Sunny Jhanna

Bienvenidos a Sunny Jhanna, el sitio oficial de Las crónicas de Dae y Ruled by Spiders. ¡Gracias por visitarnos y regresad pronto!

Wednesday, June 29, 2016

El final de una era

Si el otro día os hablé del final de The Goon, hoy le toca el turno a Witchblade, la longeva serie de Top Cow que llevaba publicándose desde 1995, y que terminó el otoño pasado con el número 185. Al igual que hice con The Goon, en cuanto me enteré de que la serie terminaba, me hice con los dos tomos que me faltaban, y me los leí de un tirón para ver cuál era el desenlace de las aventuras de Sara Pezzini y el guantelete místico.

El penúltimo volumen, Borne Again, vol. 2, escrito por Ron Marz e ilustrado por Laura Braga, recopila los números 175 a 179 y continúa con la trama que se nos presentó en el volumen anterior: Sara Pezzini es la sheriff en un condado de Nueva York, y se dedica a resolver varios crímenes sobrenaturales con la ayuda del Witchblade. Pese a que Marz es probablemente el mejor guionista que la serie ha tenido, este tomo, pese a no estar mal, no es nada del otro mundo. Por otro lado, las ilustraciones de Braga, como ya dije al escribir sobre el volumen anterior, son competentes y me gustaron bastante, pero el coloreado de Betsy Gonia no acabó de convencerme.

El último tomo, Borne Again, vol. 3, recopila los números 180 a 185, y eso es lo más objetivo que puedo decir sobre el volumen. El guión corre a cargo de varios autores, con Marz escribiendo tan solo tres de los episodios (182 a 184), David Hine a cargo de los números 180 y 181, y Matt Hawkins escribiendo el 185. Los dos primeros cuentan la historia de cómo Sara termina matando a su eterna némesis, Jackie Estacado (The Darkness), los tres siguientes presentan el conflicto entre Sara y una vieja malvada de nombre Amaryllis; y el último narra la decisión final de Sara de deshacerse del Witchblade de una vez por todas, y lo que pasa entonces (que nos voy a destripar, obviamente).

Si os preguntáis por qué os he detallado cada uno de los tres mini arcos argumentales, es porque me sorprendió bastante que la serie no terminara con una historia épica en cinco o seis partes, sino que se presentaran tramas irrelevantes que bien podrían haberse narrado hace años. Pese a que sé que no sucedió así, casi da la impresión de que decidieran cancelar la serie sin previo aviso, y tuvieran que atar cabos en un par de números. Que ya sé que no fue así, pero lo parece.

Y luego tenemos las ilustraciones. Ah, las ilustraciones. Está claro que cada uno tiene sus gustos y preferencias particulares, y le gustan unos estilos y le desagradan otros. Para empezar, y esto es una manía mía, no me gusta cuando hay múltiples dibujantes en un tomo, y en este caso la situación se agrava al tener múltiples artistas en el último número de la serie. Así, los números 180 a 184 los dibujan Gabriel Rearte, Maan House, y Francesco Manna, y el 185 lo ilustran nada menos que siete artistas: Abhishek Malsuni, Michael Turner, Stjepan Sejic, Linda Sejic, Isaac Goodhart, Phillip Sevy, y Nelson Blake II. Y de estos diez artistas, la verdad es que sólo me han gustado las páginas del difunto Michael Turner, que están sacadas del legendario número 1 de la serie, y las dos de Nelson Blake II. Las de los Sejic no están mal, y las de Malsuni se dejan ver. Las demás... digamos que prefiero otros estilos artísticos.

O sea, que como ya os habréis podido imaginar, la recta final de mi querida Witchblade me ha dejado más bien frío, pero el raro debo de ser yo, pues las citas y reseñas incluidas al dorso del volumen muestran satisfacción y entusiasmo por doquier. A mí, personalmente, me ha decepcionado bastante, y aunque la historia termina, en mi opinión, como debería, la historia a lo largo del tomo me resultó inconexa y, en general, carente de interés. Pero al menos la he leído y sé cómo acaba todo tras veinte años de peripecias y aventuras. Ahora habrá que esperar a la inevitable reinvención del personaje y relanzamiento de la serie, pero hasta que ese momento llegue, podemos descansar y pensar en cómo han terminado las cosas para Sara Pezzini, la portadora del Witchblade que tan buenos ratos nos ha hecho pasar durante las dos últimas décadas. ¡Ya querrían muchos comics durar tanto!

Monday, June 27, 2016

La sombra de Mordor

Hoy voy a hablaros de Middle Earth: Shadow of Mordor, un juego de Monolith publicado por Warner Brothers Games que me tuvo entretenido durante las cuarenta horas que me llevó completar la campaña principal y los distintos objetivos secundarios y misiones opcionales.

