Sunny Jhanna

Bienvenidos a Sunny Jhanna, el sitio oficial de Las crónicas de Dae y Ruled by Spiders. ¡Gracias por visitarnos y regresad pronto!

Tuesday, February 07, 2017

Sobrevive hasta el amanecer

La nueva generación de consolas salió a la venta hace algo más de tres años. Como siempre suelo hacer, decidí esperar a que rebajaran los precios para hacerme con una, y mientras tanto seguí comprando juegos para y jugando con mi Xbox360. Dado que tenía una consola de Microsoft, al principio asumí que me compraría la Xbox One, pero según fueron anunciándose y lanzándose los juegos exclusivos para PlayStation 4 me di cuenta de que los juegos que más me interesaban esta generación eran los de Sony, con lo que resolví cambiar de chaqueta y comprarme una PS4 cuando pudiera. Al final, no acabé comprándomela, sino que Crystal me la regaló las pasadas Navidades, regalo por el que le estaré eternamente agradecido.

De todos los juegos exclusivos de PS4, el que más me llamó la atención y me hizo escoger la consola de Sony fue Until Dawn, un juego de Supermassive Games que prometía hacer las delicias de los aficionados a las películas de miedo, y que Crystal me regaló junto a la consola. Como ya os podréis imaginar, me faltó tiempo para meter el disco en la PS4 y empezar a jugar.


Until Dawn comienza con un grupo de amigos pasando un fin de semana en la típica cabaña en medio del bosque en una montaña nevada y aislada a la que sólo se puede acceder por teleférico en la que todos sabemos nunca pasa nada bueno. Efectivamente, los chavales deciden gastarle una broma a una de las chicas del grupo, Hannah, y le hacen pensar que le gusta al chico que a ella le gusta. Cuando la pobre desdichada entra en la habitación para reunirse con el chico y empieza a quitarse la camisa, se da cuenta de que el resto de amigos están escondidos en el cuarto grabándolo todo con una cámara, los muy canallas. Completamente humillada y avergonzada, Hannah sale corriendo del cuarto y de la casa, y su hermana Beth sale detrás de ella mientras el resto de amigos murmuran que sólo era una broma, que no es para tanto.

Tras alcanzar a su hermana, ambas escuchan unos extraños ruidos primero, y ven unas misteriosas llamaradas después, lo que las hace echar a correr, sólo para acabar precipitándose por un acantilado, pasando así a mejor vida. Pero eso lo sabe el jugador, pues la policía jamás encontró los cuerpos.

El juego comienza de verdad tras este prólogo. Ha pasado un año, y Josh, el hermano de Beth y Hannah, invita a todos los amigos a regresar a la cabaña para dejar atrás la tragedia de una vez por todas. A la reunión asisten:
Sam (Hayden Panettiere), la chica simpática a la que le gustan la naturaleza y el aire libre.
Matt (Jordan Fisher), atleta y novio de Emily.
Emily (Nichole Bloom), la chica antipática que no deja de discutir con todo el mundo.
Mike (Brett Dalton), chulillo bravucón que se cree le cae bien a todo el mundo, y ex-novio de Emily.
Jess (Meaghan Martin), la "tía buena" que se lo quiere montar con Mike.
Josh (Rami Malek), raro y algo retraído, lo que no es de extrañar después de la desaparición de sus hermanas.
Ashley (Galadriel Stineman), la chica seria y responsable.
Chris (Noah Fleiss), el gracioso y empollón que está enamorado de Ashley.

Las cosas empiezan a torcerse incluso antes de que todos lleguen a la cabaña, y a partir de ahí, la situación no hace sino empeorar mientras los protagonistas van descubriendo qué pasó realmente con las hermanas de Josh, y cómo otros sucesos más alejados en el tiempo influyeron tanto en esa tragedia como en la que está desarrollándose en estos momentos. Los giros inesperados se suceden uno tras otro, y las sorpresas no paran hasta el final.


Until Dawn está dividido en diez capítulos que marcan la cuenta atrás hasta el amanecer, que es cuando termina el juego. Así pues, el primer nivel transcurre diez horas antes del amanecer, y el último, una. A lo largo de los niveles, el jugador tiene la oportunidad de controlar a todos y cada uno de los ocho amigos, explorar la cabaña, el bosque, la montaña y los lugares que se van encontrando, y tomar decisiones que afectan al desarrollo de la historia. Y ése es el principal atractivo de Until Dawn, ya que según las decisiones que el jugador tome, el juego puede terminar con los ocho amigos muertos, los ocho vivos, o cualquier combinación posible entre ambos extremos. Interesante, ¿verdad?


