Wednesday, November 11, 2015

Yo, robot

El otro día, Crystal y yo terminamos la primera temporada de Humans, una serie británica basada en la serie sueca Real Humans creada por Lars Lundström. La serie presenta un Londres alternativo en el que todo es igual que en nuestro mundo, excepto por un pequeño detalle: los ubicuos robots de apariencia completamente humana que se comercializan para ayudar en el hogar y llevar a cabo un sinfín de tareas más. En este familiar pero diferente mundo se nos presentan varios grupos de personajes cuyos caminos acaban cruzándose con consecuencias imprevisibles. Por un lado está la familia Hawkins, que en el primer episodio compra uno de estos robots (llamados synths en esta versión, y hubots en la original sueca) para que los ayude en casa. Esta synth, a la que llaman Anita (Gemma Chan), pronto empieza a mostrar un comportamiento algo errático, dejando bien claro que es más de lo que parece. Por otro lado tenemos al doctor George Millican (William Hurt), uno de los creadores de estos seres sintéticos, que vive retirado luchando contra el progresivo deterioro de su memoria. En tercer lugar, tenemos a un grupo de synths que parecen haber desarrollado consciencia propia, lo que los convertiría en una especie completamente nueva. Y, finalmente, conocemos a Hobb (Danny Webb), un misterioso individuo que los persigue con fines menos claros de lo que podría parecer.

En este escenario, Humans explora una serie de temas y preguntas metafísicas y morales como, por ejemplo, qué significa ser humano, qué derechos tienen estos humanos sintéticos, y cómo debemos tratarnos los unos a los otros. Los conflictos y los enfrentamientos entre humanos, humanos y robots, y robots, se suceden uno tras otro y exploran estos temas desde distintos ángulos y perspectivas de forma tan intensa como interesante.

Con tan solo ocho episodios, esta primera temporada se ve en un suspiro, así que si os apetece sumergiros en una historia de ciencia-ficción de lo más amena e inquietante, no lo dudéis y echadle un vistazo, que bien vale la pena. ¡Altamente recomendable!

11 comments:

Nash said...

Muy interesante, veremos si la consigue mi proveedor.

finn5fel said...

Seguro que te gusta :)

Halagan said...

Suena pero que muy bien, la verdad. Muy Ex-Machina, lo que es algo bueno. Lástima que no tenga tiempo de ver nada. Ayer, por ejemplo, Rebeca y yo conseguimos vernos el segundo capítulo de la segunda de Fargo. De Homeland no hemos visto más que el primero. Y aún no hemos ni empezado con The Walking Dead.

finn5fel said...

Jojojo: nosotros vimos ayer el quinto de la segunda temporada de Fargo, que está de lo más bien (y esto me recuerda que nunca hablé de la primera temporada aquí; tendré que remediarlo). Se nos había olvidado que la segunda temporada había empezado, y básicamente vimos los cinco primeros de un tirón, y ahora nos toca esperar, jajaja. De The Walking Dead hemos visto los tres primeros episodios, pero los vimos todos de un tirón después de que echaran el tercero y porque teníamos miedo de que fueran a destriparnos algo importante. Y vimos también el primero de American Horror Story: Hotel, que es un truño intragable y ha hecho que muy posiblemente no continuemos con la serie.

Ah, y ayer vimos un episodio de una serie hasta el momento por nosotros desconocida, Black Mirror, y mola un montón.

Halagan said...

Jojojo. Me meo con tu comentario sobre AHS. Yo me uní a Rebeca cuando se puso a ver la segunda temporada, y la verdad es que ya entonces no era ni mucho menos de mis series favoritas. Con la tercera temporada ya había agotado mi paciencia, y veía los episodios simplemente porque era algo que Rebeca y yo hacíamos juntos. En la cuarta ya dejó de interesarle hasta a ella, así que la dejamos a medias. Pero, como yo soy así, de vez en cuando sigo poniéndome los episodios. Puro completismo.

