Friday, June 14, 2013

Aquellas cuyos pechos desafían la ley de la gravedad

Por recomendación de Finn adquirí Carbon Grey, y ya que estaba y por el mismo precio me hice también con Dust: El castillo Reicher. Ambas obras tienen mucho en común: las dos  están ambientadas en una variante de la Segunda Guerra Mundial donde por A o por B los alemanes y los aliados tienen máquinas muy chulas y armas muy chulas, y a pesar de todo eso a la peña le encanta matarse con espadas de la forma más sangrienta
posible.
Otro punto en común son los enormes pechos de las protagonistas, ya sean las buenas, las malas o las que pasaban por allí; y, cómo no, con esa forma redonda perfecta que te deja la cirugía plástica. Pero a pesar de semejantes melones se mueven con una gracia felina. Más cosas en común: pues que a la mínima estas pobres mujeres van perdiendo ropa pero da la casualidad que cables, brazos o cualquier cosa que os podáis imaginar siempre se interpone entre el lector y los grandes y bien definidos atributos femeninos.

Cómo no, y los más importante, los dibujos de ambas obras son espectaculares. Una pena que el guión no acompañe... Un momento... ¿guión? ¿Qué guión?

Pero bueno: que para pasar un buen rato y al precio tan reducido al que los obtuve, pues no están mal.

10 comments:

finn5fel said...

Jajajaja. Me parto con tu reseña, Nash. La verdad es que, por lo que recuerdo, estoy de acuerdo con tu valoración de ambos comics. Recuerdo que El castillo Reicher me pareció entretenido pero sin mucha chicha: presentaba un mundo interesante y unos dibujos fantásticos, pero la historia en sí... bueeeeno.

La historia en Carbon Grey está más elaborada, pero, al menos a mí, me resultó muy confusa hasta que la revelación final le da sentido a lo que se ha mostrado con anterioridad. De nuevo, se presenta un mundo muy interesante con unos dibujos magníficos, y aunque la historia es mejor que la de Dust... bueeeeno.

Debo señalar que no sé qué tienen los mundos de historia alternativa, pero siempre me resultan fascinantes. Tal vez algún día ambiente un cómic en uno...

De todas formas, me alegro de que al menos te hayan resultado entretenidos, y que no hayan resultado una mala inversión. So pirata.

Nash said...

El problema del castillo no es la falta de chicha si no la estupidez de la misión. Tenéis que destruir un castillo por que los alemanes va a lanzar monos inteligentes al espacio para lanzar misiles. Eso si, en lugar de mandar bombarderos mandamos a tías buenorras en robots gigantes para destruir el castillo. Y las tías buenorras son tan listas que salen de los robots gigantes por que se quedan sin balas....
A mi también me encantan las historias alternativas, creo que esta relacionado en parte por lo mucho que me gustan los viajes en el tiempo. Me encanta la idea de que hagas un cómic ambientado en una realidad alternativa.

finn5fel said...

Nada más sugerirlo, se me ocurrieron varias ideas para una historia alternativa, pero ni siquiera debería haberlo mencionado, porque no sé cuando me pondré manos a la obra, si es que lo hago :)

Con respecto a la inteligencia de las tías buenorras, ¿cómo van a quedarse dentro de los robots si no les quedan balas? Tendrán que abandonar su protección para que se les pueda rasgar la ropa, ¿no?

Nash said...

jjajajaaj cierto amigo Finn, muy cierto. Si no salen del robot no pueden terminar semidesnudas.
Puedes en vez de hacer un cómic escribir una historia, que hace mucho que no escribes nada y simplemente dibujas la portada y algunos personajes principales.

Halagan said...

Jajaja. Excelente crítica, Nash. Al leerla me han entrado tantas ganas de ojear esos cómics como de mantenerme alejado de ellos.

A mí también me gustan las historias que juegan con una realidad alternativa. Como Temeraire y Watchmen, ahora que me las acabo de leer. No sé qué tendra el hecho de cambiar un pequeño detalle de la Historia y ver cómo el efecto dominó cambia el desarrollo de ésta.

De todas maneras tampoco he leído muchas hstorias de este subgénero. Age of Unreason y las dos antes mencionadas son lo único que me viene ahora a la mente.

Por supuestísimo, Fel, secundo la sugerencia de Nash de que deberías escribir una historia de éstas, sea en formato cómic o prosa o como te apetezca.

finn5fel said...

Vayamos por partes:

1. Creo que Halagan debería leerse estos dos comics y compartir su opinión con nosotros. A fin de cuentas, son cortitos y se leen rápido.

2. Age of Unreason se sale, y Nash debería leer esos cuatro libros fantásticos escritos por el más fantástico Greg Keyes. Sé que ya hemos hablado de esto en el pasado, y sé que el primer libro está en español (El cañón de Newton), así que, Nash, ponte las pilas. Y como digas que no te gusta, Hal y yo nos personamos en Alicante, y no precisamente para echar una partida al Dust.

3. ¿Qué tal Watchmen, Hal? Suena a potencial entrada bloguera que deberías escribir. Y, como follow-up, una comparación entre cómo se representa a las mujeres en Watchmen y Carbon Grey. O Dust. O las dos.

4. Anotado queda vuestro interés en que escriba algo. Lo más gracioso es que había pensado, antes de que lo dijerais, que, de ponerme con esta historia sobre una historia (ja) alternativa, probablemente lo haría en prosa, porque es muchísimo más rápido. Pero no hago ni una promesa ni media, que luego quedo mal ;)

finn5fel said...

Ah, y para historias alternativas tremendas, Inglourious Basterds. He dicho.

Nash said...

Ok, me apunto el libro, ahora me pongo a buscarlo en mi "librería habitual" pero como no lo tengan y con las restrictivas reglas de espacio tendré que esperar.
Halagan si quieres los comics te los puedo mandar por "correo" como yo ya he terminado de leerlos no me importa "dejartelos". Mandame un mail con tu dirección.

Halagan said...

Jajaja. Ya veo que ya me has mandado un mail. Muchas gracias, hombre.

finn5fel said...

Ni tienes excusa pues, Hal. A leer se ha dicho!