Monday, August 10, 2015

Regalito inesperado

El jueves pasado, Crystal y yo fuimos al estreno de The Gift, una película escrita y dirigida por Joel Edgerton, y protagonizada por Jason Bateman, Rebecca Hall, y el mismo Edgerton.
The Gift comienza con Simon y Robyn (Bateman y Hall) mudándose por motivos de trabajo a la ciudad donde Simon creció. Al poco de comprar una casa, Simon y Robyn se topan con Gordo (Edgerton), un antiguo compañero de instituto de Simon que tiene que hacerle memoria al protagonista para que lo recuerde. Al día siguiente, el primer regalo de bienvenida aparece en la puerta de la pareja, que no tiene más remedio que agradecerle a Gordo el detalle. Sin embargo, ahí no acaba la cosa, ya que más y más regalos van apareciendo, y Gordo insiste en dejarse caer cuando Simon está trabajando y Robyn está sola en casa. Gordo, por si no os habéis dado cuenta todavía, es un tipo de lo más raro, y Simon se ve obligado a dejarle bien claro que esta extraña relación debe terminar... y hasta aquí puedo leer.

Tanto a Crystal como a mí nos encantó la película, que resulta tensa e inquietante de principio a fin, y nos gustó ver a Jason Bateman en un papel distinto al que nos tiene acostumbrados. Tanto Bateman como el resto del reparto hacen un papel excelente y añaden credibilidad y verosimilitud a una historia que parece real como la vida misma, lo que la hace aún más inquietante. Obviamente, no voy a destripar nada, pero si os apetece ver un thriller psicológico bien hecho y mejor llevado, os recomiendo que abráis este Regalo y veáis qué os aguarda en su interior. ¡Altamente recomendable!

4 comments:

Halagan said...

Otra que me apunto. Por Rebecca Hall, entre otras cosas. ;)

finn5fel said...

Aunque debo decir que el desafortunado corte de pelo que le han infligido en esta película es de todo menos acertado o favorecedor. Una auténtica tragedia, de verdad.

Halagan said...

Jajaja. No comento cortes de pelo de mujeres. Es mi política y me va muy bien con ella. ;)

finn5fel said...

Bien que haces, pero éste es trágico de verdad.