Sunny Jhanna

Bienvenidos a Sunny Jhanna, el sitio oficial de Las crónicas de Dae y Ruled by Spiders. ¡Gracias por visitarnos y regresad pronto!

Friday, October 04, 2013

El día de la marmota

Al igual que hicimos el año pasado, mi querida esposa y yo planeamos participar en la feria de arte de Prater's Mill, que se celebra el próximo fin de semana. Esta vez, en vez de ir como Demure Dragonfly para exponer fantásticas fotografías, vamos a ir como Sweet Camisas y llevar nuestras ídem para niños.

Tras contactar con la organización y mandarles muestras de las camisas y los diseños por correo electrónico, nos pidieron que nos pasáramos por su oficina para enseñarles las camisetas en persona. Básicamente, las dos señoras a cargo del festival no se creían que los diseños fueran nuestros (lo que supongo debería tomarme como un cumplido), y querían verlos en vivo y en directo para confirmar que, en efecto, no las estábamos timando. (No me preguntéis por qué piensan que podríamos mentirles por Internet pero no en persona, porque yo tampoco le encuentro el sentido.) Afortunadamente, se fiaron de nosotros y no sólo nos dejaron participar y alabaron los diseños, sino que me pidieron que les hiciera un dibujo para publicitar el evento en el periódico. Dicho evento tiene lugar al aire libre entre hierba y árboles, y según nos contaron las dos buenas señoras, la propiedad está llena de marmotas. Por tanto, nos dijeron, sería estupendo si les pudiera dibujar una marmota para el anuncio. Ni qué decir tiene, acepté el desafío con entusiasmo y un par de días después me puse manos a la obra. El resultado final lo podéis ver aquí, pero como sé que a Nash le gusta ver los bocetos, capturé esta imagen antes de ponerme a terminar la ilustración.

No sé si os gustará más el boceto o el dibujo terminado, pero el caso es que, cuando les mandamos el dibujo a las señoras anteriormente mencionadas, les encantó. Sin embargo (y aquí es donde empecé a calentarme y empezó a salirme el temperamento de artistazo moderno superguay), y pese a que dijeron que les gustaba muy mucho, tenían, las buenas mujeres, una serie de cambios que querían que hiciera. Una lista de seis, para ser precisos. Y lo mejor es que al menos la mitad de dichas modificaciones eran cosas que podrían haberme dicho cuando me pidieron que dibujara "una marmota" y así yo me hubiera evitado tener que enfadarme, desenfadarme, y hacer un segundo dibujo. Por ejemplo, si usted quiere que su marmota esté sujetando un cartel con el nombre de la feria, ¿no cree que sería una buena idea decirle al artista que dibuje una marmota sujetando dicho cartel en vez de decirle que dibuje "una marmota" para luego pedirle que añada el cartel? Y no sé si os habéis apercibido, pero dada la postura de manos y brazos, esta marmota no va a sujetar ningún cartel sin tener que pasar por un proceso de redibujado concienzudo. Pero no sólo había que añadir un cartel, sino que además había que hacer otros cambios con los que no os voy a aburrir.

Pensé que lo mejor sería dejar pasar varios días para que las ansias homicidas se me disiparan, y unos cuatro días después de recibir el correo electrónico con la lista de cambios, y viendo que no les había mandado la nueva versión todavía (de hecho, ni había hecho acuse de recibo de la lista de marras para evitar mentarles sus muertos más frescos), la buenas señoras nos llamaron por teléfono para asegurarse de que no estábamos enfadados (que sí lo estábamos) y que su actitud no nos había resultado insultante (que también). Mi querida esposa le dijo que no se preocupase, que no es que el artistazo moderno superguay estuviera echando espumarajos por la boca, sino que no había tenido tiempo de sentarse a dibujar roedores, pero ese mismo fin de semana se pondría a trabajar. Y como para entonces ya se me habían pasado las ganas de estrangular a las susodichas, me senté delante de mi querido Cintiq, y redibujé la marmota por completo. Pero para saber cómo quedó esta segunda versión, y para descubrir qué pensaron las individuas tendréis que esperar un poco más. Mientras tanto, espero que no os hierva la sangre tanto como a mí, que no vale la pena.

6 comments:

Nash said...

No se que me gusta más si el boceto o la historia. A mi me ha pasado lo mismo haciendo programas, te piden unas cosas diseñas todos y cuando muestras el resultado te dicen unos "pocos" cambios que en realidad te hacen rehacer el trabajo. Por eso llegue a la decisión de que todo lo que quieren por escrito y si hay cambios los pagan.
Espero que vendais un monton de camisetas ya que son geniales.
PD: Tienes razon me gusta más en boceto :-)

finn5fel said...

Es lo que voy a tener que hacer yo también. La gente se piensa que hacer unos cambios pequeñitos no cuesta nada... A ellos sí que no les cuesta, pero bueno.

Este fin de semana me voy a dedicar a crear diseños navideños para la nueva remesa de camisas, y el fin de semana que viene iremos a la feria a ver cuán rotundo es nuestro éxito. Ya os contaré :)

Finalmente, me alegro de que te gusten tanto la historia como el boceto, y que nos mandes tu apoyo transoceánico!

Nash said...

No te ovides de colgar fotos del evento y vuestro puesto. Y de llevaros a la modelo de camisetas de la famila que seguro que asi vendeis mucho más.

finn5fel said...

Este fin de semana! Ya haremos fotos y os mantendremos informados. Y si Avonlea no fuera a aburrirse soberanamente, nos la llevaríamos para que hiciera de modelo :)

Halagan said...

Llego tarde, así que pregunto directamente: ¿qué tal fue la cosa?

finn5fel said...

Es este fin de semana, así que ya veremos...