Sunny Jhanna

Bienvenidos a Sunny Jhanna, el sitio oficial de Las crónicas de Dae y Ruled by Spiders. ¡Gracias por visitarnos y regresad pronto!

Sunday, April 09, 2017

Máquinas expendedoras y contenedores de basura

Hace cerca de tres meses los del club de Infinity de Barcelona decidimos hacer un pedido a una web australiana de escenografía en dm, que es madera cortada con láser. La verdad es que tiene cosas espectaculares: coches, edificios, ruinas... De entre todas sus opciones, yo pedí un conjunto de decoración para calles compuesto de máquinas expendedoras y contenedores de basura, una furgoneta y un set de alcantarillas. La verdad es que desde el principio la cosa fue mal. Para empezar, los cabrones de mi banco nos cobraron 30€ sólo por el cambio de divisa: una auténtica salvajada. Después, el pedido tardaba en llegar, hasta que un buen día llegó un sobre a casa... Un sobre no puede ser, me dije, si el paquete pesaba unos seis kilos... Los cracks de los australianos habían cerrado el paquete sólo con una cinta de embalar, y en vez de ponerla rodeando todo el paquete, sólo estaba cogiendo un pequeño trozo, con lo que obviamente la mercancía se salió y sólo llegaron a mi casa un kilo y medio de los seis. Hay que tener los huevos bien grandes para entregar el paquete así, pensé, pero luego me fijé que yo había pedido esto por DHL y los muy hijos de su madre, al ver cómo había llegado, lo mandaron por correos. Así que tocó reclamar, y la verdad es que la gente australiana resultó ser muy maja. Les envié fotos de cómo había quedado el paquete, y me lo reenviaron en seguida, así que un mes después me llega una carta de los desgraciados de aduanas diciendo que nos paran el paquete y que tenemos que pagarles porque les sale de los huevos, ya que ya pagué los impuestos australianos, los impuestos españoles, más un recargo porque ellos me habían parado el paquete... Pues joder, no me lo pares. Total, que otro medio mes para solucionar esto y 150 euros de más para que llegue el paquete.

Después de esta aventura me tocó clasificar y repartir a cada uno del club lo suyo, y por fin hace unos días me puse a pintar mi escenografía, que va a quedar genial en mi estación de tren. Lo primero que hice fue el contenedor, al que le di un toque desgastado, y la máquina expendedora de balas. El cartel no lo he pintado, pues me di cuenta de que el tamaño del dibujo que había en la caja en que venía era exacto al de las máquinas de verdad, así que recorté y pegué.

Estoy muy contento con el resultado y espero que os guste.

3 comments:

finn5fel said...

¡Menuda aventura, Nash! Siento mucho todo por lo que tuviste que pasar, y con la de desgraciados con los que tuviste que lidiar. Menos mal que perseveraste y no te rendiste.

Con respecto a la máquina y el contenedor, están muy chulos, y seguro que quedarán estupendos en el escenario.

Lo de esta compañía suena interesante. Eso de que hagan la piezas cortando la madera con láser suena a que pueden hacer cualquier tipo de virguerías. ¿Qué otras cosas tienen?

Nash said...

Me alegro que te gusten. Pues hacen de todo la verdad. Edificios de todas las épocas formas y colores vehículos ruinas... es espectacular todo lo que hay, yo tengo para montar un barco una grúa para poner los contenedores en el barco un edifico de 3 plantas una torre una antena militar un bunker... y alguna cosa más que no recuerdo

finn5fel said...

Cómo mola, oye! Ya nos lo irás enseñando todo!