van a poder aportar nuevo al legado Holmes. Porque ya está casi todo aquí. Y es cierto, como siempre en estos casos, que Conan Doyle no creó algo cien por cien original. Es imposible negar la influencia del también conocidísimo relato de Edgar Allan Poe The Murders in the Rue Morgue, y la semejanza del método Holmes con el de Auguste Dupin, el detective francés protagonista de aquella historia. Hasta el propio Conan Doyle lo señala, haciendo que Holmes y Watson discutan precisamente sobre ello en esta novela. Pero, como digo, todas las historias se han contado siempre así, unas sobre otras. Si alguien quiere ver tal influencia como un demérito o una falta de originalidad es libre de hacerlo, pero que sepa que no hay obra cultural humana que se libre de ello.

Con ello y con todo, incluso con ese flashback que nos aparta de Holmes y Watson durante todo un tercio de la novela (y que aún hoy día suscita polémica), la perspectiva que da el tiempo dice que A Study in Scarlet, criticada con cierta negatividad en su día, es una obra maestra indispensable se la mire por donde se la mire. Su lectura no sólo me recordó a mis años mozos, sino que me hizo disfrutar horrores con una prosa que, pese a tener ya sus buenos 130 años, es muy moderna y resulta deliciosa de seguir.

Cinco humeantes pipas de tabaco.