Saturday, March 30, 2013

Más vale ninfa en mano

Aquí tenéis la versión en blanco y negro del dibujo que os enseñé hace un par de días junto a la estatua que inspiró la composición. Sin embargo, mi dibujo no empezó como un homenaje al Apolo y Dafne de Lorenzo Bernini, que siempre ha sido una de mis esculturas favoritas, sino que llegué hasta la escultura del maestro italiano a través de un proceso orgánico y algo retorcido.

Antes de empezar a dibujar, la escena que tenía en mente me incluía a mí soplando las velas de una tarta que mi querida esposa sujetaba, así que me puse a jugar con la composición para ver cómo podía unir las dos figuras a través de la acción de la escena. Por otro lado, en marzo se celebran las famosas Fallas de Valencia, y como les había estado enseñando fotos de los monumentos a mis estudiantes y les había estado contando en qué consiste la fiesta, cómo se construyen las fallas, cuál es su significado, y más información al respecto de la que las pobres niñas hubieran querido saber, tenía la cabeza llena de fallas y de sus peculiares composiciones. Estas dos ideas se mezclaron en mi imaginación, y las distintas poses que se me fueron ocurriendo para mi dibujo fueron adquiriendo más y más una abstracta cualidad escultórica que me hace sonar como un pedante irredento, pero que me llevó a pensar en algunas de mis esculturas favoritas. Y ahora ya podéis ver cómo encajan las piezas. En cuanto me puse a pensar en grupos escultóricos protagonizados por un hombre y una mujer, la primera obra que me vino a la cabeza fue Apolo y Dafne, y dado que en una de mis ideas previas mi querida esposa estaba tratando de apartar la bandeja con la tarta de mis hambrientas fauces para evitar que le echara el guante encima, el paralelismo con la historia de Dafne huyendo de Apolo resultaba "obvio"... ¿no?

Una vez tenida la epifanía, supe que tenía que basar mi dibujo en la famosa estatua del maestro italiano, así que busqué una foto del ángulo más conocido de la obra, y me puse manos a la ídem. De principio a fin, el dibujo me llevó unas cinco o seis horas repartidas a lo largo de un fin de semana, y aunque tuve que hacerlo en varias sesiones interrumpidas por los típicos quehaceres diarios (fregar, pasar la aspiradora, ver The Amazing Race con mi querida esposa), me lo pasé en grande dibujándolo. ¡Espero que os guste tanto como le gustó a ella!

Thursday, March 28, 2013

El dios y la ninfa

Aquí tenéis el dibujillo que hice para mi querida esposa con motivo de nuestro segundo aniversario de bodas, que celebramos hace un par de días. Como siempre, hice el dibujo a lápiz, lo entinté, y luego lo coloreé con mis rotuladores Copic que tan útiles me suelen ser. Aparte de eso, no tengo mucho más que decir (por el momento), excepto por lanzar un desafío para nuestros queridos lectores: premio para quien explique el título de esta entrada. Enjoy!

Wednesday, March 27, 2013

El portador de la espada

Últimamente no he tenido mucho tiempo para pintar, y el poco que he tenido lo he dedicado al proyecto Alba, así que esta mini-miniatura es mi última creación. Aunque es de Warhammer 40.000, con unos pequeños cortes en determinados sitios puede pasar perfectamente a formar parte del mundo de fantasía: lo pondré en la primera fila de alguna unidad como si le llevase la espada al capitán de la misma, dándole un toque diferente a la unidad.
Elegí el verde para la toga ya que normalmente no lo utilizo, y la verdad es que estoy muy contento con el resultado. Creo que voy a utilizarlo más a menudo.
Espero que os guste.

Sunday, March 24, 2013

Desafío total: cómo volver a cagarla teniendo un buen guión


Hace poco pude disfrutar de la nueva versión de Desafío total, uno de los clásicos de los 90 protagonizado por , Sharon Stone, y Michael Ironside, que marcó un antes y un después en el campo de los efectos especiales: ¿quién no recuerda la cabeza que se abría o la chica con tres pechos? Y, sobre todo, el juego de no saber qué es real o no. Otro punto fuerte de esta peli eran las puyas que se soltaban Schwarzenegger y Stone mientras se daban de tortas (muy a lo Spider-man), acabando con la legendaria "considérate divorciada". En definitiva, una muy buena película que todavía se puede disfrutar ya que, aunque se nota que ha pasado el tiempo, no ha envejecido nada mal. 