La historia no podría ser más sencilla, pero a mí me enganchó desde el principio. Nada más empezar el juego se nos presenta a Talion, un ranger cuya morada está siendo asaltada por las fuerzas de Saruman. Rápidamente, asistimos al asesinato de su esposa y su hijo a manos de un individuo llamado La Mano Negra de Saruman, a quien podéis ver ahí arriba con un par de colegas igual de malencarados que él. (El de la derecha, La Torre, es otro villano con el que Talion acaba intercambiando opiniones a lo largo del juego.)
Tras matar a su familia delante de Talion, el malvado procede a degollar a nuestro protagonista e invocar a un espíritu elfo al que quiere controlar y para quien ha sacrificado a la familia de Talion. Sin embargo, cuando el espíritu hace acto de presencia, en vez de entrar en el cuerpo de La Mano Negra, entra en el de Talion, y le ofrece un trato que el ranger no puede rechazar: permitirle usar sus habilidades elfo-espectrales para que pueda vengar a su familia a cambio de ayudarle a recordar quién es y quién fue en su vida pasada. Ya pueden, pues, echarse a temblar los malos de turno, pues la venganza está servida.

A lo largo del juego, Talion va adquiriendo nuevas habilidades que se pueden clasificar en dos categorías: las de ranger, y las de elfo/espectro, y es el jugador quien decide a cuáles darles prioridad y cuáles ignorar, personalizando así los poderes de Talion. Todas estas habilidades vienen de lo más bien a la hora de liarse a mandobles (o flechazos) con los centenares de uruks con que Talion se cruza en sus aventuras, y ayudan a liquidar enemigos, cumplir misiones, y hasta domar y montar criaturas letales como los caragors, por poner un ejemplo. Y eso por no hablar de la habilidad que le permite a Talion doblegar la voluntad de sus enemigos y controlarlos para que peleen por él. Vamos: que bromas, las justas.

Todos estos enemigos y criaturas se los encuentra Talion en Mordor, donde transcurre la totalidad del juego. Afortunadamente, nuestro protagonista también se cruza con algún que otro aliado que lo ayuda a cumplir misiones y ganar habilidades. Mi favorito fue probablemente Torvin el enano, no sólo por sus misiones sino por la voz y la prodigiosa animación y lenguaje corporal con que la gente de Monolith lo dotó.

Las misiones ofrecen gran variedad, y encajan también en distintas categorías: liberar esclavos, acabar con capitanes y generales del ejército de Saruman de diversas maneras, ayudar a distintos personajes en sus aventuras personales, cazar distintas criaturas, encontrar diferentes hierbas y plantas, y forjar la leyenda de las tres armas de Talion (arco, espada y daga) completando misiones relacionadas con el tipo de arma: acabar a flechazos con cierto número de enemigos a distancia o montado en un caragor, finiquitar a docenas de enemigos a sablazos, o infiltrarse y rebanarles el cuello silenciosamente a tus objetivos con la daga. ¡Con tanta variedad, aburrirse es imposible!

Todas estas misiones transcurren en paisajes preciosistas diseñados con esmero, y presentados con unos gráficos soberbios. De igual manera, tanto Talion como el resto de personajes y enemigos resultan de lo más atractivos visualmente, y están animados de manera prodigiosa. Y acompañando a este festín visual, una banda sonora y unos efectos de sonido excelentes que no hacen sino mejorar un conjunto ya de por sí impresionante.

Si habéis jugado a algún juego de la serie Assassin's Creed, la mejor manera de resumir y describir Shadow of Mordor es llamarlo Assassin's Creed: Mordor, ya que las mecánicas, el tipo de misiones, y las animaciones remiten constantemente a la serie de Ubisoft. En mi caso, dado mi amor por dicha serie, que Shadow of Mordor la emule no es sino algo positivo, pues, en mi opinión, es incluso mejor que la mayoría de los juegos de la serie, con el aliciente de estar ambientado en el universo del Señor de los anillos, un mundo en el que yo nunca había jugado.

En resumen, Middle Earth: Shadow of Mordor es, sin ninguna duda, uno de mis juegos favoritos no sólo de este año, sino de esta generación, y se lo recomiendo a cualquier aficionado a Lord of the Rings, Assassin's Creed, o simplemente a cualquiera que le gusten los juegos de acción bien hechos, ya que es una delicia de juego que resulta entretenidísimo y proporciona diversión a raudales en todas y cada una de las misiones en las que Talion se embarca. ¡Cinco estrellas forjadas por elfos, y una más para dominarlas a todas!

Sunday, June 26, 2016

Zootropolis

La película se titula Zootopia en la versión original, lo que me parece mucho más acertado ya que nos quiere transmitir que es una ciudad idílica. Todavía no consigo comprender a los traductores: ¿acaso lanzan un dado a la hora de traducir, o simplemente les gusta hacer mal su trabajo?

