Thursday, May 29, 2014

Bostezos atómicos

Tras haber visto Godzilla hace un par de días, no me queda sino preguntarme: ¿acaso seré yo el raro? (No hace falta que me contestéis, majos.) Y es que, a pesar de las estupendas críticas, la gran recaudación que lleva, y lo mucho que parece estar gustando, qué queréis que os diga: yo me aburrí como una ostra, y bien podría haberme levantado y salido del cine a mitad película sin volver la vista atrás, y no me habría perdido nada. Lo único que de verdad me gustó fueron los primeros veinte minutos, o lo que es lo mismo, la parte de la película que transcurre en Japón. A partir de ahí, Godzilla no es sino un montón de planos de helicópteros volando de acá para allá, un montón de soldados persiguiendo bichos gigantes, y toneladas y toneladas de derrumbamientos, escombros y desastres varios. Lamentablemente, la acción me pareció tan sosa, genérica y falta de imaginación como carentes de interés me resultaron los personajes y sus situaciones particulares (todo ello post-Japón, recordemos). Eso sí: los efectos especiales son excelentes, Godzilla parece real como la vida misma, y la monocromática batalla final es visualmente atractiva e interesante. Aun así, y pese a que soy consciente de que mi siguiente afirmación podría muy bien costarme el carnet de cinéfilo de por vida, creo que la vilipendiada versión de Roland Emmerich de 1998 me resultó infinitamente más entretenida cuando la vi hace ya dieciséis años, aunque también es verdad que entonces aún era joven y fácilmente impresionable. Pero vamos: si veis esta nueva Godzilla, no dejéis de decirnos qué os parece, lo equivocado que estoy, y en qué universo paralelo la blasfemia de Emmerich podría ser mejor que... que... que cualquier otra película de la historia. Abierto queda el debate.

Tuesday, May 27, 2014

Aerolíneas Gaudí

¿Qué aspecto habría tenido un avión diseñado por el famoso arquitecto Antonio Gaudí? Esta pregunta se me ocurrió hace algo más de un año, y no fue hasta hace unos días que plasmé la respuesta en papel. Lo más probable es que, de haber diseñado uno, Gaudí hubiera hecho algo completamente diferente, pero debo decir que me lo he pasado en grande tratando de imitar su estilo y aplicándolo a algo completamente absurdo, ya que un avión modernista como éste sería de lo menos aerodinámico, pero bueno.
En cuanto al dibujo en sí, hice el encaje a lápiz rápidamente y lo entinté con igual celeridad, y luego lo coloreé con mi Cintiq con también bastante presteza. ¡Espero que os guste!

Sunday, May 25, 2014

Nostalgia

Yo fui a EGB es un simpático repaso a las décadas que todos nosotros pasamos en el cole cuando la EGB estaba vigente. Este libro, escrito por Javier Ikaz Y Jorge Díaz, no es sino la versión en papel del grupo de Facebook y posterior blog que ambos amigos empezaron para recordar (y hacernos recordar a nosotros) todo lo que nos encantaba a finales de los setenta, durante los ochenta y a principios de los noventa: chucherías, series de televisión, dibujos animados, revistas, juegos en el recreo, libro de texto, grupos musicales, los primeros vídeo clubs, y un montón más de temas que seguro os arrancarán tantas sonrisas como a mí.

Aunque he dicho que este libro es la versión en papel de las correrías electrónicas de sus autores, la verdad es que leí el libro en formato digital, lo que creo fue una buena idea dado el gran número de fotos a todo color que se incluyen. De principio a fin, me encontré con infinidad de cosas que recordaba (como las pegatinas de la Teleindiscreta o el Frigurón), otras que había olvidado por completo y que redescubrí con placer (como el Bubo o los chicles Cheiw), y alguna que otra que desconocía por completo. Además, los autores incluyen varios controles sorpresa para ver cuánto recuerdas de los 80, y debo decir que saqué bastante buena nota en la mayoría, ya que pude contestar sin vacilación quién había presentado las distintas temporadas del Un, dos, tres y cuáles eran sus mascotas (ah, Botilde...), o que la mejor marca de camisetas interiores era, sin duda, Damart Thermolactyl.

En resumen, y como supongo que ya os habréis imaginado, esta colección nostálgica va destinada a un público muy específico que seguramente disfrutará recordando cómo jugaba a Churro va en el patio del colegio, cómo cantaba El súper disco chino junto a Enrique y Ana, o cómo se tenía que ir a la cama cuando Casimiro hacía acto de presencia en la televisión. Al resto, el libro lo dejará indiferente, pero a mí me ha resultado una lectura de lo más agradable y que no puedo dejar de recomendaros. Leed, pues, y rememorad.

