Monday, March 28, 2016

Ten hijos para esto

Goodnight, Mommy (Ich Seh, Ich Seh) es una inquietante película austríaca en la que unos gemelos (Lukas y Elias Schwarz) viven en una apartada casa con su madre (Susanne Wuest), que se pasa la primera mitad de la película con la cara vendada porque acaban de hacerle la cirugía estética. Los gemelos no parecen llevarse muy bien con ella, y pronto empiezan a acusarla de no ser su verdadera madre. A partir de ahí, el conflicto va en aumento, y cuando la madre por fin se quita las vendas a mitad de la película... Bueno, mejor no os cuento lo que pasa.

Goodnight, Mommy (cuyo título realmente no tiene una coma en la versión americana, pero debería) es una película sencilla con una historia relativamente simple, pero las estupendas actuaciones de la los tres protagonistas la elevan y la convierten en un pasatiempo ciertamente entretenido... Al menos, durante su primera mitad, ya que la tremenda incomodidad que genera la segunda parte le hizo, en mi opinión, perder enteros, ya que no podía esperar a que terminase debido a lo que estaba teniendo lugar.

En resumen, Goodnight, Mommy me gustó bastante, y se la recomiendo a cualquiera que esté interesado en películas oscuras y perturbadoras, aunque personalmente no le doy más de tres estrellas ya que me estoy haciendo demasiado mayor para según qué cosas, y el interés que podría haber tenido en ciertos temas está desapareciendo a pasos agigantados. La culpa, obviamente, es mía y no de la película, pero avisados quedáis.

2 comments:

Nash said...

Realmente me intrigas pero creo que pasare de verla que no quiero que me perturben

finn5fel said...

Perturbado quedarás si la ves, te lo garantizo :)