De todas formas, es una película de animación de animales humanoides, genialmente dibujados, con un  guión que ya quisieran para sí muchas de las películas de actores reales, aunque algo previsible. La historia nos presenta a Juddy Hopps una adorable conejita cuyo sueño es ser policía, aunque nunca nadie de su especie ha sido nunca un poli. Como en toda peli de dibujos, nuestra protagonista tiene que enfrentarse a la "oposición" de su familia (por lo menos no los matan como hace siempre Disney), y al resto de miembros del cuerpo.

No voy a desvelar mucho de la trama pero sí os diré que es una peli genial de compañeros policías, llena de humor, y que hará las delicias tanto de pequeños como de mayores. Como diría nuestro querido Finn, cinco estrellas bestiales ;-)

Saturday, June 25, 2016

Espíritus en pie de guerra

Hay que ver cómo pasa el tiempo: tres años llevábamos ya esperando a que se estrenara la secuela de The Conjuring, la magnífica película de James Wan de la que ya os hablé en su día. Pese a que hace un par de años hicieron una precuela de la película que no fue nada del otro mundo, Crystal y yo seguíamos esperando ansiosos una verdadera secuela que continuara la historia de Ed y Lorraine Warren (Patrick Wilson y Vera Farmiga), así que fuimos al cine a verla en cuanto la estrenaron.

The Conjuring 2 presenta un nuevo caso de actividad paranormal que, pese a ser independiente del narrado en la primera película, tiene algunos lazos que lo unen a éste no tanto por el caso en particular, sino por la situación de Ed y Lorraine, que investigaron el primer caso y ahora se ven metidos en este segundo. Lorraine sigue sufriendo las consecuencias de los sucesos de la primera película, que afectan a esta nueva investigación de manera inesperada, y que no voy a revelar en esta entrada. Dicha investigación transcurre en Inglaterra, y al igual que el primer caso, está basada en hechos reales de los que existen grabaciones, entrevistas, y fotografías. En esta ocasión, el espíritu de un anciano parece estar tomando posesión del cuerpo de una niña que vive con su familia en la casa en la que éste falleció, y cuando los Warren llegan para investigar, las cosas se van complicando cada vez más.

Al igual que la primera película, The Conjuring 2 resulta de lo más intensa y perturbadora, y la tensión con la que James Wan logra imbuir al film está presente de principio a fin, y no afloja en ningún momento. Por el contrario: cuando parece que todo ha llegado al límite, la tensión no hace sino aumentar hasta llegar a un final épico que me tenía prácticamente mordiéndome las uñas. Como la primera, pero puede que hasta más atmosférica y asfixiante si cabe.

En resumen, The Conjuring 2 me pareció magnífica, me encantó de principio a fin, y no puedo pensar en mejor película ahora mismo para pasar un rato de miedo en el cine. ¡Cinco aterradoras estrellas!

Thursday, June 23, 2016

El final de la serie

Tras quince años publicándose, The Goon, el comic escrito y dibujado por Eric Powell, ha llegado a su fin con el número 53 de la serie publicada por Dark Horse. Dicho número salió a la venta el otoño pasado, pero como yo he seguido la serie estos años en tomos recopilatorio, no fue hasta el pasado abril que me enteré de que la serie terminaba con el decimoquinto volumen. Una vez leí la noticia, me hice con los dos tomos que me faltaban, y me los ventilé en un abrir y cerrar de ojos.

El tomo número catorce, Occasion of Revenge, narra la primera parte de la última batalla de Goon contra las fuerzas sobrenaturales que durante años han tratado de apoderarse del pueblecito en que vive el protagonista; y el número quince, Once Upon a Hard Time, cuenta la segunda parte del enfrentamiento que pone punto final a la serie.

Ambos volúmenes están, como siempre, escritos y dibujados por Powell, pero esta vez el autor también se colorea a sí mismo, con lo que los dos tomos son completamente obra de Powell, lo que le da mayor unidad a esta historia y la hace especial, y no sólo porque sea la última de la serie. Otro aspecto que diferencia a estos tomos del resto de volúmenes de la serie (excepto por el sexto, Chinatown) es que no hay ni rastro de humor en ninguna de las viñetas. Normalmente, Powell mezcla la violencia más gráfica con un humor negro desternillante, pero esta historia es tétrica, sombría, y deprimente. Goon está harto de pelear, y parece que por fin ha encontrado un enemigo capaz de vencerlo y poner punto final a su miseria, con lo que la historia resulta más dramática y oscura de lo habitual.

Tanto Occasion of Revenge como Once Upon a Hard Time me encantaron, y creo que el final de la serie es de lo más apropiado. La historia no se alarga artificialmente ni se hace pesada en ningún momento, y las ilustraciones de Powell son soberbias y deslumbran a cada página. Sin duda alguna, y como llevo ya años diciendo, si no habéis leído nunca The Goon, ahora que la serie ya ha terminado no tenéis excusa. ¡Cinco estrellas más que merecidas!

