Sunny Jhanna

Bienvenidos a Sunny Jhanna, el sitio oficial de Las crónicas de Dae y Ruled by Spiders. ¡Gracias por visitarnos y regresad pronto!

Tuesday, July 26, 2016

Con las luces apagadas

El fin de semana pasado, Crystal y yo fuimos al estreno de Lights Out, película de miedo cuyo trailer habíamos visto hacía unas semanas, y que tenía una pinta estupenda.
La historia nos presenta a Martin (Gabriel Bateman), un niño que vive con su madre (Maria Bello) y por cuya salud no deja de preocuparse, ya que sufre una depresión profunda que no parece ser capaz de superar. Martin la ve con frecuencia hablando sola... aunque una extraña sombra que aparece aquí y allá le hace plantearse si realmente su madre desvaría, o si hay alguien más allí. Asustado e incapaz de dormir (dicha presencia sólo aparece cuando las luces están apagadas), Martin va a pedir ayuda a su hermanastra Rebecca (Teresa Palmer), que se marchó de casa hace algún tiempo debido al estado de su madre. Juntos, ambos deben descubrir lo que está pasando antes de que sea demasiado tarde.

Lights Out es una película escalofriante y tremendamente atmosférica, y tanto a Crystal como a mí nos encantó (no por nada tiene un 77% en Rotten Tomatoes). Las actuaciones son sólidas, la historia es interesante, y la atmósfera perturbadora en que la acción está envuelta resulta tremendamente efectiva. Así pues, si os apetece pasar un rato de miedo en el cine, no lo dudéis ni un segundo y comprad un par de entradas para ver esta película. ¡Cinco estrellas en penumbra!

Sunday, July 24, 2016

Épico

Pese a llevar décadas leyendo comics, debo confesar que jamás he leído ninguno protagonizado por Wonder Woman. De hecho, apenas sí he leído comics publicados por DC, por lo que sus adaptaciones cinematográficas nunca me han llamado mucho la atención. (Bueno, por eso, y porque suelen tener un pinta terrible, la verdad.) Sin embargo, cuando vi el primer trailer de Batman vs. Superman, pensé que la película parecía espantosa, excepto el escaso segundo en que aparecía Wonder Woman, que me resultó de lo más intrigante. Y esa aparición, unida al tremendo póster que han desvelado en la Convención del cómic de San Diego de este año anunciando la película de Wonder Woman para el verano que viene, me han despertado el interés en el proyecto. Y además, el trailer que se acaba de estrenar tiene bastante buena pinta. ¡Como sea la mitad de épica que el póster, la película será impresionante!

PD: Otro póster revelado en San Diego que también me ha encantado es el póster de Star Trek Beyond, de diseño estupendo y muy estilizado. ¡No os lo perdáis!

Saturday, July 23, 2016

Pesadillas y alucinaciones

¡Mis reseñas de Star Wars Rebels están aquí de nuevo! Después de año y medio sin ver la serie, el trailer de la tercera temporada que no sé por qué me dio por ver hace un par de días hizo que necesitase retomar esta serie que no veía desde noviembre de 2014. Por si no lo recordáis, en estas entradas destripo alegremente lo que pasa en cada episodio, así que si no queréis saber nada de nada, os recomiendo que no sigáis leyendo.

Path of the Jedi es el octavo episodio de la serie, y está protagonizado por Kanan y Ezra. Para descubrir si Ezra está verdaderamente listo para continuar con su entrenamiento como Jedi, Kanan lo lleva a un antiguo templo de la orden, y le dice que entre a ver qué pasa. Básicamente, este templo es como la cueva de Dagobah a la que Yoda lleva a Luke en El imperio contraataca, con lo que ya os podéis imaginar lo que pasa: los miedos más profundos de Ezra se materializan frente a él para poner a prueba su temple. Al final, Ezra hace frente a sus miedos (principalmente proteger a Kanan y al resto de sus amigos), y es recompensado con un cristal que le permitirá construir su propio sable de luz, tarea que completa al final del episodio.

En general, Path of the Jedi me resultó entretenido, aunque tampoco me pareció nada del otro mundo. Eso sí: escuchar la voz de un Yoda incorpóreo dirigirse a Kanan en el templo fue un placer inesperado. En cuanto al resto del episodio, el entrenamiento de Ezra avanza un poquito, y ahora que tiene su propia espada láser probablemente las cosas van a ponerse más y más interesantes. ¡Tengo curiosidad por ver cuán interesantes se ponen!

Thursday, July 21, 2016

Fantasmas en Manhattan

El sábado pasado, Crystal y yo fuimos al cine a ver la nueva Ghostbusters, película que llevábamos tiempo esperando con gran interés tanto por encantarnos las películas originales, como por haber disfrutado enormemente las últimas tres comedias de su director, Paul Feig (Bridesmaids, The Heat, y Spy, todas ellas hilarantes).

