Thursday, October 20, 2016

Dibujando a la familia

Hoy os voy a mostrar el proceso creativo que seguí hasta terminar el dibujo de mi familia que os enseñé ayer, y que hice con motivo del cumpleaños de mi querida esposa.

En primer lugar, encajé el dibujo a lápiz para solucionar la composición. Decidí organizar a los personajes en forma de pirámide, porque suele quedar bien, y porque quería separarlos visualmente del fondo. Una vez situados los distintos elementos, terminé a lápiz a todos los personajes, y me tomé un descanso.

A continuación, me puse con la casa. Quería hacer un dibujo realista de nuestra casa, pero que al mismo tiempo encajara con el estilo del resto del dibujo, así que me cogí varias fotos de nuestra humilde morada, y la recreé lo mejor que pude, evitando incluir demasiados detalles. Esta falta de detalle ayuda a crear sensación de profundidad, ya que a cierta distancia hay muchos detalles que se pierden. Esto se puede apreciar también en la hierba, pues podemos ver detalles en la hierba en primer plano, pero no en la del fondo. Y, obviamente, lo mismo sucede con los árboles y las montañas, especialmente al usar el color, del que hablaré más tarde.

Una vez tuve los personajes y la casa terminados, lo entinté todo con mis rotuladores técnicos Copic, siempre teniendo en cuenta que no debía incluir demasiados detalles en el fondo. Cuando lo tuve todo terminado, dejé que se secara la tinta, y borré el lápiz, quedando unos contornos limpios y redondeados que me dejaron bastante satisfecho.

La siguiente fase era el coloreado, así que abrí Photoshop y me puse a darle a las teclas hasta que lo tuve todo pintado. Siguiendo las enseñanzas de Chris Oatley, fui utilizando colores más claros según iba adentrándome en el dibujo para darle profundidad a la escena. Esto se puede apreciar en la hierba,  más oscura en primer plano, y cada vez más clara según se va alejando del espectador.

Otro truco para dar mayor profundidad a la escena es evitar las líneas negras en el fondo, con lo que me armé de paciencia y sustituí todas las líneas negras del fondo por otras de colores claros, lo que ayudó tremendamente a darle profundidad al conjunto. Esto se puede ver claramente en las tres montañas: la de la derecha tiene contornos claros; la del medio los tiene más claros todavía; y la de la izquierda no tiene contornos en absoluto.
Ésta es también la razón por la que no dibujé los listones de madera en las paredes de la casa a tinta, pues sabía que iba a hacerlas con líneas de colores para aumentar la sensación de lejanía.
Para potenciar la sensación de atmósfera y profundidad todavía más, hice brillar al sol, y mezclé sus colores con los del cielo, los árboles, y las mismas montañas, haciendo casi desaparecer la de la izquierda, logrando así la mayor profundidad posible en el dibujo. De hecho, creo que la diferencia entre el cuarto paso y el quinto y último es la más acusada de todo el proceso, más incluso que pasar del blanco y negro al color, y aporta mucho al conjunto, pues añade la anhelada sensación de atmósfera que ata todos los elementos y los hace parecer más reales, pese a que el estilo del dibujo es obviamente más animado y caricaturesco.

Una vez acabé con el coloreado, añadí el texto, y di por terminado el dibujo, que debo decir hizo las delicias de Crystal. Espero que os guste también, y que el cómo se hizo os haya resultado medio interesante.

2 comments:

Nash said...

Realmente espectacular el proceso creativo, me encantan las explicaciones y como todo va encajando hasta llegar al ultimo paso.

finn5fel said...

Por eso lo explico: porque sé que te gusta :)