Sunny Jhanna

Bienvenidos a Sunny Jhanna, el sitio oficial de Las crónicas de Dae y Ruled by Spiders. ¡Gracias por visitarnos y regresad pronto!

Thursday, August 22, 2013

Han Solo en el paraíso

Ya me terminé hace unos días el primer libro de la trilogía de Han Solo de A.C. Crispin, y me ha gustado bastante. La autora ha sabido escribir un pasado que perfectamente concuerda con el Han Solo de las películas, con un pasado difícil como niño de la calle, cínico  pero con buen corazón en el fondo. Acción hay la justa, pero esta novela es más de presentación del personaje, de conocer por qué es como es y qué le ha llevado a hacer determinadas cosas en su futuro. Esta novela me ha parecido muy bien ambientada en el universo de Star Wars, y nos presenta tanto planetas nuevos como otros viejos conocidos. Lo único que no termina de gustarme (pero es algo que me pasa con la mayoría de los libros ambientados en este universo) es el encasillamiento de determinadas razas en profesiones: los gamorreanos son guardias de seguridad, los hutts son mafiosos, etc.
En definitiva, un libro muy recomendable.

16 comments:

finn5fel said...

Me alegro de que te haya gustado el libro, Nash. Como Hal y yo hemos dicho en alguna ocasión, esta trilogía está muy bien: probablemente de las mejores que he leído de la serie.

Tu observación sobre las razas encasilladas es de lo más acertada, y a mí también me molesta bastante. De hecho, hace muchos, muchos años, se me ocurrió escribir una historia ambientada en el universo de SW en la que los distintos personajes tuvieran "trabajos" diametralmente opuestos a los que siempre se les da debido a su especie. Al final nunca la escribí, pero creo que hubiera sido interesante...

Nash said...

Me parece una idea genial una pena que lo la llevases a termino.
Esta vez si que te he dado curro como editor :-)

finn5fel said...

No más que de costumbre, jajaja.

Halagan said...

Pues sí, Fel, una pena que no escribieses esa historia. Recuerdo que yo pensé en escribir un relato romántico tipo Romeo y Julieta en Bespin y con dos Ughnaughts como pareja protagonista. Durante el abandono de Ciudad Nube que se ve en El Imperio contraataca, claro. No lo hice por huevazos.

Sobre este libro en sí, Nash, me alegra que te haya gustado. Lo bueno es que la trilogía no hace sino mejorar con el segundo y tercer libros. Aunque me temo que, aunque aparecen unos cuantos hutts, ninguno de ellos se dedica a obras de caridad precisamente. La verdad es que estoy totalmente de acuerdo con vosotros en que algunas razas de SW están demasiado encasilladas, pero para mí los hutts están bien como están. No me importaría que saliera algún hutt bueno de vez en cuando, pero cuando organizan el crimen org... eso, es cuando están en su mejor momento.

Nash said...

Joer todos tenéis buenas ideas y sabéis escribir bien, que injusto que ese talento se desaproveche. Espero algún día poder leer esas dos historias.

finn5fel said...

Romeo y Ughnieta suena de lo más estupendo, oye. Tal vez podrías titular el relato Amor bajito, jejeje.

Halagan said...

Jajaja. No, prefiero Romeo y Ughnieta de lejos.

finn5fel said...

Si mal no recuerdo, creo que en uno de esos libros malos, malos de SW (puede que fuera Planeta de penumbra) aparecía un hutt Jedi llamado Beldorión. Y pese a que no me guste que los hutts estén encasillados como criminales, un hutt Jedi me pareció ridículo. Imaginad una de esas babosas espaciales sujetando un sable láser con sus manitas subdesarrolladas. Lamentable...

Nash said...

hay cosas que es mejor no imaginar esa es una de ellas.

Nash said...

Ha muerto la escritora :-( a los 63 años.

finn5fel said...

Vaya, hombre.

Halagan said...

Jajaja. Yo también me acuerdo del hutt Jedi, y coincido en que es algo patético, principalmente lo del sable láser.

Recuerdo haber visto una ilustración oficial sobre ello. A ver si la encuentro... Sí, aquí está.

finn5fel said...

Ah! No la has enlazado!

Halagan said...

Oops. Perdón.

finn5fel said...

JAJAJAJA! Menuda chufa...

Halagan said...

Pues eso. A cualquier espadachín con maniobrabilidad humana no le dura el hutt ese ni medio asalto.