Friday, May 23, 2014

Nuevas aventuras espeleológicas


Como hacía varios meses de mi primera visita a The Cave, decidí regresar a esta cueva del crimen tras terminar Undead Nightmare para pasarme el juego con otros personajes diferentes. Si recordáis lo que os conté sobre The Cave en enero, el jugador debe elegir tres de los siete personajes disponibles en cada partida, y dado que la primera vez escogí a los gemelos, el monje y la viajera del tiempo, todavía me quedaban cuatro personajes nuevos con sus correspondientes niveles inexplorados para desvelar los misterios de la cueva. Así pues, y tras pensármelo muy mucho, escogí a la aventurera, al caballero y al paleto sureño, y descendí una vez más a las profundidades de la cueva. Curiosamente, estos tres niveles me gustaron más que los tres que elegí originalmente, y aunque las historias son tan oscuras como las tres anteriores, me resultaron más interesantes y "agradables": la pirámide egipcia que explora la aventurera, el castillo con princesa y dragón incluidos por el que se pasea el caballero, y la feria por la que corretea el paleto. De hecho, me lo pasé tan bien que al día siguiente de terminarme el juego lo empecé por tercera vez y me dispuse a pasármelo una vez más para ver el último nivel que me faltaba. Así pues, escogí a la científica, que era el único personaje con el que aún no había jugado, y completé mi equipo de exploradores con un personaje de cada uno de mis dos grupos anteriores: el monje y la aventurera. Dado que ya me conocía todos los niveles excepto por el complejo subterráneo de alta seguridad de la científica, esta tercera aventura espeleológica me la pasé a velocidad de vértigo, pero no por ello la disfruté menos. Eso sí: ahora que ya me he pasado The Cave tres veces de principio a fin y he visto todos los niveles, creo que me voy a tomar un descanso y probar otros juegos antes de regresar por cuarta y quinta vez. Sí, lo habéis leído bien: estoy seguro de que me pasaré el juego un par de veces más para conseguir varios achievements que todavía me faltan y encontrar algunas pinturas rupestres que aún se me resisten. ¡Pero no os preocupéis, que os mantendré informados de mis aventuras subterráneas!

Wednesday, May 21, 2014

Monday, May 19, 2014

De fantasmas y crónicas

Hoy tenemos un post doble. Por un lado, hace poco terminé el tercer volumen de las Crónicas de Belgarath de David Eddings, y no pasó absolutamente nada interesante. Como ya pasó en la segunda entrega, los protagonistas siguen su interminable viaje (por territorio enemigo esta vez), pero sin tener ningún problema, ni siquiera cuando se meten en la ciudad más remota y peligrosa donde hay un malo maloso. Como como el cuarto no mejore no creo que el quinto sea leído.

Por otro lado, hace poco también termine Armas de Tanith, el cuarto volumen de la saga de Los fantasmas de Gaunt de Dan Abnett, y en mi opinión es el mejor de la serie. Por primera vez aparece la aviación, y tanto los combates aéreos como el transporte hasta las ciudades a tomar y los desembarcos de tropas están muy bien narrados.

En esta ocasión, el libro se divide en dos partes o misiones: la primera, la toma de una ciudad por parte (entre otros) del regimiento de Tanith; y la segunda parte del libro nos cuenta cómo cuatro pelotones son infiltrados en territorio hostil antes de la gran invasión para acabar con un general enemigo. Todo esto en un mundo tan contaminado que las ciudades están en cúpulas en las cimas de las montañas para evitar los gases tóxicos, con lo que no hay posibilidad de que los carros de combate tomen parte en los combates. La imagen de aquí al lado ilustra perfectamente lo que tuvieron que sufrir nuestros muchachos para llegar a las ciudades enemigas.

Como sus predecesores, la acción en Armas de Tanith es trepidante, y el lector va de combate en combate sin tiempo para descansar mientras cada pelotón se enfrenta a situaciones límite. Y aun así, entre tanta acción, hasta hay tiempo de juzgar a alguno de nuestros queridos protagonistas por un crimen que no habían cometido. Sin duda, una saga genial y espero que no decaiga el nivel. 

