Sunny Jhanna

Bienvenidos a Sunny Jhanna, el sitio oficial de Las crónicas de Dae y Ruled by Spiders. ¡Gracias por visitarnos y regresad pronto!

Wednesday, August 09, 2017

Romántico que es uno


Quizá ya haya mencionado en algún momento cuánto disfruto con ese género tan denostado que es la comedia romántica. Es cierto, es uno de mis géneros favoritos. Las películas que giran en torno a una trama romántica y contienen dosis variables de comedia me pierden. Y no entiendo por qué se tiene tan mala imagen de ellas. ¿No es Groundhog Day un peliculón? ¿Soy el único que disfruta viendo Love Actually? ¿O 10 Things I Hate about You? ¿O There's Something about Mary? ¿O Forgetting Sarah Marshall?

Por alguna razón, cuando la gente habla de comedias románticas lo suele hacer de manera despectiva, mencionando el género como sinónimo de predecibilidad y falta de originalidad. Y lo hacen basándose en las películas que han visto que no han cumplido sus expectativas, pero a la vez olvidando mencionar los cientos de ejemplos de este género que, durante los años, han sido merecidamente alabados por crítica y público. Como The 40 Year Old Virgin. O Annie Hall. O The Princess Bride. O Silver Linings Playbook. O It Happened One Night.

En otros géneros como el drama o la acción también encontramos decenas de ejemplos de películas que todos desearíamos no haber visto jamás. Y, por supuesto, cientos de ellos que no nos habríamos perdido por nada del mundo. No veo yo que el género "comedia romántica" (término que al final no deja de ser una etiqueta) sea para nada distinto. Engloba películas que me han aburrido y decepcionado, pero también muchas otras que me han sorprendido y emocionado. Y esto último precisamente es lo que me ha pasado con dos filmes que he visto últimamente. Dos comedias románticas cuyo transfondo trágico nos ayuda a empatizar con las difíciles elecciones a las que mucha gente tiene que enfrentarse día a día en la vida real.

Love & Other Drugs, por ejemplo, película estrenada en 2010 y dirigida por Edward Zwick, nos narra la historia de cómo un egoista y supérfluo comercial de productos farmacéuticos (Jake Gyllenhaal), se enamora de una joven (Anne Hathaway) que sufre la enfermedad de Parkinson en grado 1. Sé que suena de lo más deprimente, pero esta historia con guión atribuido a Charles Randolph, Marshall Herskovitz y el propio Edward Zwick, y basada en un libro escrito por Jamie Reidy, mantiene un tono ligero y desenfadado durante el noventa por ciento de su metraje. Entretiene y educa a la vez, ofreciendo una visión de la enfermedad que al menos a mí me parece realista, pero no deja de contener un positivo y esperanzador mensaje. Tres estrellas y media.

El segundo filme, Me Before You, estrenado en Mayo de 2016, dirigido por Thea Sharrock y adaptado por Jojo Moyes de una novela que ella misma escribió, es una película británica a más no poder. Cuenta la historia de cómo Lou (Emilia Clarke), una joven que quiere estudiar pero por necesidades familiares se ve obligada a buscar trabajo, acaba cuidando de Will (Sam Claflin), un joven de familia adinerada a quien un accidente de tráfico ha dejado paralítico. La historia también tiene un tono más ligero del que uno pudiera esperar por semejante resumen y, como Love & Other Drugs, trata el tema del que habla en un tono positivo pero realista que evita encontrar mágicas soluciones. Cuatro muy merecidas estrellas.

7 comments:

finn5fel said...

No he visto ninguna de las dos, pero admito que no me llaman demasiado la atención. En lo que estoy completamente de acuerdo es en que la comedia romántica es posiblemente el género más denostado del cine, y como bien dices hay un montón de películas que como tales se pueden clasificar que son tanto o más estupendas que otros clásicos de otros géneros. Sin ser experto en nada, creo que el origen de este desprecio se puede encontrar a mediados de los 90 y primeros años de los 00, cuando se produjeron tantas y tantas comedias románticas cuyos actores y actrices principales aparecían casi a diario en las revistas y websites de cotilleo (Jennifer Lopez! Ben Affleck! Jennifer Aniston! Hugh Grant! Katherine Heigl!), lo que se tradujo en una sobresaturación del mercado, y la gente no quería verlos ni en pintura. También podría haber ayudado el que hacer películas de este género es más barato que producir filmes en otros géneros, lo que llevó a que se inundara el mercado con una comedia romántica tras otra y todas acabaron pareciendo similares aunque no lo fueran. Finalmente, y que conste que no estoy de acuerdo con esta perspectiva -¡que quede bien claro!-, creo que mucha gente ve las comedias románticas como un género "para chicas", con lo que le hacen ascos y lo denuestan porque ellos, claro, no ven películas para chicas: hay que ver pelis molonas como secuelas de Terminator o Transformers.

O a lo mejor estoy completamente equivocado :)

Nash said...

Finn estoy completamente de acuerdo con tu análisis. Nos es que sea mi género favorito pero si que me gusta disfrutar de vez en cuando de una comedia romántica.

finn5fel said...

Si hay algunas que hasta están bien y todo ;)

Halagan said...

Jajaja. Hay muchas que están de lo más bien. Pero entiendo que no es un género para todos los gustos. Y entiendo que los títulos que comento en el post no os atraigan casi nada. De hecho, a mi me costó mucho darles una oportunidad. Suerte que no me defraudaron.

Dicho esto, también estoy totalmente de acuerdo con tu análisis, Fel. Creo que lo has clavado.

finn5fel said...

Comedia romántica de visionado obligatorio: Music & Lyrics, con Hugh Grant y Drew Barrymore.

https://www.youtube.com/watch?v=xVkU8dDSC9w

Nash said...

Yo hoy estoy viendo por enésima vez sweet home alabama.

Halagan said...

Jajaja. Qué grande ese videoclip, Fel. Desde luego.

Sweet Home Alabama no la he visto, la verdad. Me la apunto.