Tuesday, June 21, 2016

Regreso al cómo se hizo

Escrito por Michael Klastorin y Randal Atamaniuk, Back to the Future: The Ultimate Visual History es precisamente eso: la guía definitiva de la fantástica trilogía escrita por Bob Gale y Robert Zemeckis, dirigida por este último, y protagonizada por Michael J. Fox y Christopher Lloyd. Las más de doscientas páginas gigantes del libro están repletas de fotografías de producción, bocetos, y diseños que vienen acompañados por una detalladísima historia de cómo se hicieron las tres películas. Desde el momento en que Bob Gale y Robert Zemeckis se conocieron en la universidad, hasta el estreno de Back to the Future Part III en 1990, el libro detalla todos y cada uno de los pasos dados, tomas hechas, y escenas rodadas semana tras semana. Ni qué decir tiene, cualquier aficionado a la trilogía estará encantado de leer y descubrir anécdotas y detalles hasta el momento desconocidos, y de recordar lo que ya sabía. Por ejemplo, algo que los fans suelen saber es que la primera película de la trilogía empezó a filmarse con Eric Stolz haciendo de Marty McFly, ya que Michael J. Fox estaba ocupado con la famosa serie Family Ties; pero ¿a que no sabíais que el artista que diseñó el interior del DeLorean con el tablero de circuitos temporales y demás es el mismo que diseñó a Kitt en Knight Rider, también conocido como El coche fantástico? Pues sí: Michael Scheffe es su nombre.

Además de toda esta información, este lujoso volumen viene repleto de extras metidos entre las páginas que se pueden sacar y enmarcar, colgar, o exponer en tu casa, y que harán las delicias de cualquiera que conozca las películas. Aquí tenéis varios ejemplos: la carta que Doc le escribe a Marty en 1885, y que Marty recibe en 1955 después de que el DeLorean desaparezca al ser alcanzado por un rayo; la foto de Marty y sus hermanos en la que el joven va desvaneciéndose progresivamente (¡y según la mueves, Marty aparece y desaparece!); un billete de un dólar con la cara de Biff Tannen del 1985 alternativo en la que Biff es rico; el póster (¡desplegable!) de Jaws 19, la película en 3D cuyo tiburón protagonista "ataca" a Marty al poco de llegar al año 2015; la carta que Marty le escribe a Doc advirtiéndolo de los terroristas libios (¡con sobre incluido!); el folleto de Save the Clock Tower! con el número de teléfono de Jennifer escrito en la parte de detrás; la foto de Doc y Marty delante del reloj durante su inauguración en 1885; y un montón de cosas más. ¡Una auténtica gozada!

Por si todo esto fuera poco, el libro recoge testimonios de todos los actores protagonistas, así como de Gale, Zemeckis, Steven Spielberg, y un montón más de gente que participó en la producción y creación de las películas. A lo largo del tomo, todos ellos recuerdan cómo se sentían en determinados momentos, qué pensaban, y por qué hicieron las cosas del modo que las hicieron. De lo más interesante, vamos.

En resumen, este libro es en verdad la guía definitiva de la trilogía que ningún seguidor de Regreso al futuro debería perderse, y desde aquí os animo a que os hagáis con él. Es un poco caro (gracias, Hal, por regalármelo), pero sin duda vale su peso en oro. ¡Cinco estrellas espacio-temporales más que merecidas!

Sunday, June 19, 2016

La invasión del ladrón de cuerpos

Tras haber disfrutado enormemente de The First Fifteen Lives of Harry August el año pasado, no veáis las ganas que tenía de hincarle el diente a Touch, la nueva novela de Claire North. Afortunadamente, mis altas expectativas no me jugaron una mala pasada, y disfruté el libro tanto como el anterior.

El protagonista de Touch es una entidad que vive en los cuerpos de las personas, y que salta de un huésped a otro a través del contacto físico entre ambos. Como el demonio de Fallen, para entendernos, pero sin ser malo. Claro que, eso depende de a quién le preguntes, pues hay una organización dedicada a exterminarlo a él y a los de su "especie", pues no los consideran más que parásitos. Esto lleva a nuestro protagonista a embarcarse en una aventura internacional que lo obliga a luchar por su mismísima supervivencia, y en la que encontrará aliados inesperados y enemigos insospechados.

Al igual que Harry August, Touch me ha parecido una novela original, muy bien escrita y mejor narrada. Pese a no ser una secuela del primero ni tener lugar en el mismo universo, ambas comparten ciertos elementos comunes e inquietudes que, supongo, interesan a la autora, y aunque son muy diferentes, también son similares, pero no elaboro más para no destripar nada. Lo que tenéis que hacer es averiguar todo esto por vosotros mismos, así que id a vuestra librería más cercana y comprad Touch, que seguro os resultará apasionante. ¡Cinco epidérmicas estrellas!

