Sunny Jhanna

Bienvenidos a Sunny Jhanna, el sitio oficial de Las crónicas de Dae y Ruled by Spiders. ¡Gracias por visitarnos y regresad pronto!

Saturday, November 21, 2015

Rebobinar el tiempo

El pasado agosto os hablé de Chrysalis, el estupendo primer episodio de Life Is Strange, un juego de Dontnod Entertainment publicado por Square Enix cuya quinta y última parte se lanzó en noviembre. Varios meses después de disfrutar el primer episodio, por fin me he puesto con el segundo, Out of Time, y debo decir que me ha gustado tanto o más que el anterior.

Los eventos narrados en Out of Time transcurren al día siguiente de los sucesos acontecidos en la primera parte. Así pues, el juego empieza por la mañana en la habitación de Max Caulfield, estudiante en Blackwell Academy y protagonista de Life Is Strange. Tras hablar con varias personas en el colegio, Max coge el autobús para ir al centro de Arcadia Bay y reunirse con su amiga Chloe, quien insiste en que Max pruebe de manera inequívoca que en verdad posee la capacidad de rebobinar el tiempo y predecir así el futuro. A partir de aquí, el resto del día se va desarrollando de manera relativamente normal, hasta que los sucesos se precipitan al final de episodio cuando Max vuelve a la escuela.

Como ya os dije en agosto, Life Is Strange es un juego centrado en la historia que se narra y en el que, como en The Walking Dead, las decisiones que toma el jugador afectan de forma tremenda cómo discurren los eventos. Obviamente, no voy a destripar nada, pero un suceso en particular en este episodio es tan enorme y tiene tantas repercusiones, que asumí era algo que iba a pasar independientemente de mis decisiones... hasta que vi el resumen de mis acciones y decisiones al final del episodio y descubrí que dicho evento había sido consecuencia directa de mis acciones, y que podía haberlo evitado completamente. Pero esto va a afectar el resto de la historia inevitablemente, me dije, y en verdad lo ha hecho y lo continuará haciendo, pero ahí radica el atractivo del juego: podría volver a jugar y hacer cosas diferentes para ver una historia distinta. Interesante, ¿verdad?

Como también mencioné en agosto, Life Is Strange tiene una factura técnica impecable, unos personajes interesantes, y unos diálogos y voces en verdad acertadísimos. Así pues, si os gustan las aventuras gráficas en las que hay que tomar decisiones que afectan el rumbo de la historia, y tenéis (como yo) especial debilidad por historias de instituto con toques sobrenaturales, no lo dudéis y empezad a jugar a Life Is Strange, que seguro os encantará. Yo estoy contentísimo, ¡y aún me quedan tres episodios que degustar!

9 comments:

Halagan said...

La verdad es que estos juegos por episodios, como éste y The Walking Dead (y creo que también hay un Back to the Future), me intrigan sobremanera. Primero, porque tienen muy buena pinta. Y, segundo, porque si fueran historias lineales entendería sin problema cómo funciona el tema de jugar por episodios. Pero según tus comentarios parece muy claro que de linealidad dramática nada. ¿Cómo puedes entonces comenzar a jugar el tercer episodio y que tenga sentido con la historia que tú has jugado? ¿O es que al comenzar el tercer episodio el juego de algún modo analiza lo que hiciste en este segundo para ofrecerte así una continuación apropiada?

finn5fel said...

Sin duda el juego analiza lo que has hecho antes y configura la historia en base a tus acciones. Lo fácil o difícil que programar juegos así debe ser, no tengo ni idea, pero la verdad es que mola un montón. También es interesante ver el resumen de tus acciones al final del episodio, porque compara lo que has hecho con lo que han hecho el resto de jugadores, y es curioso ver si estás en la mayoría más aplastante o en la minoría más abyecta. Además, ver estos resúmenes también te hace ver (o intuir) las consecuencias que evitaste al no tomar la otra decisión, o qué podría haber pasado de haberlo hecho. Incluso más de una vez he descubierto que algunas decisiones se me habían escapado por completo, y no sé cómo. Como ejemplo que no destripa nada diré que, al terminar este segundo episodio de Life Is Strange y mirar el resumen de mis acciones, vi que una de ellas era que no había ganado acceso a la fiesta del Club Vortex (estaba en la minoría), y no es porque lo hubiera intentado y hubiese fracasado, sino porque ni siquiera sabía que lo podía haber intentado. ¿Cuándo apareció esta posibilidad? Tras pensarlo un rato, se me ocurrieron un par de momentos en el que conversaciones llevadas de otra manera podrían haberme llevado a conseguir una invitación. Y entonces, ¿qué va a pasar ahora? ¿Podré acceder a la fiesta? ¿Tendré otra oportunidad de poner mi nombre en la lista de invitados? ¡Tendré que tener los ojos bien abiertos en el próximo episodio!

Y a The Walking Dead ya puedes ir jugando, que mola mucho, al menos la primera temporada. A la segunda no he jugado todavía, así que no puedo juzgarla.

Y sí: también hay un Back to the Future episódico que han relanzado este año con motivo del treinta (¡treinta!) aniversario de la película original, y que me apresté a poner en mi Wishlist de Amazon para ver si cae estas Navidades, jejeje.

Nash said...

Suena realmente interesante el tema de ver las decisiones que has tomado y la comparativa con otros jugadores. Eres de los más raros o estas en la media finn? Lo de los episodios esta claro que juegan con un margen de soluciones finitas y da igual donde termines que acabarás en una de ellas con lo que será fácil continuar. Me recuerda mucho a los libros de elige tu propia aventura versión moderna

finn5fel said...

En general estoy en la media, aunque ha habido un par de ocasiones en que he estado en la minoría más sonrojante, jajaja.

finn5fel said...

Y sí: es como los libros de Elige tu propia aventura, que anda que no me gustaban de pequeño. Todavía recuerdo uno de los finales de El misterio de Chimney Rock, en el que acababas condenado a recoger los fragmentos del gato de porcelana que habías roto durante el resto de la eternidad. ¡Menudo castigo!

Halagan said...

Jajaja. Yo tenía tres o cuatro de aquellos de la colección de tapa roja, alguno de tapa blanca, otro de tapa negra que era más tipo rol (había que hacerse un personaje antes de empezar y todo), y una colección de nueve libros de Indiana Jones también de este tipo.

Pues eso, que me molaban mucho.

finn5fel said...

Yo tenía varios de Elige tu propia aventura, que tenían la tapa roja. Luego empezaron a sacar unos más gordos que se llamaban Planea tu fuga, y de ésos tenía un par: Planea tu fuga de Tenopia y Planea tu fuga de Frome (creo que las tapas eran verdes). Finalmente, yo también tenía uno de ésos en los que tenías que hacerte tu personaje al principio y tenías que jugar con dados. Se llamaba El talismán de la muerte, y era de la serie "Libro juegos/lucha ficción", ¡y tenía unas ilustraciones impresionantes!

Halagan said...

Jajaja. Ése de Planea tu fuga de Tenopia me lo leí hace poco tiempo en casa de mis suegros. Estaba allí con Rebeca, me puse a mirar entre sus libros de cuando era niña, y como no tenía nada mejor que hacer...

Es curioso, pero creo que acerté con al menos uno de los finales felices a las primeras de cambio. Se ve que por fin he superado el nivel pre-adolescencia.

finn5fel said...

Jajaja. Enhorabuena!