Until Dawn utiliza muchos tópicos recurrentes de las películas de terror adolescente donde un psicópata va eliminando al reparto metódicamente, y pone al jugador en la piel de las víctimas para ver lo que haría él en esa situación: ¿debo esconderme debajo de la cama o salir corriendo? ¿Meterme en el armario o saltar por la ventana? ¿Investigar el extraño ruido o salir por piernas? ¿Intentar cerrar la puerta para impedir que me atrapen, o usar el precioso tiempo que correr el pestillo conlleva para aumentar la distancia que me separa de quien me persigue? Ni qué decir tiene, todas estas decisiones tienen un tiempo límite para tomarse, y en más de una ocasión el jugador acaba preguntándose por qué demonios ha hecho lo que ha hecho. Igual que cuando vemos una película de miedo y señalamos que los personajes han tomado una decisión estúpida, vamos. La de decisiones estúpidas que he tomado yo en este juego...

Junto a las decisiones y la exploración de los escenarios, la otra mecánica del juego son los llamados quick time events, en los que de repente y sin previo aviso tienes que apretar el botón correcto o sufrir las consecuencias. Por ejemplo, cuando Sam está escalando una resbaladiza montaña, de pronto tienes dos segundos para apretar el botón X, o la joven se caerá. Y dos segundos después tienes que apretar otro botón, o Sam no podrá agarrarse a la cornisa que necesita y se precipitará a su muerte.

Relacionada con esa mecánica pero completamente opuesta es cuando hay alguien (o algo) cerca de ti y estás escondido, y tienes que dejar el mando perfectamente inmóvil para que no te vean. Esos momentos de quietud infinita añaden tanta tensión como tener que apretar el botón correcto en cuestión de fracciones de segundo.

Mientras la historia se va desarrollando, el jugador tiene la oportunidad de ir conociendo mejor a los personajes, y de cambiar sus relaciones según las decisiones que tome, con lo que cada partida es diferente, lo que anima a pasarse el juego más de una vez. A esto también animan una banda sonora excelente, y unos gráficos soberbios. Todos los personajes están hechos con tecnología motion capture, con lo que las animaciones y expresiones faciales resultan reales como la vida misma.

Cada personaje está interpretado por un actor (Hayden Panettiere es posiblemente la más famosa), y todos tienen personalidades individuales y formas de hacer las cosas según quiénes son y cuál es su relación con los otros personajes con quien están en un momento dado.

Obviamente, cualquier aficionado al cine de terror disfrutará Until Dawn sobremanera y, al igual que yo, se lo pasará en grande descubriendo los misterios del juego, interactuando con los distintos personajes, y tratando de lograr que todos sobrevivan hasta el amanecer. En mi primera partida, sólo dos de los ocho (Mike y Emily) vivieron para ver la luz del día. Sam estuvo a punto también, pero murió segundos antes del final del juego, lo que me apenó bastante. Con todo lo que he aprendido en esa partida, espero aumentar el número de supervivientes en mi próximo intento, y hacer que al menos la mitad del grupo sobreviva. Aunque ya veremos qué pasa.

En resumen, Until Dawn me ha encantado, y sin duda hice bien en decantarme por la consola de Sony frente a la de Microsoft, porque este juego bien vale hacerse con una PS4 para poder disfrutarlo. Le doy cinco estrellas de terror adolescente, y os lo recomiendo encarecidamente. Ya os contaré qué sucede en mi segunda partida... si sobrevivo hasta el amanecer para seguir jugando.

2 comments:

Nash said...

Yo este juego me lo paso fijo... segun llego a la casa me voy. pero estamos locos o que?? que no te tienes que ir a una casa en mitad del bosque... no aprenden nada estos americanos.
Pero ahora que no nos lee nadie cuentame que pasa con las hermanas que me has dejado intrigado.

finn5fel said...

Jajaja. Con las hermanas pasa lo que ya digo en el post: que se caen por un precipicio y la palman. Según vas avanzando en el juego, y dependiendo de los objetos que encuentres, los personajes descubren que no sólo desaparecieron, sino que murieron. También se descubre quién era el responsable de lanzar las misteriosas llamaradas: un tipo con un lanzallamas que...

SPOILER WARNING!!!

... se dedica a proteger la zona desde hace décadas, cuando unos mineros quedaron atrapados en las minas tras un desprendimiento, y recurrieron al canibalismo antes de ser rescatados. Cuando llevaron al hospital a los supervivientes, los análisis revelaron cambios y mutaciones extrañas en sus cuerpos... y poco después todo el personal del hospital acabó muerto. ¿La razón? Pues que el canibalismo en esta zona del norte del continente atrae al terrible espíritu conocido como el Wendigo, que posee a quienes consumen carne humana y los impulsa a seguir matando. Con lo que resulta que el tipo del lanzallamas que al principio parecía el malo de la historia, es el héroe... hasta que se lo zampan los wendigos, claro. De hecho, el espíritu del Wendigo se hace también con una de las hermanas, y en mi versión de los hechos, mata a su hermano Josh, tragedia que trataré de evitar en mi próxima partida.

Y eso es lo que hay :)