Friday, October 30, 2015

Inktober #30

El trigésimo día de tintubre nos trae un tótem indio como jamás se había visto antes, probablemente porque no creo que ningún tótem real incluya una cabeza de león.
La idea se me ocurrió anoche, cuando estaba pensando qué diantre podía dibujar hoy. La única idea que me quedaba en la lista era el dibujo que quería hacer el día 31, y no sabía qué hacer el penúltimo día del mes. Hacía días había considerado dibujar un nativo americano, pero deseché la idea para no caer en ningún estereotipo; pero cuando anoche volvió a ocurrírseme el tema, pensé que podía hacer un tótem, con lo que no sólo podría representar la cultura, sino incluir además algunos animales. Con las cosas algo más claras, caí en los brazos de Morfeo, ansioso de comenzar el dibujo al día siguiente.

Debo confesar que, al poner el lápiz sobre el papel hace unas horas, todavía no sabía qué animales iba a incluir, ni cuántos. Tras hacer un rectángulo largo y estirado y dividirlo en cinco secciones de tamaño similar pero diferente, empecé por la parte de arriba y fui trabajando en vertical hacia abajo. Sabía que quería incluir un ave, así que empecé con un águila. A continuación, decidí que debía incluir un lobo para contentar a Nash, que sugirió uno hacía varias semanas que se me había quedado en el tintero; pero cuando empecé a dibujarlo, más que un lobo me recordó a un león, así que cambié de idea e hice el león. Después pensé que podía incluir un caballo, y empecé a trazar unos rasgos alargados, pero como la cabeza equina vista de frente iba a quedar demasiado delgada, y como ya había hecho un caballo hacía dos días, decidí usar otro animal emblemático americano, y puse un búfalo. Fue entonces cuando me di cuenta de que iba a alternar animales blancos y negros al entintar el dibujo, y que como el búfalo iba a ser negro, el siguiente necesitaba ser blanco. La lechuza fue el primer animal que me vino a la cabeza, y como me encantan los búhos y las lechuzas, no me lo pensé dos veces. Finalmente, y como no podía ser de otra manera, el último espacio le tocaba al lobo de Nash, así que lo aboceté a lápiz, y luego entinté el conjunto con mi bolígrafo Uniball Vision y uno de mis pinceles más pequeños. ¡Espero que os guste, y que volváis mañana para ver el último dibujo del mes!

4 comments:

Nash said...

Esta muy chulo, me encanta la explicación del proceso creativo y que la final apareciese mi lobo.

finn5fel said...

¡Más vale tarde que nunca!

Halagan said...

Mira que el dibujo mola, Fel, pero la explicación es de lo más ilustrativo. Muchas gracias por compartirla.

finn5fel said...

Me alegro de que hayas disfrutado dibujo y explicación :)