Friday, June 17, 2016

Monte Mulhacén

¡Bienvenidos a la tercera y última entrega del cómo se hizo el nuevo juego de OveR Software, ¡Elecciones! Guía lúdica para el 26-J, disponible para Android aquí, y para iOS en la App Store de Apple. En esta entrada de hoy, voy a hablaros un poco sobre los elementos que dibujé en la recta final del desarrollo del juego, empezando por los fondos y acabando con algunos dibujos simpáticos de los candidatos.

Lo más curioso de esta última etapa de producción es que me pilló de mudanza, pues estaba ultimando los detalles de la venta de mi casa en Tennessee, y los de la compra de la nueva en Georgia. De hecho, cuando tuve tiempo de ponerme a hacer los fondos del juego, ya habíamos metido todas las mesas y sillas de mi casa en el tráiler que las iba a transportar a nuestra nueva residencia, con lo que tuve que poner el caballete de mi Cintiq en el suelo, sentarme allí mismo yo también, y empezar a dibujar. Todas las ideas para los fondos las generaron J. Felipe "Molo" Molina y Miguel Signes, ya que mi pobre cerebro estaba demasiado ocupado con mis aventuras inmobiliarias y no daba para más. Todos los fondos son sencillos y en distintos tonos de gris para contrastar con los colores de los iconos, y están relacionados con la política y las elecciones: papeletas, atriles, y hasta uno de los leones del Congreso de los Diputados.

Una vez hechos los fondos, hice el icono para el juego (una urna), y fue entonces cuando me mudé, con lo que el siguiente dibujo lo hice ya no en Tennessee, sino en mi nueva casa en Georgia, donde estoy tecleando esto ahora mismo. El dibujo en cuestión era para la pantalla de inicio, y la idea la tuvo Molo: recrear el famoso Mount Rushmore, pero con las caras de los candidatos españoles. La idea me encantó no sólo por ser apropiada, sino porque hace varios años Molo y yo nos embarcamos en un road trip que nos llevó, entre otros lugares, precisamente al Mt. Rushmore en South Dakota. Pese a que todavía no habíamos recibido el tráiler con nuestros muebles, en la casa nueva nos esperaba un sofá que los antiguos propietarios habían dejado en la sala de estar, así que este dibujo no tuve que hacerlo en el suelo, sino que pude hacerlo sentado. Eso sí: como no tenía mesa, no pude usar el caballete del Cintiq, y tuve que ponérmelo en el regazo para dibujar. No era una situación ideal, pero mejor que dibujar en el suelo sí que era.

Este particular Mt. Rushmore es completamente digital, y dibujarlo me llevó unas dos horas. Planearlo fue interesante, ya que en el monumento original sólo hay cuatro cabezas, con lo que me tocó añadir una en el espacio vacío que en el Mt. Rushmore original se halla entre Roosevelt y Lincoln. En cuanto a la ubicación de los candidatos, puse a Pablo Iglesias a la derecha (la izquierda desde su punto de vista) para que la coleta no tapara la cara de ninguno de los otros candidatos, lo que me forzó a colocar a Mariano Rajoy a la izquierda (su derecha) para replicar la distancia real entre ambos políticos. Obviamente, Alberto Garzón debía estar al lado de Iglesias dado su pacto, y Albert Rivera me parecía debía estar en el centro dada la naturaleza de su partido, y junto a Pedro Sánchez debido a su pacto de hace unos meses. Esto ponía a Sánchez al lado de Rajoy, lo que tenía bastante sentido al representar ambos a los dos partidos dominantes tradicionalmente.

Una vez terminado el dibujo, hice unas medallas para los distintos logros que se pueden obtener en el juego, y di por terminado mi trabajo en el mismo. Sin embargo, aún había algo por hacer: algo que le había dicho a Felipe que no iba a tener tiempo de dibujar, pero que haría que el juego ganara en hilaridad. Que haría que el juego quedara mejor. Que fuera más gracioso. Así que saqué tiempo de donde pude, y me dispuse a afrontar la nueva recta final del juego: los dibujos de los políticos que transmitían su personalidad.

Todas las ideas para estos dibujos la generó, una vez más, el inquieto J. Felipe "Molo" Molina, con lo que me evité tener que pensar mucho y pude simplemente ponerme a dibujar todo lo que me había pedido: Rivera con banderitas, Garzón haciéndose un selfie, Sánchez con una pelota de baloncesto, y un largo etcétera que podéis ver en el juego terminado. Una vez tuve listos estos dibujos, les mandé los archivos a Miguel y Felipe para que lo programaran todo y transformaran mis garabatos en algo jugable.

Recordad que el juego está disponible para Android en Google Play, y para iOS en la App Store de Apple. Es gratuito, así que espero que le deis una oportunidad, y nos digáis qué os parece. ¡Gracias por leer estas entradas!

