Thursday, June 11, 2009

Nuevas batallas

Otra vez los elfos oscuros de Vheto Slidecaster y su casi inseparable Gnasher fueron a conquistar el campeonato de "El viejo mundo". Esta vez se hizo acompañar por Esmili y su hermana Mirith, que montaban un pegaso negro y un pegaso cavernícola respectivamente. El ejército de Vheto era muy rápido, pues le acompañaban dos unidades de arpías carvernícolas (las otras unidades desaparecieron en un mundo llamado Ebay para poder sufragar los gastos de nuevas tropas), dos unidades de caballería ligera, una caballería de temibles gélidos, un carro tirado por bestias carvernícolas, dos lazavirotes de repetición, una unidad de las sigilosas sombras acompañadas por un asesino, la nueva hidra cavernícola, y una unidad de ballesteros. Ya iré poniendo fotos de las nuevas unidades pintadas cuando pueda.

En el primer combate, Vheto se enfrentó a sus odiados hermanos gay, los altos elfos, esos tipos rubietes de orejas puntiagudas y ojos azules que pasan más tiempo combinándose la ropa que preparándose para el combate. En este caso, no obstante, les dio por presentar batalla, y con su gran potencia de fuego eliminaron rápidamente las unidades de caballería ligera y pesada e hicieron huir a las pobres arpías con sus cargas; pero, como siempre , la hidra y Vheto y sus hijos se lanzaron al combate cuerpo a cuerpo donde prácticamente aniquilaron al enemigo, aunque no sin un poco de suerte, ya que al pobre Vheto le inflaron a virotazos y consiguió salir vivo. (Tenían que sacar un 1 en un dado de 6 para no matarlo y el pobre chaval lo sacó dos veces seguidas.) Aunque sólo quedó una unidad enemiga en pie, el ejército sufrió muchas bajas, con lo que al contar puntos sólo obtuve una victoria marginal.

La segunda partida fue contra los nobles caballeros bretonianos, un ejército donde casi todo son caballeros andantes y algunos campesinos con armas que son más un peligro para ellos que para mis elfos. Esta batalla fue más sencilla que la anterior y todo el ejército enemigo fue masacrado, aunque las sombras y el asesino se sacrificaron para parar a la unidad del general enemigo el tiempo suficiente para que la unidad de gélidos pudiese reventarla. Gran victoria de los elfos de Vheto.

Y por último, otro combate contra otro ejército de malditos elfos oscuros, pero éste no fue tan duro como el anterior. Este ejército contaba con poderosos magos, pero lo que no sabían es que Vheto no sale de casa sin su talismán mágico que hace que la magia enemiga (y la propia) falle más de lo normal, con lo que fue una gran masacre en la que Vheto y sus hombres apenas sufrieron bajas y al enemigo sólo le sobrevivió una unidad.

Pero aunque todo fueron victorias, Vheto se conformó con un meritorio segundo puesto, ya que unos condes vampiro arrasaron en todas las partidas. Aun así, Vheto y sus unidades se fueron invictos del torneo y con la satisfacción de que el Mal reina en el mundo una vez más.

2 comments:

finn5fel said...

Estupendo resumen de las batallas, Nash. Estás hecho todo un general!

Nash said...

Sip, tengo a todos mis enemigos rendidos a mis pies, jajajaja (risa siniestra)