Esta nueva Ghostbusters es similar a la original, pero con un equipo de cazafantasmas femenino. La historia comienza con Erin Gilbert (Kristen Wiig), una profesora universitaria a la que despiden cuando un libro sobre fantasmas que escribió en el pasado aparece de pronto en Amazon. Cabreada, Erin va a buscar a Abby Yates (Melissa McCarthy), la ex-amiga con quien lo escribió y responsable de la súbita aparición del libro en formato digital. Abby está metida de lleno en la creación de instrumentos para investigar fenómenos paranormales junto con la ingeniera nuclear Jillian Holtzmann (Kate McKinnon), y las tres acaban viéndose metidas en la investigación de unos extraños sucesos en una histórica mansión en Manhattan. A partir de ahí, y tras reclutar a la taquillera del metro Patty Tolan (Leslie Jones), las cuatro se ven envueltas en una investigación paranormal que las lleva a verse las caras con los más variopintos fantasmas.

Pese a que Ghostbusters no me pareció tan divertida como las películas anteriores de Paul Feig, debo decir que pasé un par de horas de lo más agradables en el cine, riéndome y disfrutando con los magníficos efectos especiales. Como ya señalé cuando os mostré mi dibujo de Holtzmann, la ingeniera nuclear probó ser mi personaje favorito de la película gracias a su rareza y su extravagante personalidad, y aunque creo que la podrían haber aprovechado más, me encantó ver sus inventos y su errático comportamiento. Erin y Abby también me resultaron interesantes aunque algo más predecibles, especialmente Abby, ya que Melissa McCarthy se limita básicamente a hacer lo mismo que la hemos visto hacer en las comedias anteriormente citadas. Patty no me gustó demasiado, pero, para compensar, debo decir que Chris Hemsworth interpretando al descerebrado recepcionista del grupo me hizo reír a mandíbula batiente. Y eso por no hablar de los cameos de los actores originales, de los que no digo nada más para dejar que os sorprendan.

En general, Ghostbusters es una película entretenida y un remake competente que recuerda muchísimo a la original, pero que también aporta elementos nuevos que le dan individualidad. Si no esperáis una obra maestra y queréis pasar un buen rato, sin duda os gustará. ¡Tres fantasmagóricas estrellas y media!

Tuesday, July 19, 2016

Holtzmann

Crystal y yo fuimos a ver la nueva Cazafantasmas el sábado pasado (crítica en un par de días), y la película me hizo sentarme frente a mi Cintiq al volver a casa y garabatear un rato. Hice varios bocetos que tal vez termine algún día, y luego me concentré en este dibujo de Jillian Holtzmann (interpretada por Kate McKinnon).

En la película, Holtzmann es la inventora del grupo, y la responsable de diseñar y fabricar las distintas armas, trampas, granadas, y demás equipo que las nuevas cazafantasmas utilizan para hacer frente a las criaturas que invaden la ciudad. Ser la inventora la hizo, a mis ojos, destacar por encima de sus compañeras, pero, además, el look del personaje me resultó de lo más atractivo, ya que básicamente parece salida de un videojuego, comic, o dibujo animado. (De hecho, me recuerda al Egon de la serie de dibujos.) Así pues, Holtzmann era el sujeto perfecto para hacer una versión animada y caricaturesca de una de las protagonistas de la película.

El dibujo está hecho digitalmente con mi Cintiq usando Sketchbook Pro, excepto por las manchas de pintura en los pantalones, que hice con Photoshop. Al haber hecho otros dibujos durante la misma sesión, no estoy seguro de cuánto tiempo me llevó éste, pero creo que fue alrededor de una hora, en la que me lo pasé en grande. ¡Espero que os guste!

Sunday, July 17, 2016

Cervantes entre bastidores

En la última (de momento) entrada sobre Perdiendo los papeles, la aventura gráfica de OveR Software que presentamos a una game jam que buscaba rendir homenaje a Miguel de Cervantes en el 400 aniversario de su muerte, voy a hablaros un poco sobre los dibujos que hice para la pantalla de inicio, la introducción, y las secuencias entre niveles.

La pantalla de inicio presenta un estilo idéntico al del resto del juego. Miguel sugirió que le gustaría tener un dibujo de Cervantes escribiendo en su escritorio, y decidí que podía usar la idea para el menú de inicio.

El resto de dibujos los hice todos a mano en dos frenéticas sesiones de dibujo en las que me forcé a dibujar tan rápido como pude dado que se nos acababa el tiempo para terminar el juego y presentarlo al concurso. Esta falta de tiempo fue lo que me llevó a usar un estilo más gestual y menos controlado del que suelo usar. Esto me permitió dibujar más rápido sin tener que preocuparme demasiado por detalles, líneas rectas, o acabados perfectos. Al mismo tiempo, pensé que este estilo remitía un poco al tipo de ilustraciones de la época, con lo que no quedaba demasiado fuera de lugar. Así pues, una vez decidido esto, cogí un montón de hojas de papel, y me puse a dibujar.