Wednesday, June 15, 2016

Políticamente correcto

En nuestra segunda entrada sobre la creación del juego ¡Elecciones! de OveR Software para Android y iOS os voy a hablar un poco sobre los políticos que aparecen en el mismo. Dado que el juego se centra en las Elecciones Generales del 26 de junio, decidimos incluir a los cinco líderes políticos más destacados: Mariano Rajoy, Pedro Sánchez, Albert Rivera, Alberto Garzón, y Pablo Iglesias. Mis instrucciones eran claras: hacer caricaturas que no fueran feístas, sino simpáticas. Como los parecidos razonables no son lo mío, traté de hacerlo todo con la mayor sencillez y simplicidad posibles, usando pocas líneas y formas simples y reconocibles.

Primero, hice los dibujos a mano en una hoja de papel, ya que estaba en la escuela y tenía mi Cintiq en casa. Una vez aprobados los diseños, los rehice digitalmente, y los coloreé con sencillez para seguir con la idea de líneas limpias y claras.

Si se cogiera cualquiera de los cinco dibujos fuera de contexto, probablemente nadie sabría quién es quién; pero sabiendo que se trata de las elecciones de este año, creo que queda bastante claro a quién representa cada dibujo. Esta teoría la probé con mi madre, que reconoció inmediatamente a los cinco candidatos sin que yo tuviera que decirle nada. ¡Misión cumplida!

En nuestra próxima y última entrega, os hablaré de la portada, los fondos, y algún que otro detalle más. ¡Espero que sigáis con nosotros, y que ya os hayáis hecho con el juego!

Monday, June 13, 2016

Metido en política

Como ya sabéis, hace tan sólo unos días OveR Software lanzó ¡Elecciones! Guía lúdica para el 26-J, juego en el que el jugador tiene la oportunidad de demostrar lo que sabe de los programas electorales de los cinco principales candidatos a la presidencia en España en junio de este año. Como también sabéis, el artista 2D de la compañía no es ni más ni menos que el abajo firmante, con lo que la totalidad del aspecto gráfico del juego era responsabilidad mía, siempre guiado por J. Felipe "Molo" Molina y Miguel Signes, que no pararon de generar ideas y tener ocurrencia tras ocurrencia.

Lo primero que hicieron fue pasarme una lista de términos como "libre mercado", "más inversión pública, "impuestos a la iglesia", o "centralismo" para que yo los convirtiera en iconos para el juego. Ni qué decir tiene, todos los términos eran abstractos, y en más de una ocasión tuve que devanarme los sesos para encontrar una forma de plasmar estos conceptos gráficamente.

Acompañando a estas líneas podéis ver los bocetos originales algunos conceptos, que hice en papel en clase mientras mis estudiantes trabajaban en las actividades que les había mandado hacer. Ya sé que la calidad de las fotos es lamentable, pero era lo único que tenía a mano en aquel momento.

Viendo que muchos iconos iban a ser más bien indescifrables si usábamos sólo imágenes, decidimos añadirles texto a todos para clarificar las cosas. Una vez tomada esta decisión, me puse manos a la obra e hice los veintiséis iconos que podéis ver en el juego, uno de los cuales acompañan estas líneas. Los iconos los dibujé digitalmente con mi Cintiq usando Sketchbook Pro 9, mi programa favorito cuando quiero concentrarme en dibujar con rapidez y facilidad sin tener que preocuparme de otras cosas.
Una vez terminados los dibujos para los iconos, abrí Photoshop para añadir los textos y un par de efectos, y los di por terminados.

En nuestra próxima entrega, os hablaré un poco de los cinco candidatos. Hasta entonces, recordad que podéis descargar el juego para Android aquí, y la versión iOS en la App Store de Apple. ¡Espero que os guste!

Sunday, June 12, 2016

Efectos secundarios

Dirigida por Steven Soderbergh, Side Effects comienza con Emily (Rooney Mara) visitando en la cárcel a su esposo (Channing Tatum), quien termina de cumplir su sentencia poco después, y es libre para volver a casa con su mujer. Sin embargo, pronto resulta obvio que Emily no está precisamente contenta de tenerlo de vuelta, y empieza a sumirse en una depresión. Para salir de ella recurre a la ayuda del psiquiatra Jonathan Banks (Jude Law), quien, tras consultar con la antigua psiquiatra de Emily, la doctora Victoria Siebert (Catherine Zeta-Jones), decide recetarle unas pastillas de reciente aparición en el mercado. Y es ahí cuando los sucesos inesperados comienzan a suceder, y el ritmo de la película se acelera y atrapa al espectador durante el resto del metraje.

Si no la habéis visto, os recomiendo que la veáis sin perder ni un minuto, ya que lo que empieza como un drama se transforma rápidamente en un thriller fascinante y sorprendente con grandes interpretaciones de todos los actores protagonistas. Claro que, ¿cuándo habéis visto vosotros a Jude Law hacer un papel menos que magnífico? ¡Cinco electrizantes estrellas!

Friday, June 10, 2016

A la caza del asesino

The Girl in the Ice es un thriller policíaco escrito por Robert Bryndza. Al igual que con No Longer Safe, este libro fue una de esas recomendaciones que Amazon me hizo basándose en otros libros que he leído, y dado que la versión electrónica no costaba más que un par de dólares, decidí darle una oportunidad.

