Sunday, July 19, 2015

A cuerno quemado

Hace cosa de un año os hablé de Horns, una novela de Joe Hill de lo más entretenida. Bien, hace poco tuve la oportunidad de ver la versión cinematográfica, que me pareció igual de amena.
Dirigida por Alexandre Aja y protagonizada por Daniel Radcliffe, Horns cuenta la historia de Ig Perrish, un joven cuya novia aparece asesinada una buena mañana, y sobre quien recaen todas las sospechas. Sin embargo, un extraño suceso que comienza como un problema más que añadir a los que ya tiene acaba convirtiéndose en la única arma que Ig puede utilizar para probar su inocencia: los cuernos que de repente le salen de la cabeza, y que hacen que todo aquel que entra en contacto con él le confiese sus más íntimos y oscuros deseos.

Como ya he dicho, la película me pareció muy entretenida, pero lo mejor sin duda es Daniel Radcliffe, que en mi opinión hace un papelón y nos regala una actuación sentida, honesta, natural y desgarrada que hace que los sucesos sobrenaturales que se presentan en la historia resulten verosímiles y, hasta cierto punto, normales. Tanto si habéis leído la novela, que Keith Bunin adapta magníficamente, como si no, desde aquí os recomiendo que le deis una oportunidad a este oscuro cuento de mentiras y secretos, que bien vale la pena.

3 comments:

Halagan said...

Como premisa debo decir que, a priori, parece de las raras raras. Se ve que Joe Hill es hijo de su padre, jeje.

Pues nada, Fel, si tanto te ha gustado es que hay que verla.

Seubra Arbúes said...

Sí que suena raro eso de los cuernos, sí. Tanto la novela como la película sabes si están en castellano?

finn5fel said...

Estás de suerte, Arbúes, pues ambas están en castellano:

Peli (salió el pasado octubre):
http://cine.fnac.es/a1136699/Horns-sin-especificar

Novela:
http://libros.fnac.es/a655672/Joe-Hill-Cuernos

Y ya que estoy, su colección de relatos cortos 20th Century Ghosts es colosal, y creo que está en castellano también:
http://libros.fnac.es/a343541/Joe-Hill-Fantasmas

Y sí que es hijo de su padre, Hal, tanto por dentro como por fuera (son clavaditos).