Thursday, February 09, 2017

Engranajes victorianos

Desde que lo descubriera hace cosa de veinte años en Weapon ZeroJoe Benitez siempre ha sido un dibujante que me ha gustado. Su estilo superheroico sobresale, en mi opinión, por encima de la media gracias a su expresividad, dinamismo, y líneas curvas. La forma en que dibuja y diseña ropa, armadura, y equipo para sus personajes siempre me encanta. Lo astutamente que combina espacios en blanco para el color con partes barrocas y recargadas (normalmente armaduras o vehículos) siempre resulta una mezcla equilibrada que contrasta tanto como agrada. Su diseño de página me recuerda, por raro que parezca, a una falla valenciana: una imagen principal de gran tamaño, y el resto de escenas compuestas hábilmente y situadas alrededor de la misma, combinando una vez más masas sin apenas líneas con cúmulos de detalle infinito. Y cuando deja que Peter Steigerwald coloree sus páginas, el conjunto gana enteros gracias a las buenas elecciones del colorista, su sensibilidad cromática, y la forma en que dota a cada página de identidad propia con un par de colores que se repiten, mezclan y transforman de viñeta en viñeta.


Todo este festín visual se puede apreciar en el primer volumen de Lady Mechanika, coloreado por Steigerwald y no sólo ilustrado sino también escrito por Benitez. La historia gira en torno a la titular, Lady Mechanika, una investigadora con extremidades mecánicas que vive en una Inglaterra victoriana de marcado carácter steampunk. Poco a poco, el lector descubre que Lady Mechanika no sabe de dónde viene, cuál es su origen, ni quién la hizo como es, y sus pesquisas para encontrar respuestas a estas preguntas se entremezclan con el caso de una joven con partes mecánicas que aparece muerta en la estación de tren. ¿Acaso proceden ambas del mismo lugar?

Según va avanzando en la investigación a lo largo de los cinco números que este tomo recoge, Lady Mechanika se cruza con varios enemigos, para luchar contra los cuales cuenta también con algún que otro aliado para equilibrar la balanza. Aun así, derrotar a sus adversarios y desvelar el misterio que rodea al cadáver mecánico no le va a resultar nada fácil a la resoluta detective.

Llevaba ya tiempo queriendo leer Lady Mechanika, y ahora que por fin lo he hecho gracias a las rebajas de enero en ComiXology, debo decir que la espera ha merecido la pena. La historia es de lo más entretenida, los personajes ciertamente interesantes, y las ilustraciones, fantásticas. Así pues, si os gustan las historias steampunk, sin duda os recomiendo que os leáis este tomo, que seguro os encantará. ¡Cinco estrellas mecánicas!

2 comments:

Nash said...

Que pasada de cómic tiene una pinta brutal. Si sigue la colección espero que no hagan lo de siempre y cambien al dibujante

finn5fel said...

Deberías leerlo, que seguro que te gusta. El cómic es propiedad de Joe Benitez: lo escribe, lo dibuja, y lo publica él mismo bajo su propio sello editorial. En teoría, esto significa que seguirá dibujándolo él, aunque supongo que todo depende de lo rápido que dibuje, pues no me extrañaría que, con la cantidad de detalle que incluye en cada viñeta, no fuera un artista precisamente veloz. De hecho, hay una segunda miniserie que transcurre tras ésta, y que también me compré el mes pasado durante las rebajas de principios de año, y creo que no la dibuja él toda, pero no estoy seguro (no la he leído todavía). Pero vamos: que si hay cambio de dibujante, será por decisión del propio Benitez, ya que el comic es propiedad suya y lo publica él mismo, con lo que, al menos, la decisión no se deberá a los ejecutivos de turno.

De todas formas, este primer volumen sí lo dibuja todo él, y de verdad te recomiendo que te hagas con él, porque es estupendo.