La historia comienza con el asesinato de la joven titular y su posterior descubrimiento en las heladas aguas del Londres invernal en el que transcurre la acción. El jefe de policía pone a la detective Erika Foster a cargo de la investigación, que inmediatamente se ve complicada al comprobarse que la fallecida era hija de uno de los miembros más influyentes de la sociedad londinense. Como tal, Sir Simon no sólo no quiere que haya mucho escándalo, sino que cuando dicho escándalo inevitablemente comienza, se siente con la autoridad suficiente para decirle a la policía cómo llevar a cabo su investigación, qué hacer, y qué asuntos sería mejor evitar. Como ya os podréis imaginar, a la detective Erika Foster estas interferencias no le sientan nada bien, y cuanto más decide ignorar los designios del noble, en más y más gordos líos se va metiendo.

The Girl in the Ice es una novela es de lo más entretenida, aunque debo decir que el autor se vale de un tópico detrás de otro: noble que se cree con derecho a hacer lo que le venga en gana, detective que acaba de ser transferida y a la que le tienen ojeriza, detective cuyas teorías su jefe no quiere escuchar (no sé para qué la puso al mando, entonces), detective que acaba siendo suspendida, etcétera. Y eso por no hablar de que la citada detective siempre necesita que alguien le salve la vida cuando está a punto de perecer. Aun así, la historia se lee con agrado, excepto por algunas erratas, verbos repetidos o ausentes, y la misteriosa aparición de una tal "Kate" en una conversación en la que ninguna de las tres mujeres responde a dicho nombre. También, ya que estoy, debo criticar la forma en que el autor describe a la práctica totalidad de personajes femeninos (se dividen en dos tipos: matronly, y con hourglass shape, y no hay más), o la torpeza con que, en un par de ocasiones, da información necesaria al lector que bien podría haberse transmitido de manera más elegante. Mi favorita es cuando Erika se dirige al resto de policías de su unidad y les dice "Estamos buscando a una mujer que se llama Barbora Kardasova, pronunciado Kardashova". Obviamente, si Erika les está diciendo esto a sus compañeros, está claro que está pronunciando el apellido de forma correcta, con lo que es absolutamente ridículo que lo tenga que clarificar. Esto, ni qué decir tiene, lo hace el autor para que el lector sepa cómo pronunciarlo, pero podría -y debería- haberlo hecho de otra forma más natural. Y esto ya es a título personal, pero hay un personaje llamado "George Mitchell" cuyo nombre no pude evitar leer como "George Michael" todas y cada una de las veces que se mencionaba. 'Cause I gotta have faith, ya sabéis.

Pese a todo lo señalado, y como ya he dicho, The Girl in the Ice me resultó lo suficientemente entretenida e interesante como para seguir leyendo hasta descubrir quién era el asesino, pero la habría disfrutado mucho más de haber estado mejor escrita. Le doy tres estrellas y media que podrían haber sido cuatro, pero bueno. Recomendable para pasar un rato agradable.

Wednesday, June 08, 2016

El mundo exterior

Room es una estremecedora historia que comienza con una joven (Brie Larson) y su hijo de cinco años (Jacob Tremblay) viviendo en una habitación. Rápidamente descubrimos que ambos están allí prisioneros a merced de un ser despreciable (Sean Bridgers), y que el niño jamás ha salido de la habitación y piensa que el mundo entero se limita a los confines de sus paredes. Y por si acaso no sabéis más de la trama, aquí lo dejo.

La película es de ritmo lento y pausado, y se centra en la relación entre madre e hijo, y aunque al principio se me hizo un poco pesada, rápidamente cambié de idea al ver la trama desarrollarse, y acabé atrapado por la historia que se me estaba contando. Si no la habéis visto todavía, ¡os la recomiendo sin ninguna duda!

Monday, June 06, 2016

¡Elecciones!

Desde hoy mismo está disponible para Android "¡Elecciones! Guía lúdica para el 26J". Pero si tenéis un iPhone, no os preocupéis, pues el juego estará disponible para el teléfono de Apple muy pronto.

Este juego es el primer juego comercial de OveR Software, y todos los dibujos están hechos por un servidor. En ¡Elecciones!, el jugador debe relacionar los programas políticos con los candidatos de turno, y ver así si realmente sabe por lo que aboga cada partido político, o si va a votar a ciegas sin saber de qué va la cosa. ¡Un juego divertido y educativo al mismo tiempo!

Como ya sabéis, ahora mismo estoy de mudanza (no sé ni cómo pude acabar el juego), pero en cuanto tenga algo de tiempo, escribiré varias entradas sobre el cómo se hizo el juego, que espero os interesen. Mientras tanto, id a ¡Google Play y descargadlo!

