Sunny Jhanna

Bienvenidos a Sunny Jhanna, el sitio oficial de Las crónicas de Dae y Ruled by Spiders. ¡Gracias por visitarnos y regresad pronto!

Wednesday, May 24, 2017

Forever Punk

Aquí tenéis un garabato rápido que hice el otro día en una reunión. Empecé dibujando la máscara antigás con el bolígrafo negro que había cogido, y sin tener nada planeado, empecé a hacer el resto del dibujo. ¡Espero que os guste!

Monday, May 22, 2017

Las sobrinitas

Aquí tenéis un dibujillo que hice para la madre de Crystal con motivo del Día de la madre protagonizado por nuestras tres sobrinas americanas. El dibujo es 100% digital, ya que tuve que hacerlo deprisa y corriendo, lo que explica también su simpleza: ni fondos, ni detalles, ni nada de nada. ¡Tanto a Crystal como a su madre les encantó, y espero que os guste a vosotros también!

Saturday, May 20, 2017

El ranger desconocido


La Brigada sigue creciendo: dentro de poco necesitaré un cuartel más grande para meter a todas las tropas. 

La última incorporación es el Ranger desconocido, un tipo duro de esos que los sueltas en mitad de un combate y mantiene la posición él solo mientras miles de proyectiles llueven de todos lados. Lleva su característico escudo a la espalda, y su antifaz para proteger su identidad.

Como tropa de la USAF, parte americana de Ariadna, sigo con el esquema de verde y marrón clarito. Además, como va muy blindado, hay mucho color plata oscura.


Este Ranger desconocido es una mini muy chula, aunque no es jugable. Una pena que hagan perfiles inútiles para minis de esta calidad, mientras que otras más jugables tienen minis bastante más feas.

Espero que os guste.

Monstruos japoneses

El otro día vi Gantz: O, una película japonesa de animación foto-realista disponible en Netflix que habían recomendado en el podcast 11 O'Clock Comics. Tras verla, estuve leyendo sobre el universo en que transcurre, y resulta que está basada en una serie de manga que ha sido adaptada a serie de animación tradicional para la televisión (dos temporadas), a dos películas de acción con actores de carne y hueso, y ahora a esta película de animación por ordenador. Y si os digo todo esto ahora es para que sepáis que, aunque Gantz: O forma parte de un universo más amplio, no necesitáis saber nada de nada para disfrutar de la película, que es lo que hice yo.

Al comienzo del filme asistimos al asesinato del protagonista, el joven Kato, en una estación de tren. Inmediatamente después, Kato recobra la consciencia y descubre que se halla en un apartamento en Tokyo con cuatro personas que no ha visto en su vida, y con un misterioso orbe negro que reposa sobre el suelo al otro lado de la habitación. Dicho orbe es Gantz, y es el responsable de la trama, que se va desvelando poco a poco pero que os resumo mínimamente para ver si os resulta interesante. Básicamente, Gantz recluta y resucita personas muertas para luchar contra unos monstruos abominables que se dedican a destruir Japón noche sí y noche también. Para hacerles frente, Gantz les proporciona a sus tropas armas espectaculares y trajes que les confieren agilidad, fuerza y resistencia sobrehumanas. Porque, claro, no es cuestión de salir a partirse la cara con monstruos sobrenaturales vistiendo bermudas y chancletas.

El grupo tiene dos horas para acabar con los monstruos, o para acabar siendo la cena de los mismos, dependiendo de su habilidad. Por cada monstruo que eliminan, los miembros del grupo ganan puntos, y luego esos puntos pueden ser canjeados por distintas recompensas: mejores armas, resucitar a un compañero caído, etcétera. Pero para canjear dichos puntos, tienen que sobrevivir las dos horas. O sea: que un puñado de muertos son resucitados y puestos en un videojuego, excepto por el hecho de que los monstruos son reales, y las consecuencias del juego son letales. ¿Suena interesante?

La acción en Gantz: O es espectacular, y la animación, prodigiosa. Los trajes y las armas de los personajes están brillantemente diseñados, y las calles de Osaka (esto explica la O del título) donde transcurre la acción rebosan detalles y realismo. Pero lo mejor de todo son los monstruos a los que los protagonistas se enfrentan. No sé mucho de mitología japonesa, pero las criaturas parecen salidas del folclore japonés, y son increíbles: enormes cabezas rodantes, demonios alados de piel roja, masas adiposas que amenazan con devorar a quien se despiste, monstruos con cuernos y astas hasta en el carnet de identidad... Un derroche visual al que no le puedo hacer justicia con mis palabras.

Algunas de las interacciones entre los personajes y algunas de las cosas que pasan resultan más que tópicas y previsibles, y aunque esto me molestó un poco por manido y por innecesario, la película en general es tan entretenida y está tan bien hecha, que decidí dejarlo pasar. A fin de cuentas, es lo que tiene el anime: sus tópicos y su forma de hacer las cosas poco suelen variar, con lo que uno generalmente sabe qué esperar.

