Sunny Jhanna

Bienvenidos a Sunny Jhanna, el sitio oficial de Las crónicas de Dae y Ruled by Spiders. ¡Gracias por visitarnos y regresad pronto!

Wednesday, March 06, 2013

La edad de oro

El otro día terminé de leerme Image Comics: The Road to Independence, un interesantísimo libro que cuenta la historia de la formación de la popular editorial de cómics a través de extensas entrevistas con cada uno de los siete miembros fundadores, así como con varios otros artistas y editores que trabajaron en y para la compañía en sus primeros años. Personalmente, tengo buenos recuerdos de estos años (principios de los 90) a los que considero mi edad dorada de los cómics particular, ya que nunca antes ni después he sentido ni la emoción, ni la sorpresa, ni la anticipación desaforada por cada nueva serie y cada nuevo número de cada serie que sentí cuando Image nació y empezó a publicar sus primeros cómics. Mis artistas favoritos del momento, Jim Lee, Marc Silvestri, Whilce Portacio, y Todd McFarlane, habían decidido, junto a Erik Larsen, Rob Liefeld, y Jim Valentino, crear su propia editorial y publicar sus propios personajes sobre los que mantendrían el copyright para poder hacer con ellos lo que quisieran. Y vaya si lo hicieron: docenas de series y personajes fueron apareciendo una tras otra, con un color por ordenador nunca visto, y una energía contagiosa. ¿Cómo podía no comprar Spawn, WildCats, Cyber Force, Wetworks, Gen13 (ésta algo más tarde), StormWatch, y quién sabe qué más series? Como ya he dicho, fue mi edad de oro.

En este libro, George Khoury ofrece una perspectiva única del nacimiento de Image gracias su método de trabajo: las entrevistas con los fundadores. A través de estos siete artistas y sus recuerdos, el lector puede comprender los factores que confluyeron en la creación de Image, las razones de los artistas para abandonar Marvel y crear sus propios personajes, y el efecto que este movimiento sin precedentes tuvo en la industria del cómic.

Por las razones citadas en el primer párrafo, siempre he estado interesado en la génesis de Image, con lo que ya os podéis imaginar que este libro parece haber sido escrito conmigo en mente, y lo he disfrutado de lo lindo (gracias Hal por regalármelo). Por otro lado, dado que el libro se publicó en 2007 pero yo lo he leído en 2013, me ha resultado de lo más interesante leer ciertos comentarios o expectativas expresadas por los distintos autores en su día sabiendo cómo iban a irles los siguientes seis años y qué cosas iban a cambiar y cómo.

En definitiva, si estáis interesados en este tumultuoso período de la historia de los cómics en general, y de Image Comics en particular, no lo dudéis y leed este libro, que no os decepcionará.

18 comments:

Nash said...

Curioso que salga este post ahora. La semana pasada estuve releyendo mis viejos comics de Image, Griffter, Wilcats, Cyberforce y Backlash. También fue mi época dorada del comic, la idea de los fundadores era genial, tendrían los derechos y cuidarían de su obra, no dejarían que cualquiera dibujase una mierda o que las tramas fueses malas. Pero que gran decepción, estos grandes artistas se cansaron enseguida de currar pasaron el testigo al primero que pasaba por la calle y por último se vendieron al mejor postor. Todos menos McFarlane. Por cierto en el Backlash 16 me dio por leer los correos que mandaban los fans y un tal Mario Alba de Paiporta decia lo mucho que le gustaba la serie y el amigo Brett Booth :-) ¿publicaron tu dibujo??

finn5fel said...

Sí que es casualidad, sí, y me alegro de que disfrutaras esa época tanto como yo. Sin embargo, no puedo sino criticar tus generalizaciones, ya que no todos hicieron lo que dices que hicieron. De los siete fundadores:

Jim Lee
Creó y empezó a dibujar WIldCats pero, como Marc Silvestri (de quien hablaremos pronto), estuvo más interesado en crear su propio mini-universo con su WildStorm Studios, con lo que empezó a publicar más y más series y a descubrir y contratar nuevos talentos, como : Scott Campbell o Brett Booth. Como todos sabemos, Lee acabó vendiendo WIldStorm a DC Comics, paso este que lamentablemente provocó la desaparición del sello WildStorm hace unos años.

