Wednesday, August 26, 2009

El viejo y su coche

Después de que infinidad de personas -incluyendo a mi madre- me dijera que tenía que ver esta película de Clint Eastwood, por fin he tenido un par de horas (ocupado que está uno, al parecer) para sentarme delante de la tele y ver Gran Torino. Y debo decir que, tal vez por segunda o tercera vez en la historia, estoy de acuerdo con el resto del mundo.

El ritmo de la película, como suele ser el caso cuando Eastwood dirige, es lento pero en ningún momento se hace pesada o aburrida. La transformación de su personaje, Walt Kowalski, es interesante aunque ciertamente predecible, y su peculiar forma de relacionarse con la gente a su alrededor es divertida. Sus dos vecinos Sue y Thao (interpretados por Ahney Her y Bee Vang respectivamente) son también interesantes, aunque me hubiera gustado conocer algo mejor a Sue. Finalmente, la forma en que acaban las cosas tiene sentido, pero no puedo sino desear que hubiera sido diferente, qué queréis que os diga.

En resumen, la he disfrutado bastante más que las dos últimas películas suyas que había visto (Bloodwork y Flags of Our Fathers), y ahora tengo ganas de ver algunas otras por Eastwood dirigidas (Mystic River, Million Dollar Baby) que he dejado pasar en los últimos años. A ver si las añado a mi lista de Netflix.

2 comments:

Nash said...

Hace poco vi esta peli y no puedo estar más deacuerdo contigo, es de las pocas que he podido ver ya que tienen que gustarnos a Reme y a mi y eso es muy dificil. Creo que se podria haber dado un poco más de juego a la familia de Kowalski, y como no a Sue, ha la que sacan poco partido, pero me gusto mucho.
Como dices el final esta bien pero nos hubiese gustado mucho más otro.

finn5fel said...

Me alegra que coincidamos. Y prepárate, porque vienen varias reseñas de películas en DVD seguidas...