Pasemos ahora al remake del año pasado. Cuando empezó la peli en el tren, me dije bueno, vamos a ver lo malo que es esto; y es que, recelos aparte, una película protagonizada por dos de las actrices más guapas del momento, Jessica Biel y Kate Beckinsale, hay que verla, y más si es gratis. Sorprendentemente, debo decir que está bastante bien: los efectos están muy chulos, las peleas son geniales, los actores lo hacen bien, y las chicas son guapísimas. Hasta ahí todo bien. El problema llega cuando a los guionistas, que lo tenían fácil dada la solidez del guión original, les da por hacer cambios ridículos y joderla en lo más absurdo. El motivo por el que que Hauser pasa a ser Quaid es porque los de la resistencia tienen mutantes que leen la mente y no se pueden infiltrar en su organización, de ahí que tengan que hacer todo lo del borrado de mente y cambio de identidad. Y yo digo: pandilla de gilipollas: si quitáis eso del guión, ¿para qué puñetas tiene el protagonista que pasar por todo el proceso en esta nueva versión? Es que mira que son ceporros. Y para colmo, no han conservado ninguna de las divertidas frases de la cinta original. En definitiva, este nuevo Desafío total  se queda en una peli entretenida que podía haber sido mucho, mucho mejor.

La fiesta de Alicia

Aquí tenéis la versión a color del dibujo que os enseñé hace un par de días. Como podéis ver, lo que hice fue coger mis rotuladores Copic y colorearlo todo con bastante sencillez, pues me limité a dos tonos por color (uno básico y otro para sombras) para no perderme en los detalles. Espero que os guste!

Friday, March 22, 2013

Mad Tea Party

La hermana de mi querida esposa quería que le hiciera un dibujo para usar como invitación a la fiesta de cumpleaños de su hija. El tema de la fiesta será Alicia, y me pidió que la dibujara a ella como el Sombrerero loco, y a su hija como la protagonista de las aventuras escritas por Lewis Carroll. Para redondear el dibujo, añadí un par más de personajes del libro, y lo dibujé todo tan rápidamente como pude. Aquí al lado tenéis la versión a tinta, y si volvéis en un par de días, podréis ver la versión a color. Espero que os guste!

Wednesday, March 20, 2013

Mirando las musarañas

Como la vergüenza ni sé lo que es ni la conozco, no tengo reparos en admitir que este boceto no lo hice durante una reunión, sino durante la presentación oral de una de mis estudiantes. En mi defensa, debo decir que el dibujo me llevó un minuto o minuto y medio (y puedo probarlo porque la presentación duró dos, y yo terminé antes que ella), y que la estaba escuchando mientras garabateaba. Que soy lo peor, ya lo sé, pero bueno. Uno dibuja cuando puede.

Monday, March 18, 2013

Ballesta en ristre

Después de ver el episodio de la semana pasada de The Walking Dead, mi querida esposa me sugirió dibujar a Daryl Dixon, el carismático personaje interpretado por Norman Reedus. Curiosamente, yo llevaba varios días pensando en dibujar a Rick, pero no se me había ocurrido retratar a Daryl. Comentando el tema con mi querida esposa en el sofá, decidí que iba a dibujarlos a los dos, y que empezaría con Rick, cuyo retrato ya os enseñé el otro día, y que creo que no me quedó tan bien como éste, en el que logré un mayor parecido entre el actor y mi monigote. De cualquier manera, me lo pasé tan bien dibujando a Daryl como a Rick, lo que me hace preguntarme si debería seguir con esta serie de retratos caricaturescos. Mi querida esposa dice que debería dibujar a Hershel, así que ya veremos qué pasa...

Saturday, March 16, 2013

Stan Lee: un gran poder...

Ayer, a eso de las 23:00, empecé este reportaje sobre la vida de Stan Lee, la versión es español de España, y la verdad es que me ha impresionado no s'olo su faceta como escritor y creador de cómics sino su faceta humana. Está claro que me hubiese gustado que profundizasen más en el proceso creativo y que se dejasen de tantos actores diciendo chorradas, pero es realmente interesante.
Os lo recomiendo.

Como no sé cómo puñetas enlazar un vídeo, os pongo el link:

http://www.youtube.com/watch?v=q5D-f6aLT48

Retrato histórico

Nada como recordar el pasado y aprender sus lecciones para asegurar el futuro... o algo parecido. El caso es que llevaba tiempo queriendo hacer un retrato de Felipe II, y por fin sucedió el fin de semana pasado. ¿Que el famoso monarca no tenía los ojos tan pequeños, decís? ¿Que no parecía un personaje de dibujos animados? Puede, pero anda que no me divertí dibujándolo. ¡Espero que os guste!

Thursday, March 14, 2013

Él es la ley

Este dibujo era, en teoría, un dibujo de Rick Grimes, el protagonista de The Walking Dead en su versión televisiva. Y digo "en teoría" porque, aunque me lo pasé en grande haciendo el dibujo y, como ilustración, me gusta cómo me quedó, creo que cualquier parecido entre Andrew Lincoln y mi garabato es pura coincidencia. De todas formas, espero que os guste!