Rob Liefeld
Como todos sabemos, Liefeld publicó varios números de Youngblood y otras porquerías, y acabó siendo echado de Image por los otros seis fundadores unánimemente por razones que no vienen a cuento.

Todd McFarlane
Creó y dibujó Spawn durante algo más de una decena de números, y después contrató a Greg Capullo para que dibujara, pero él siguió guionizando la serie durante años. Ni qué decir tiene, McFarlane diversificó sus intereses, pero sigue en Image y vinculado a Spawn.

Marc Silvestri
Empezó dibujando CyberForce, y es verdad que pronto dejó de dibujarla para centrarse en crear Top Cow Productions y encontrar nuevos talentos con que crear su propia mini-universo dentro de Image. Sin embargo, Silvestri ha seguido dibujando varias series limitadas y jamás ha vendido sus personajes o su compañía a nadie, y todavía sigue en Image.

Erik Larsen
Larsen jamás dejó de escribir y dibujar Savage Dragon, que continúa hoy en día escrita y dibujada por él, con más de 200 números a sus espaldas.

Whilce Portacio
Creó y dibujó varios números de Wetworks, pero dos problemas graves le impidieron continuar la serie y acabó vendiéndole los derechos a WildStorm. Estos dos problemas fueron: (1) la muerte de su hermana; y (2) quedar en coma por una semana debido a una diabetes que ignoraba sufriera, que le hizo olvidar cómo dibujar y que obligó al artista a pasar más de un año en rehabilitación antes de poder volver a dibujar como antes.

Jim Valentino
Dibujó varias series limitadas de su personaje Shadowhawk, y luego hizo otras series con otros personajes propios en Image. Valentino jamás se fue de Image, y todavía continúa allí.

O sea: que nada de generalizaciones incorrectas, amiguete ;)

Y sí: esa carta en Backlash es mía, hahaha. Creo que no publicaron mi dibujo, al menos no en esa serie, pero recuerdo uno de Fuji que publicaron en StormWatch, jejeje.

Nash said...

Joer que puntilloso, generalice por que el la mayoría de los casos abandonaron sus series y lo peor, a gente que no tenia talento. Me decepcionaron mucho por que fueron contra los principios por los que fundaron Image y por lo que yo empece a comprar estas series, por que los autores tiene que cuidar de sus lectores y sus obras. Ya se que cada uno tiene diferentes motivos pero el resultado es el mismo. Pero bueno el más traidor de todos es Lee.

finn5fel said...

Pero es que "la mayoría" no abandonó sus series: fue la minoría. Estoy de acuerdo en que muchos de los que contrataron (aún diría más: la mayoría) para dibujar sus series eran bastante malos, pero creo que partes de una premisa parcialmente errónea. Lee y compañía crearon Image para poder tener control absoluto sobre sus creaciones. Esto quiere decir que pueden hacer con ellas lo que les parezca; o sea, que si quieres seguir dibujándola durante años y años puedes hacerlo, y si quieres contratar a otro para que te la dibuje, pues también.
Aparte de eso, los mismos fundadores admiten que eran bastante inocentes cuando crearon Image, y no se imaginaban el tiempo que iban a tener que invertir en controlar el negocio y el mucho tiempo que hacer todo eso les iba a quitar para dibujar. Y esa fue precisamente la razón principal por la que Jim Lee decidió vender WildStorm a DC: para poder pasar más tiempo dibujando y menos haciendo de "jefe". (Otra cosa es cómo acabaran saliéndole las cosas.)

Dicho todo eso, estoy de acuerdo contigo en que claro que a mí también me hubiera gustado que Lee hubiera seguido con WildCats, o Portacio con Wetworks, pero comprendo su situación y sus acciones, con lo que no puedo echárselo en cara.

Halagan said...

Jo, qué enterados estáis. Reconozco que yo no he leido nada de Image (de aquella época, claro), excepto unos cuantos números de Gen13 que devoré en una visita a Paiporta. Y como tampoco le presté atención al arte viñetil hasta mucho después de vosotros, no sé si yo tengo siquiera una "edad dorada". ¿Cuenta también cuando me leía los Mortadelo y los Sacarino de pequeño?

finn5fel said...