El dúo dinámico

Por fin ha llegado el día de asistir al concierto más esperado de los últimos veinticinco años. Pero, ¿he dicho "esperado"? Tal vez debería decir "insospechado", ya que no sé a quién se le habría podido ocurrir emparejar a Jem con Audrey. Y por si acaso os falla la memoria, dejadme que os recuerde que Jem es la protagonista de Jem & the Holograms, serie animada que debutó en 1985 y que me imagino hizo las delicias de las jóvenes que la siguieran; y que Audrey es, cómo no, la planta carnívora que todos conocemos de The Little Shop of Horrorsla película de Roger Corman de 1960, o del remake de 1986 de Frank Oz con Rick Moranis. ¿Que cómo se me ocurrió poner a ambos personajes juntos, me preguntáis? La historia, como Nash suele señalar, puede que os resulte más interesante que el propio dibujo.
Resulta que, en mi escuela, cada primavera hacemos un musical (o hacen, porque yo no tengo nada que ver con la producción), y este abril pasado le tocó el turno a Little Shop of Horrors. Como no soy muy aficionado a los musicales, confieso que no fui a verlo, pero lo que sí vi fue la preview que nos hicieron un día, en la que tuve ocasión de contemplar a la famosa planta carnívora cantando en el escenario (digna de ver, por cierto). Un par de días antes había leído en Internet que, como Hollywood siempre anda escaso de ideas, no sé qué estudio estaba trabajando en una versión con actores reales del "clásico" animado Jem y los Hologramas, y se acababa de anunciar el reparto. Y así, de pronto, los dos musicales ochenteros se fusionaron en mi inquieta cabecita y se me ocurrió que sería de lo más gracioso ver a Jem y Audrey cantando juntas... antes de que Audrey se merendara a la pelirrosa, claro.
El dibujo en sí no me llevó más que una hora u hora y media, y una vez lo tuve entintado, lo escaneé y lo coloreé con mi Cintiq usando, como siempre, Sketchbook Pro. Una vez hecho eso, me pasé a Photoshop, escribí el texto, y di por terminado el dibujo ¡Espero que os guste!

Saturday, May 17, 2014

La saga continúa

Tras releerme el primer volumen y devorar el segundo y tercero, no puedo sino afirmar que Saga es una de las mejores series que jamás he leído. Los dibujos de Fiona Staples son fantásticos, pero es la historia de Brian K. Vaughan lo que verdaderamente me atrapa, ya que es sorprendente, dinámica, de ritmo endiablado, y combina momentos de acción con otros de infinita ternura de forma sublime.

Por si no lo sabéis, Saga cuenta las peripecias de Marko y Alana dos desertores de sus respectivos ejércitos que se enamoran y deciden casarse y huir para criar a su hija lejos de la guerra que ha desolado sus planetas y la galaxia durante generaciones. La miríada de personajes que los persiguen lo hacen no tanto porque sean desertores, sino porque se hayan atrevido a casarse y reproducirse, ya que Alana y Marko pertenecen a razas diferentes y esta unión está pero que muy mal vista. Dichos secundarios resultan tan interesantes como los propios protagonistas, y la forma en que sus relaciones van perfilándose y transformándose no hace sino darle más profundidad a la serie y hacerla incluso más entretenida. Así pues, si aún no estáis leyendo Saga, corregid vuestro error y empezad ahora mismo, que no os arrepentiréis.

Thursday, May 15, 2014

Francotiradores


Como todo buen regimiento, el 501 tiene su grupo de exploradores y francotiradores. El 501 tiene concretamente dos: los francotiradores humanos y los Ratlings (estos últimos son como los hobbits: expertos en infiltración debido a su agilidad y pequeño tamaño).

Aunque, como todos los humanos, son bastante "frágiles" en comparación con el resto de bichos que viven y mueren en la galaxia, y su principal cualidad es que no se les ve hasta que han disparado. Sus capas reversibles con dos tipos de camuflaje según el terreno hace su trabajo más fácil.

Aquí os dejo a 3 francotiradores humanos, y dentro de poco espero terminar el pelotón Railing. ¡Espero que os gusten!