Tuesday, March 12, 2013

Renacer para decaer

Tras varios años trabajando en el título, Ron Marz y Stjepan Sejic terminaron su brillante colaboración en el número 150 de Witchblade, y aunque quería ser objetivo con el nuevo equipo creativo, sabía que me iba a resultar imposible no compararlo con Marz y Sejic, probablemente los mejores autores que la larga serie de Top Cow ha tenido. Empezando en el número 151, el carismático Tim Seeley y el para mí desconocido Diego Bernard tomaron las riendas del destino de Sara Pezzini, y su primer arco de cinco números, Unbalanced Parts, viene recopilado en el tomo Witchblade: Rebirth.

Lo de Renacimiento no es gratuito, ya que, tras eventos que transcurrieron tanto en la serie regular como en Artifacts (que no he leído), el primer capítulo de esta nueva era supone un cambio radical con respecto a donde Marz y Sejic dejaron las cosas en su último número. Sara ya no es policía en Nueva York, sino detective privada en Chicago. Su hija Hope ha desaparecido del mapa (creo que eso se explica en otro sitio), y Sara parece no recordar su existencia excepto por un momento en que ve una foto cambiar por un segundo para mostrar a nuestra heroína con su hija al brazo. Por fuentes externas (y un corto prólogo al principio del tomo) sé que ha habido algún tipo de cambio en la realidad del universo Top Cow, y las cosas, aunque parecidas, ya no son como eran. Como ya he dicho, creo que esto tiene algo que ver con los sucesos narrados en Artifacts, pero no estoy seguro.

Sea como fuere, Sara se encuentra, gracias a la pluma de Tim Seeley (de cuya soberbia Revival os hablé recientemente), investigando a un grupo de personas que parece llevar una versión orgánica del Witchblade y que está enfrentado a un grupo de brujas moteras con poca ropa y menos escrúpulos. Y aunque podría seguir explicando cosas, lo más importante es que, en general, la historia me dejó indiferente. Tanto la trama como los diálogos son competentes y están bien llevados, pero, sinceramente, el tomo ni me entusiasmó ni me dejó con ganas de más en lo que a las peripecias de la señorita Pezzini se refiere. Y los dibujos de Bernard son también sólidos y competentes (excepto por el típico síndrome superheroico en el que todos tienen la misma cara pero con distinto peinado), pero me dejaron tan indiferente como la historia. Los colores de Arif Prianto, por otro lado, me parecieron estupendos y, junto a las tremendas portadas de John Tyler Christopher, lo mejor del tomo. Una lástima, porque esos dos elementos no son suficientes para hacerme comprar el próximo volumen, pero qué se le va a hacer.

En resumen: que echo de menos a Marz y Sejic, y aunque no descarto volver a la serie en el futuro, no creo que vaya a suceder ni este año ni el que viene, que bastantes cosas tengo por leer. Pero si alguno de vosotros lee este tomo, no dudéis en decirme qué os parece!

Sunday, March 10, 2013

Monstruosidad

Hace varias semanas me pasé Transformers: Fall of Cybertron, videojuego excepcional que continúa la historia narrada en Transformers: War for Cybertron, del que os hablé aquí. Esta secuela me pareció infinitamente superior al juego original (que me encantó), y tras tanto jugar con los famosos robots me entraron ganas de pasar más tiempo en su transformable universo. Podéis, pues, imaginaros lo gratamente que me sorprendió encontrarme con una oferta imposible de rechazar en Comixology, gracias a la cual me pude comprar digitalmente el primer número de Transformers: Monstrosity, una maxiserie de doce números escrita por Chris Metzen y Flint Dille y dibujada por Livio Ramondelli. 
Este primer capítulo no tiene más que diez o doce páginas, así que la historia no se desarrolla demasiado, pero Grimlock y un par más de Dynobots logran hacer acto de presencia, lo que me hizo sonreír como un idiota dado lo mucho que me gustaron los niveles de Fall of Cybertron por este grupo protagonizados. En cuanto al aspecto visual del comic, las ilustraciones de Ramondelli me encantaron, y los colores que utiliza para retratar Cybertron y sus robóticos habitantes me parecieron fascinantes y de lo más apropiado. 
El único problema que tuve con este tebeo (aparte de un robot con incongruentes bigote y barba que aparece al final) es que, debido a un sospechoso resumen en la contraportada, creo que esta serie transcurre justo después de Autocracy, que todavía no he leído, con lo que no pude dejar de pensar que me había perdido algo mientras leía las páginas de Monstrosity. Ya sé que no es la primera vez que empiezo una historia por donde no toca, pero quiero dejar bien claro que no sabía que esta serie era una continuación de la otra, así que no me critiquéis demasiado. Será cuestión de empezar a leer Autocracy que, casualmente, también reside en mi iPad. Y es que Monstrosity no fue la única oferta que no pude rechazar...

