Thursday, July 21, 2016

Fantasmas en Manhattan

El sábado pasado, Crystal y yo fuimos al cine a ver la nueva Ghostbusters, película que llevábamos tiempo esperando con gran interés tanto por encantarnos las películas originales, como por haber disfrutado enormemente las últimas tres comedias de su director, Paul Feig (Bridesmaids, The Heat, y Spy, todas ellas hilarantes).

Esta nueva Ghostbusters es similar a la original, pero con un equipo de cazafantasmas femenino. La historia comienza con Erin Gilbert (Kristen Wiig), una profesora universitaria a la que despiden cuando un libro sobre fantasmas que escribió en el pasado aparece de pronto en Amazon. Cabreada, Erin va a buscar a Abby Yates (Melissa McCarthy), la ex-amiga con quien lo escribió y responsable de la súbita aparición del libro en formato digital. Abby está metida de lleno en la creación de instrumentos para investigar fenómenos paranormales junto con la ingeniera nuclear Jillian Holtzmann (Kate McKinnon), y las tres acaban viéndose metidas en la investigación de unos extraños sucesos en una histórica mansión en Manhattan. A partir de ahí, y tras reclutar a la taquillera del metro Patty Tolan (Leslie Jones), las cuatro se ven envueltas en una investigación paranormal que las lleva a verse las caras con los más variopintos fantasmas.

Pese a que Ghostbusters no me pareció tan divertida como las películas anteriores de Paul Feig, debo decir que pasé un par de horas de lo más agradables en el cine, riéndome y disfrutando con los magníficos efectos especiales. Como ya señalé cuando os mostré mi dibujo de Holtzmann, la ingeniera nuclear probó ser mi personaje favorito de la película gracias a su rareza y su extravagante personalidad, y aunque creo que la podrían haber aprovechado más, me encantó ver sus inventos y su errático comportamiento. Erin y Abby también me resultaron interesantes aunque algo más predecibles, especialmente Abby, ya que Melissa McCarthy se limita básicamente a hacer lo mismo que la hemos visto hacer en las comedias anteriormente citadas. Patty no me gustó demasiado, pero, para compensar, debo decir que Chris Hemsworth interpretando al descerebrado recepcionista del grupo me hizo reír a mandíbula batiente. Y eso por no hablar de los cameos de los actores originales, de los que no digo nada más para dejar que os sorprendan.

En general, Ghostbusters es una película entretenida y un remake competente que recuerda muchísimo a la original, pero que también aporta elementos nuevos que le dan individualidad. Si no esperáis una obra maestra y queréis pasar un buen rato, sin duda os gustará. ¡Tres fantasmagóricas estrellas y media!

4 comments:

Nash said...

Pues no me espero nada bueno de este remake Pero le daré una oportunidad

finn5fel said...

Esa es la actitud, jajaja!

Por cierto, hoy estrenan Star Trek Beyond. Sabiendo lo que te gustaron las anteriores, imagino que no te la perderás, jajaja.

Nash said...

No es que no me gustarán las anteriores es que no son tan buenas coma la gente dice y ya que visualmente son espectaculares con un ritmo frenético pero una chorrada de guión q no hay por donde cojer pero antes q esa tengo q ver masacre la nueva xmen civil war buscando a doy. ... creo q ya no se ni cuando fui al cine por última vez

finn5fel said...

De todas las que citas sólo he visto Masacre, aunque quiero ver las otras. Ya veremos cuándo...