Si te comes un dedo del pie

El octavo volumen de Chew sigue siendo tan rocambolesco como los anteriores. En esta ocasión, Tony Chu es capaz de comunicarse con su difunta hermana Toni gracias al dedo gordo del pie de la misma, que convenientemente se amputó y refrigeró para que su hermano pudiera consumirlo antes de su defunción. Dados los poderes de nuestro protagonista, y debido también a la receta que su novia Amelia y su hija Olive le preparan y que lo hacen alucinar como nunca (hilarante es la escena con Chu y su compañero Colby tratando de detener a un sospechoso mientras alucinan lo indecible debido al colocón que llevan ambos), Tony es capaz de hablar con Toni para descubrir los detalles necesarios para atrapar al responsable de la muerte de su hermana, quien le puede explicar todo esto gracias a sus propios y particulares poderes. ¿Suena extraño e indescifrable? Eso es porque no habéis estado siguiendo una de las series más raras, originales, e idiosincráticas de los últimos años. Personalmente, me lo he pasado en grande con este tomo, y espero ansioso la publicación del próximo. ¡No esperéis más, y empezad a leer Chew!

Tuesday, May 13, 2014

La bola de cristal

Con la entrada de hoy concluimos la trilogía sobre la sesión de espiritismo que os he estado mostrando durante los últimos días. El mes pasado, Crystal se encontró con una convocatoria para una exposición llamada The Art of Darkness en la que se solicitaban creaciones artísticas inspiradas por lo paranormal. Ni corto ni perezoso, me puse manos a la obra, a ver qué pasaba. El dibujo original lo hice a mano, encajándolo a lápiz primero y terminándolo a tinta después, lo que me llevó varias horas repartidas a lo largo de cuatro o cinco días, ya que no pude encontrar un bloque de tiempo para concentrarme en la ilustración, que habría sido lo ideal. Una vez lo tuve terminado, lo escaneé y lo coloreé usando mi Cintiq y el programa Sketchbook Pro, que es el que suelo utilizar para mis correrías digitales. Quería pintar el dibujo de forma simple pero resultona, con pocos colores pero que reflejaran claramente el contraste entre luces y sombras, algo que nunca hago bien y en lo que me gustaría mejorar. Así pues, me limité a cuatro tonos de azul más blanco y me dediqué a pringar, a ver cómo salía la cosa. El resultado me dejó bastante satisfecho, pero quería tratar de potenciar un poco más el brillo de la luz. Como soy un negado que todavía no sabe usar la mayoría de sus herramientas digitales, le pregunté a Crystal cómo podía hacerlo, y mi querida esposa abrió Photoshop con presteza y me enseñó a usar los gradientes para conseguir exactamente lo que quería. La versión final, que podéis apreciar ahí arriba, difiere muy poco de la versión pre-Photoshop, y es básicamente lo que Crystal hizo con la capa de gradientes. Una vez me enseñó cómo hacerlo, jugué un poco con las opciones, pero al final lo dejé prácticamente igual a como ella lo había hecho, que para algo es experta en iluminar escenas. Una vez salvado el archivo, se lo mandé al Banfill-Locke Center for the Arts, y ahora me toca esperar a ver si les gusta lo suficiente como para incluirlo en su exposición. Mientras tanto, ¡espero que a vosotros os haya resultado interesante esta trilogía psíquica!

Sunday, May 11, 2014

La luz se volvió azul

El cuartucho en el que Madame Floozaud nos había recibido había estado en penumbra, tal vez para darle al lugar una atmósfera misteriosa, tal vez para ocultar el lamentable estado de los muebles, posible indicio este de que sus presuntas habilidades psíquicas apenas le permitían llegar a final de mes. Personalmente, cada minuto que pasaba me había hecho estar más y más segura de que aquello no era más que una engañifa, un timo, una tomadura de pelo, pero la repentina aparición del espíritu probaba que Madame Floozaud era en verdad un canal abierto con el que comunicarse con el Más Allá. La tenue luz que había emanado de la bola de cristal ubicada en el centro de la vetusta mesa alrededor de la cual mi familia se hallaba reunida se tornó azul con la aparición del espíritu, y la pálida y nívea niebla que se había empezado a formar a su alrededor comenzó a tomar forma concreta: la de mi abuelo. Fue entonces cuando la aparición, a través de los labios de Madame Floozaud, rompió el pesado silencio que había caído sobre nosotros con una ominosa pregunta: ¿por qué interrumpís mi descanso eterno?

