Sunday, May 11, 2014

La luz se volvió azul

El cuartucho en el que Madame Floozaud nos había recibido había estado en penumbra, tal vez para darle al lugar una atmósfera misteriosa, tal vez para ocultar el lamentable estado de los muebles, posible indicio este de que sus presuntas habilidades psíquicas apenas le permitían llegar a final de mes. Personalmente, cada minuto que pasaba me había hecho estar más y más segura de que aquello no era más que una engañifa, un timo, una tomadura de pelo, pero la repentina aparición del espíritu probaba que Madame Floozaud era en verdad un canal abierto con el que comunicarse con el Más Allá. La tenue luz que había emanado de la bola de cristal ubicada en el centro de la vetusta mesa alrededor de la cual mi familia se hallaba reunida se tornó azul con la aparición del espíritu, y la pálida y nívea niebla que se había empezado a formar a su alrededor comenzó a tomar forma concreta: la de mi abuelo. Fue entonces cuando la aparición, a través de los labios de Madame Floozaud, rompió el pesado silencio que había caído sobre nosotros con una ominosa pregunta: ¿por qué interrumpís mi descanso eterno?

2 comments:

Nash said...

Me gusta esta versión en tres colores, le da ambientillo de misterio.
No se debe jugar con fantasmas....

finn5fel said...

Me alegro de que te guste y de que la atmosfera te parezca misteriosa, ya que eso es exactamente lo que quería :)