Y ahora vas tú y me dices eso sobre la quinta temporada. Me lo estás poniendo muy difícil, amigo. Menos mal que la primera temporada, que vi bajo vuestra recomendación, estaba de lo más bien, que si no... ;P

Black Mirror (es la serie ingles, ¿no?) sí que me la han recomendado varias veces, y la verdad es que siempre me ha sonado pero que muy apetecible. Algún día...

finn5fel said...

Pues de verdad que ni empieces AHS Hotel. La primera temporada es, con diferencia, la mejor, y la tercera (Coven) me gustó bastante; pero la segunda no me gustó demasiado, y en la cuarta perdí el interés a mitad temporada. La serie empezó siendo inquietante y misteriosa, pero pronto se transformó en una colección de escenas basadas en el shock value y en el mira lo que podemos hacer por ser un canal de pago, con más estilo que otra cosa. Y, desafortunadamente, el estilo ha dejado de resultarme atractivo, así que no creo que continue con la serie. Pero oye: ya la han renovado para una sexta temporada, así que enhorabuena a los premiados.

Con respecto a The Walking Dead, la serie sigue siendo buena, pero se nos empieza a hacer repetitiva, y con lo grande que se ha hecho el reparto principal, la verdad es que ni la mitad de ellos nos importan demasiado. Excepto por los personajes centrales que han estado ahí desde el principio (bueno, desde la granja de Hershel), a los demás se los podrían merendar y yo me quedaría igual, jajaja.

Y sí: Black Mirror es la serie británica, y se podría describir brevemente como una versión moderna de The Twilight Zone. Anoche vimos el tercer y último episodio de la primera temporada, y nos gustó tanto o más que el segundo. El primero nos lo saltamos porque precisamente descubrí la serie en el episodio de Smodcast de esta semana, en el que Kevin Smith describió con todo lujo de detalles qué pasaba y cómo terminaba, con lo que sentí que no necesitaba pasarme cuarenta minutos viendo algo que me acababan de describir en media hora de audio, jajaja. Pero es de lo más recomendable.

Halagan said...

Uno de los puntos fuerte de AHS, que al mismo tiempo es uno de los pocos clavos ardientes a los que me he ido agarrando temporada tras temporada es el pedazo nivel actoral con que cuentan. Pero, la verdad, ni con eso me ha sido suficiente para aguantar. Por ejemplo, para tratarse de una antología, me hubiera gustado que Jessica Lange hubiera interpretado personajes más drásticamente diferentes de una temporada a otra. En lugar de, una y otra vez, una mujer entrada en años que se niega a dejar de verse como un foco de sensualidad juvenil.

Sobre The Walking Dead aún no he visto nada, así que nada diré. Y hablando del tema, ¿qué tal Fear the Walking Dead? Yo no he visto más que el primer episodio.

Me has convencido, Fel, acabaré viendo Black Mirror. Pero pensaba que cada episodio era de hora y media de duración, como los de Sherlock. Mejor para mí.

finn5fel said...

De Fear the Walking Dead vimos los dos primeros episodios cuando se emitieron... y aún no hemos continuado con la serie. Lo que vimos nos gustó, pero no nos apasionó, y aunque queremos seguir viéndola, tampoco es que tengamos mucha prisa.

De Black Mirror vimos el cuarto episodio anoche (el tercero para nosotros), y fue también estupendo. No te arrepentirás de verla. Y sí: los episodios duran 44 minutos, excepto por el segundo, que dura una hora. Además, como sólo hay seis, la vas a ver bien rápido :)

Y estoy de acuerdo contigo en tus comentarios acerca de AHS, pero ni por ésas me apetece continuar, jajaja.

Halagan said...

Lo comprendo perfectamente, Fel. Qué asco ese afán completista mío.

finn5fel said...

Es una afán que hay que intentar abandonar, jajaja. A mí me cuesta también, pero a veces lo logro, aunque sea temporalmente, como cuando decidí jugar a Assassin's Creed Rogue sin haber terminado Black Flag primero. Curiosamente, la galaxia no fue destruida pese a haberme saltado el orden preestablecido de la serie, jajaja.

Halagan said...

Increíble. ¿Quién lo hubiera dicho? ;P