Friday, May 09, 2014

Sesión de espiritismo

La primera vez que mi familia y yo fuimos a una vidente para una sesión de espiritismo, no sabíamos muy bien qué esperar. Mi madre, Gertrude, insistió en ponerse la boina verde que se compró en París hace un par de años, ya que mi abuelo pensaba que le quedaba muy bien y estaba muy mona. Dado que era el espíritu de mi abuelo con quien buscábamos contactar, mi madre pensó que hasta el más mínimo detalle podría ser útil para comunicarnos con el Más Allá. Fue por eso que mi madre le pidió a mi tío Wellsington que viniera con nosotros, ya que tío Wellsie siempre fue el hijo favorito de mi abuelo, dijera él lo que dijese. Aunque me cae bien, debo reconocer que es un poco pomposo, sobre todo cuando se pone el monóculo para parecer más sofisticado, cosa que hace, en mi opinión, para parecerse a su idolatrado Whistlenose. Al menos mi padre es bastante normal y viste con discreción y sobriedad, aunque de vez en cuando sufre arrebatos sartoriales que me resultan difíciles de comprender.
Sea como fuere, los cuatro acudimos a la consulta de Madame Floozaud para hablar con mi difunto abuelo, y aunque temíamos que la vidente fuera un fraude, también albergábamos la esperanza de que sus famosos poderes paranormales fuesen en verdad reales y no simples cuentos de viejas. Sin embargo, una cosa es pensar que se está preparado para ver un espíritu materializarse ante uno mismo, y otra muy diferente es verlo aparecer, conjurado por fuerzas invisibles más allá de nuestra comprensión.
(Continuará)

Wednesday, May 07, 2014

Señor Whistlenose

El Señor Whistlenose es un sofisticado urbanita y miembro prominente de su comunidad. No sólo ayuda a los necesitados y se muestra generoso con sus donaciones, sino que además alegra fiestas y eventos varios tocando distintas partituras con su prodigiosa nariz. Ni qué decir tiene, esperamos que este afable aristócrata esté con nosotros por muchos años.

Monday, May 05, 2014

A la hora señalada

11:14 es una película en la que las historias de varios personajes se entrecruzan una desafortunada noche a las once y cuarto. Cuando Crystal sugirió que la viéramos el otro día, jamás había oído hablar de ella y no tenía la menor idea de lo que esperar, pero accedí a verla a ver qué pasaba, y la verdad es que me encantó. La estructura de la película me pareció bien ideada y mejor ejecutada, y el sutil humor negro que impregna este drama se ve realzado gracias a la música de Clint Mansell, que acompaña perfectamente a la acción. Así pues, si os apetece ser testigos de una noche de desdichas compartidas y ver cómo encajan las piezas de este excelente puzzle, no os perdáis esta película. ¡De lo más recomendable!

Saturday, May 03, 2014

La máquina del tiempo

Hollow World es un libro de Michael J. Sullivan que me ventilé en tres días dado lo apasionante de la trama y lo interesante de la historia. En la novela, el protagonista, Ellis Rogers, construye una máquina del tiempo para viajar doscientos años en el futuro. Sin embargo, algo sale mal y en vez de saltarse un par de siglos acaba saltándose dos milenios, con lo que ya os podéis imaginar lo mucho que la Tierra ha cambiado. Todo el mundo vive en paz, armonía... y bajo tierra, ya que los destructivos fenómenos atmosféricos causados por el calentamiento global obligaron a la Humanidad a abandonar la superficie del plantea. Algo que también se ha abandonado es la reproducción sexual, con lo que no sólo las personas son todas idénticas, sino que al alterar su ADN para hacerlos inmunes a las enfermedades, el envejecimiento, e incluso la muerte, su apariencia física ha cambiado y ahora no tienen pelo y sus ojos se han agrandado. En otras palabras: que se parecen bastante a los típicos extraterrestres que siempre hemos visto en las películas.
A lo largo de sus aventuras en esta Tierra del futuro, Ellis descubre decenas de avances tecnológicos que han hecho posible erradicar el hambre, la necesidad de trabajar, la violencia, y un sinfín de problemas que aquejan a nuestra sociedad actual. Sin embargo, y como era de esperar, algo turbio está sucediendo en este idílico paraíso, y le toca a Ellis resolverlo. Y hasta aquí puedo leer.
Personalmente, nunca había oído hablar de Michael J. Sullivan, y jamás había leído nada suyo, pero Hollow World me ha parecido un libro magnífico, por lo que no pude sino devorarlo y disfrutarlo como pocas novelas este año. Si no lo habéis leído todavía y os apetece leer algo del género, no lo dudéis y haceos con Hollow World, que seguro que os encantará. ¡Cinco estrellas de lo más brillantes!

Thursday, May 01, 2014

Libélula

Aquí tenéis una libélula que hice con mi Cintiq para mi querida esposa. ¡Espero que os guste!