Sunday, June 05, 2016

Cumpleaños galáctico

Aquí tenéis un dibujillo rápido que hice el otro día para una de mis estudiantes favoritas. Al principio de la clase me dijo que era su cumpleaños, y como les había dejado la clase para que estudiaran y se prepararan para el examen, yo no tenía nada que hacer, con lo que decidí hacerle un dibujo para felicitarle el cumpleaños. Como le encantan la fantasía y la ciencia-ficción, y adora los comics y La guerra de las galaxias, le pregunté cuál era su personaje favorito, y me puse manos a la obra.

El dibujo no me llevó más de media hora en la que lo encajé a lápiz primero, lo entinté con un bolígrafo negro después, y le añadí algo de color con unos colorines de madera que tenía en un cajón, y que no se ven muy bien en esta versión escaneada. Cuando se lo di, se le iluminó la cara, y no podía encontrar las palabras para agradecérmelo y decirme cuánto le gustaba el dibujo, así que, pese a no ser gran cosa y estar hecho rápido y no demasiado bien, me di por más que satisfecho con el resultado.
¡Espero que os guste!

Friday, June 03, 2016

En busca de la enciclopedia perdida

Escrita por Arturo Pérez-Reverte, Hombres buenos es una estupenda novela basada en la historia real de dos miembros de la Real Academia de la Lengua Española que, a finales del siglo XVIII, viajaron a París para hacerse con una copia de la primera edición de la famosa Encyclopedie de Diderot y D'Alembert. Con este claro objetivo, el bibliotecario Don Hermógenes Molina y el brigadier Pedro Zárate se desplazan hasta la capital francesa en vísperas de la Revolución y tratan de localizar este libro prohibido pasando por no pocas peripecias. Ayudándolos en su labor está el abate Bringas, un incendiario personaje que propugna una violenta revolución que, como bien sabemos, no tardaría en suceder; y entorpeciéndolos nos encontramos a Pascual Raposo, un mercenario contratado para impedir que la Encyclopedie llegue a España.

Pérez-Reverte nos cuenta todo esto con una prosa de una riqueza léxica envidiable. El de Cartagena siempre sabe exactamente qué palabra utilizar y dónde ponerla, y tanto la narración como los diálogos del libro son acertadísimos y da gusto leerlos.

Además de deleitarnos con el relato de estos dos hombres buenos que viajan a París para llevar la luz de la Razón a la España del dieciocho, entre escena y escena, Pérez-Reverte intercala secciones en las que narra en primera persona su investigación para reconstruir los hechos y detallar la acción lo más fielmente posible, lo que le da al conjunto un cierto aire de documental y aumenta la veracidad percibida de la historia. En estas escenas, el autor (cuyo nombre nunca se menciona) habla con otros académicos y amigos suyos, visita libreros viejos buscando documentos que lo ayuden a reconstruir el pasado, y viaja a los distintos lugares en los que transcurre la acción. Esto, que bien podría haberme sacado de la historia cada vez que sucedía, me encantó, y disfruté estas escenas tanto como las que narran las aventuras de los Don Hermógenes y Don Pedro.

Para resumir, Hombres buenos me pareció una novela magnífica tanto por la historia, su estructura, los personajes, y la forma en que está escrita: ese vocabulario revertiano que hace que saborees cada palabra y su preciso significado, y que hace que cualquier libro que leas después parezca estar mal escrito. ¡Cinco estrellas ilustradas!

Wednesday, June 01, 2016

La vida en la comuna

Hace poco, Crystal y yo vimos Martha Marcy May Marlene, una película de improbable y casi impronunciable título protagonizada por Elizabeth Olsen, la hermana menor de las famosas gemelas, a quien ya vimos hace unos años en la entretenida Silent House, y a quien ahora mismo podéis ver en el cine haciendo de Bruja Escarlata en Captain America: Civil War.

Martha Marcy May Marlene es una película mucho más modesta que la mega-producción de Marvel, y en ella la actriz interpreta al personaje titular, una joven cuyos problemas la llevan a irse a vivir a una comuna de la que escapa al principio del film. A lo largo de la película, y a través de flashbacks, el espectador descubre cómo acabó Martha viviendo entre la secta de la que escapa, y por qué decide poner tierra de por medio y abandonar a los tarados de la comuna antes de que sea demasiado tarde.

La película transcurre a un ritmo más bien lento, y aunque nunca me llegó a aburrir, sí es verdad que nunca pasa nada demasiado emocionante. La historia es interesante, pero sin pasarse, y lo mismo se puede decir de los personajes y su evolución: no está mal, pero tampoco es nada del otro mundo. La que sí hace un papel estupendo es la señorita Olsen, que demuestra ser una actriz sólida que sabe lo que se hace y que puede llevar el peso de una película sobre sus hombros, tal y como ya hizo en Silent House. Aparte de eso, no creo que pueda destacar nada de la cinta, con lo que me guardo de recomendárosla. A ver si la próxima que vea me gusta más.