Por supuesto que cuentan. Anda que no me leí yo Mortadelos de pequeño. De hecho, ésa fue mi primera edad dorada, ahora que lo pienso!

Nash said...

Pues si, mi padre tenia esa colección y Asterix y Obelix. Grades series ambas.

Halagan said...

Ya te digo. Mi padre siempre ha estado "por encima" de cosas tan estúpidas como los comics. Ejem. Supongo que por eso yo he tardado tanto en descubrir las maravillas de este mundo. Pero, ahora que lo pienso, sí que tenía unos tomos en casa de Mac Coy, que releí unas cuantas veces. Jejeje, qué recuerdos.

finn5fel said...

No conocía la serie, Hal. Y de Astérix y Obélix sólo he leído unos cuantos, porque, aunque me encantaban (la película Las doce pruebas de Astérix era una de mis favoritas cuando era pequeño, y la veía siempre que la hacían en la tele, que era de mil a cuando), nunca tenía dinero para comprar los tomos, o no me los querían comprar. Tal vez debería hacerme con ellos ahora :)

Halagan said...

Las doce pruebas de Astérix, jajaja, qué buena. Yo tampoco me la perdía si la daban por la tele. Cómo molaban aquellas películas. He aquí una prueba irrefutable.

Yo tampoco tenía dierno para comprarme los tomos, ni tampoco los Tintín, aunque me gustaba menos. Creo que el único que tenía era Astérix y la residencia de los dioses. No me lo leí veces ni nada.

finn5fel said...

Creo que ése no me lo he leído. Excepto por Las doce pruebas, que tenía en formato comic aunque era algo extraño, pues era más bien una historia en prosa con ilustraciones acompañando al texto, sólo creo haber leído La cizaña, Astérix el galo, y uno o dos más...

Halagan said...

Creo recordar que yo no leí más que cuatro o cinco tomos de Astérix, todos sacados de la biblioteca municipal menos el anteriormente mencionado. Astérix el galo era uno de ellos, sin duda. No recuerdo cuáles eran los demás.

Volviendo al tema de Image: ¿qué series de aquella época me recomendaríais? Tengo mucho por leer ahora, pero si hay algo que me parezca muy interesante, igual le doy prioridad.

finn5fel said...

Tengo curiosidad por ver qué sugiere Nash, la verdad. Personalmente, y por más que disfrutara con las series originales de Image, creo que no sería capaz de recomendarte ninguna, hahaha. Gen13 era muy divertida y estaba dibujada de manera soberbia por Campbell, pero no es precisamente una de las mejores series de la historia. Del mismo modo, disfruté Backlash, Wetworks y Cyber Force durante muchos números, pero no dejan de ser típicos comics de superhéroes sin mucha sustancia, al igual que WIldCats o qué sé yo. Probablemente la mejor de todas tanto en calidad como en tiempo que la mantuvo sea Spawn, pero puede hacerse algo pesada y repetitiva. Y Witchblade, por supuesto, me encantaba, y los primeros veinte o veinticinco números probablemente aguantan bastante bien. (Aun así, mejor que te leas los números de Ron Marz en vez de esos.) Y, ni qué decir tiene, Danger Girl (la miniserie original) y Battle Chasers, aunque esta última quedó sin terminar.

De todas formas, si quieres leer comics de Image, lo mejor sería leer series modernas, como Chew, Saga, Orc Stain, o Revival.

Nash said...

Coincido con Finn es sus recomendaciones, Wildcats, cyberforece, backlash, griffter, las miniseries del Team-7, danger girl, Spawn, wildcore. Yo estoy releyendo todos los comics que tengo en casa de mis padres para recordar los viejos buenos tiempos.

Halagan said...

Tomo nota, aunque en principio no me atrae mucho ninguna de las series que mencionáis. Quizá Spawn, pero eso de que pueda hacerse pesada me tira bastante para atrás.

finn5fel said...

Si yo fuera tú, no me molestaría con ninguna, excepto con la serie original de Danger Girl, que ahora mismo no recuerdo si has leído o no.

Halagan said...

Sí que la leí, sí. Hace tiempo. Siguiendo tus recomendaciones, me compré el tomo junto a Revelations y Ultra.

finn5fel said...

Ah, vale, vale. Qué buenas las tres, oye.