Los encajes a lápiz fueron tremendamente básicos, y en cuestión de una hora hice los dibujos de la introducción con Cervantes quedándose dormido en su escritorio y el viento llevándose los papeles, y los dibujos de la Galatea (presentación y resolución). O sea, siete dibujos ultra rápidos que pasé a entintar con un bolígrafo negro, lo que me llevó una hora u hora y media, aproximadamente. Vamos: que en menos de tres horas tenía los siete dibujos terminados, algo inaudito en lo que a mi ritmo de dibujo se refiere. Y con el resto de dibujos pasó lo mismo: una segunda sesión frenética en la que aboceté los dibujos de los niveles del licenciado Vidriera y Don Quijote, más el último dibujo del juego, en cuestión de una hora, y luego los entinté todos durante dos horas más. O sea, otros ocho dibujos en cosa de tres horas, que se dice pronto.
Para embellecer los dibujos un poco, abrí Photoshop en mi Cintiq, y pinté un fondo que pareciese papel antiguo usando degradados en color ocre, y le añadí imperfecciones e irregularidades con pinceles de distintas formas y tamaños para transformar la superficie lisa y pulida en algo más arrugado, viejo, y desgastado. Una vez tuve este fondo listo, superpuse las ilustraciones una a una, añadí los textos, y se lo mandé todo a Molo y Miguel para que lo integraran en el juego.

Y eso es todo por el momento. Pese a que tenemos intención de seguir expandiendo y mejorando el juego, todavía no hemos empezado a hacerlo, así que tendréis que esperar algunos meses antes de poder ver más niveles y leer más sobre el proceso creativo. Hasta entonces, seguid visitándonos y, si todavía no habéis probado el juego, ¡no dudéis en hacerlo!

Friday, July 15, 2016

Cervantes en Castilla

El tercer y, hasta el momento, último nivel de Perdiendo los papeles, la aventura gráfica de OveR Software que presentamos a una game jam que buscaba rendir homenaje a Miguel de Cervantes en el 400 aniversario de su muerte, está inspirado en la obra maestra del literato: Don Quijote de la Mancha. Y es que, obviamente, no puede haber un juego sobre Cervantes que no incluya al famoso hidalgo.

Este nivel fue probablemente el que más me costó diseñar, pero al final terminó siendo mi favorito. Cuando lo empecé, usé los colores típicos que os podéis imaginar: el cielo azul, la tierra marrón, etcétera. Sin embargo, quería que los tres niveles del juego fueran claramente diferentes, y si usaba esos colores, este nivel iba a ser igual al primero pero con un molino en vez de un árbol. Fue entonces cuando empecé a probar distintas combinaciones de colores, especialmente rojos y naranjas. Estos colores me dieron la idea de intentar transmitir un calor intenso, por lo que cambié el tamaño del sol y lo hice enorme. Los colores, sin embargo, no terminaban de funcionar, especialmente el morado que estaba usando para el cielo, y que quedaba demasiado opresivo. Mi esposa sugirió que lo hiciera más rosado y menos azulado, y en cuanto empecé a moverme en esa dirección, supe que era la respuesta a mis problemas.

Para aumentar la sensación de aridez y sequedad, dibujé grietas en el suelo, y rompí la línea recta del suelo en primer plano añadiendo rocas variadas. Siguiendo con la idea de falta de agua y calor extremo, dibujé un arbusto seco que copié múltiples veces y cuyo tamaño y posición alteré con cada copia. Estos arbustos, además de contribuir a la sensación de aridez, me sirvieron también para cerrar la composición en la parte izquierda, ya que había un espacio vació entre el molino y el borde de la ilustración que hacía que la vista se escapara por allí. Por otro lado, al reducirlos en tamaño y opacidad, los arbustos ayudaron a crear la sensación de profundidad que se puede apreciar en segundo plano. Para reforzar este efecto usé los tres molinos del fondo de igual manera: reduciendo su tamaño y su opacidad, para crear la sensación de atmósfera y de distancia.

Dado que el cielo ocupa más de la mitad de la pantalla y el dibujo quedaba un poco vacío, decidí añadir unas nubes al conjunto, y debo decir que me lo pasé en grande dibujándolas. Como ya he dicho antes, no quería hacer las nubes iguales que las del primer nivel, así que me puse a jugar con las formas y los colores, y acabé haciendo lo que veis en el dibujo.

Con respecto a la ubicación del resto de elementos, puse a Don Quijote sentado junto al molino porque acababa de "luchar" con él, y estaba tan cansado que no podía ni tenerse en pie (normal, con la armadura, el calor, y la edad), y dado que su problema es que quiere destruir la segunda y apócrifa parte de sus aventuras escrita por Avellaneda, puse dicho libro junto a él, y junto al manuscrito, que el Caballero de la triste figura arrebató al gigante Caraculiambro (o sea, el molino) tras feroz batalla.
Al lado opuesto de la pantalla, el hacha y el tronco cierran la composición, con el mango del hacha apuntando hacia la izquierda para remitir a Don Quijote y atar todos los objetos en el primer plano del dibujo.

Finalmente, para las aspas del molino, decidí seguir con las líneas curvas de las nubes en vez de las predecibles (aunque más funcionales) líneas rectas, y me lo pasé en grande diseñándolas y dándoles ese aspecto caprichoso y juguetón.

Y eso es todo por hoy. Si volvéis dentro de un par de días, os hablaré de las ilustraciones que hice para presentar y resolver los niveles. Hasta entonces, ¡espero que disfrutéis del sol de Castilla!