En resumen, Gantz: O es una película entretenidísima y de factura técnica impecable que se ve en un suspiro (dura hora y media) y se disfruta un montón. Si queréis ver monstruos, armas futuristas, y acción a raudales, no lo dudéis y echadle un vistazo, que seguro que os gusta. ¡Cuatro monstruosas estrellas!

Thursday, May 18, 2017

Terror japonés

El otro día terminé de leerme Uzumaki, un manga de terror escrito e ilustrado por Junji Ito que Crystal me regaló en una fantástica edición de lujo de tapa dura que recopila la serie completa.

La historia está protagonizada por Kirie, una joven que vive en el pequeño pueblo costero de Kurouzu-cho, donde un buen día empiezan a pasar cosas bien raras. Todo comienza cuando el padre de su novio Shuichi empieza a obsesionarse con espirales: las ve por todas partes, y prácticamente lo hipnotizan. Un caracol, la hierba en el bosque, las nubes en el cielo... Las espirales lo rodean, y su obsesión se convierte en locura y acaba con él. Enloquecida por la muerte de su marido, la madre de Shuichi comienza a ver espirales por todas partes también: las huellas dactilares en las yemas de sus dedos, los remolinos en su pelo... y toma medidas drásticas para eliminar estas malditas espirales. Como os podréis imaginar, la buena señora tarda más bien poco en seguir a su esposo al otro mundo, y cuando llevan los cadáveres al crematorio, el humo que asciende tiene forma de espiral.

A partir de ahí, los pobres habitantes de Kurouzu-cho empiezan a sufrir los efectos de la espiral de distintas formas: una joven que se convierte prácticamente en Medusa debido a la vida propia que su melena cobra cuando empieza a convertirse en espirales; jóvenes cuya espalda empieza a transformarse en una espiral que luego resulta ser la concha del caracol gigante en el que acaban convertidos; mujeres embarazadas cuyos fetos... Bueno, mejor os ahorro lo que pasa en ese particular y sangriento episodio.

El caso es que Kirie, Shuichi, y el resto de habitantes del pueblo se encuentran en una situación cada vez más insostenible, y cuando las espirales de viento (o sea, tornados) comienzan a azotar Kurouzu-cho, los protagonistas deciden que ha llegado el momento de abandonar el pueblo. Y si pensabais que las cosas eran ya de lo más raro, no os podéis imaginar cómo empeoran a partir de aquí. Pero no os cuento nada más.

Uzumaki (que en japonés significa espiral) es un manga raro que combina locura y terror psicológico con lo que en inglés se llama body horror: ese tipo de terror en el que el cuerpo humano hace cosas extrañas y perturbadoras (por poner un ejemplo al azar, contorsionarse en forma de espiral) que resultan aterradoras. La atmósfera opresiva que la historia crea de principio a fin está muy bien lograda y resulta claustrofóbica, y el lector no puede evitar sumergirse en el desequilibrado mundo que Junji Ito presenta. A esta sensación contribuyen enormemente las ilustraciones de Ito: oscuras, realistas, macabras y satíricas al mismo tiempo. Vamos: que entre guión y dibujos, las páginas de este manga resultan de lo más ameno.

Para resumir, y como supongo ya os habréis imaginado (especialmente lo que me conocéis), Uzumaki me ha encantado, y no dudo en recomendároslo, siempre y cuando sepáis dónde os metéis. Si el descenso a la locura sin esperanza de sobrevivir no es el tipo de relato que os gusta disfrutar leyendo cómodamente en vuestro sofá (tal vez a la luz de las velas mientras la lluvia golpea los cristales de las ventanas y la tormenta ruge en el exterior), entonces mejor no os acerquéis a este manga. Si, por el contrario, este tipo de historia os resulta atractivo, haceos con este tomo de más de seiscientas páginas, que no os decepcionará. ¡Cuatro estupendas espirales... digo, estrellas!

Tuesday, May 16, 2017

Boceto artrópodo

El otro día en una reunión me sorprendí a mí mismo dibujando al Battle Shrimp, también conocido como el Camarón Peleón. ¡Hacía siglos que no lo dibujaba! (Bueno, cuatro años, para ser exactos.) Como siempre digo cada vez que redescubro uno de mis personajes, a ver si no tardo tanto en dibujarlo otra vez. Además, este boceto ultra rápido apenas sí se puede considerar un dibujo propiamente dicho, y ahora que tengo a la Gamba Guerrera en la cabeza otra vez, no tengo excusa para no dibujarla. ¡Ya veremos qué pasa!

Sunday, May 14, 2017

El arca de Cervantes

Aquí tenéis un bocetillo que hice el otro día en una reunión. Como había estado abocetando los escenarios para el séptimo nivel de nuestro juego de Cervantes, decidí dibujar al esforzado literato. A partir de ahí, empecé a añadir animales según se me iban ocurriendo, hasta que me quedé sin espacio.

Como podéis observar, el dibujo está hecho con bolígrafo azul, que es el boli que por casualidad había cogido antes de salir de la oficina, y salió como salió, sin ningún plan previo o idea predefinida. ¡Espero que os guste!