Friday, March 08, 2013

Animales diarios

El fin de semana pasado terminé de leerme el primer volumen de The Daily Zoo, el fantástico libro de ilustraciones del virtuoso Chris Ayers que mi querida esposa me regaló el mes pasado.
En abril de 2005, Ayers fue diagnosticado con leucemia, y se pasó los siguientes doce meses luchando contra la enfermedad. Una vez dado de alta, el artista decidió pasar los siguientes doce meses entregado a una de sus pasiones: dibujar animales. Sin embargo, "dibujar animales" no era suficiente, así que el artista se propuso dibujar un animal por día durante los siguientes 365 para celebrar su mejoría y compensar, de algún modo, por el terrible año que acababa de pasar.
Cada uno de los 365 dibujos es magnífico, y Ayers demuestra gran versatilidad tanto en estilo como en técnica. Algunos dibujos están hechos a lápiz, otros a tinta, otros están pintados con rotulador, o gouache, o con cualquier otro material que el autor quiso probar. En cuanto al estilo, tanto los dibujos más realistas como los más estilizados, exagerados, y caricaturescos son extraordinarios y una delicia visual. Así pues, si os gustan los libros de ilustraciones y los animales, no perdáis más tiempo y comprad este libro, que no tiene desperdicio.

Wednesday, March 06, 2013

La edad de oro

El otro día terminé de leerme Image Comics: The Road to Independence, un interesantísimo libro que cuenta la historia de la formación de la popular editorial de cómics a través de extensas entrevistas con cada uno de los siete miembros fundadores, así como con varios otros artistas y editores que trabajaron en y para la compañía en sus primeros años. Personalmente, tengo buenos recuerdos de estos años (principios de los 90) a los que considero mi edad dorada de los cómics particular, ya que nunca antes ni después he sentido ni la emoción, ni la sorpresa, ni la anticipación desaforada por cada nueva serie y cada nuevo número de cada serie que sentí cuando Image nació y empezó a publicar sus primeros cómics. Mis artistas favoritos del momento, Jim Lee, Marc Silvestri, Whilce Portacio, y Todd McFarlane, habían decidido, junto a Erik Larsen, Rob Liefeld, y Jim Valentino, crear su propia editorial y publicar sus propios personajes sobre los que mantendrían el copyright para poder hacer con ellos lo que quisieran. Y vaya si lo hicieron: docenas de series y personajes fueron apareciendo una tras otra, con un color por ordenador nunca visto, y una energía contagiosa. ¿Cómo podía no comprar Spawn, WildCats, Cyber Force, Wetworks, Gen13 (ésta algo más tarde), StormWatch, y quién sabe qué más series? Como ya he dicho, fue mi edad de oro.

En este libro, George Khoury ofrece una perspectiva única del nacimiento de Image gracias su método de trabajo: las entrevistas con los fundadores. A través de estos siete artistas y sus recuerdos, el lector puede comprender los factores que confluyeron en la creación de Image, las razones de los artistas para abandonar Marvel y crear sus propios personajes, y el efecto que este movimiento sin precedentes tuvo en la industria del cómic.

Por las razones citadas en el primer párrafo, siempre he estado interesado en la génesis de Image, con lo que ya os podéis imaginar que este libro parece haber sido escrito conmigo en mente, y lo he disfrutado de lo lindo (gracias Hal por regalármelo). Por otro lado, dado que el libro se publicó en 2007 pero yo lo he leído en 2013, me ha resultado de lo más interesante leer ciertos comentarios o expectativas expresadas por los distintos autores en su día sabiendo cómo iban a irles los siguientes seis años y qué cosas iban a cambiar y cómo.

En definitiva, si estáis interesados en este tumultuoso período de la historia de los cómics en general, y de Image Comics en particular, no lo dudéis y leed este libro, que no os decepcionará.

Monday, March 04, 2013

Forjando un marine


Aquí tenéis la versión a lápiz del dibujo de Nash que os enseñé el otro día. Como nota curiosa, diré que lo primero que dibujé fue el alien de la derecha, y a continuación me puse con el aguerrido Nash. En principio, iba a poner el logo de Space Hulk arriba en el centro-izquierda del dibujo, pero al ver el espacio vacío que quedaba bajo a la izquierda cambié de idea y decidí ponerlo ahí. Sin embargo, cuanto más lo pensaba, menos me gustaba la idea, así que decidí eliminar el logo y sustituirlo por otra criatura que no sólo sería más divertida de dibujar, sino que añadiría más vida a la ilustración al doblar el número de problemas al que el esforzado Nash se tenía que enfrentar. Una vez hube dibujado al monstruito, supe que había tomado la decisión correcta, así que ahora "sólo" faltaba entintarlo todo. 
¡Espero que os haya gustado este pequeño cómo se hizo!