Saturday, October 31, 2015

Desafío superado

¡No me puedo creer que Inktober acabe hoy! Como bien recordaréis, hace un mes acepté el desafío de tintubre: hacer un dibujo a tinta todos los días del 1 al 31 de octubre. Cuando decidí hacerlo, me imaginaba que los treinta y un días se me iban a hacer larguísimos, y que probablemente no iba a poder mantener el ritmo y tendría que saltarme algún día, o hacer dos otro día para compensar, pero nada de esto ha sucedido. La primera semana fue la más larga y difícil, pero a mediados de la segunda, cuando ya había empezado a encontrar un ritmo de trabajo adecuado, las cosas cambiaron radicalmente, y de pronto se me había pasado casi todo el mes y sólo me quedaban cinco o seis dibujos para terminar. Y unos días después, tenía treinta y un dibujos terminados en la libreta que había comprado para la ocasión.

De lunes a viernes, los dibujos los tuve que hacer al salir del trabajo y llegar a casa, pero hubo varias ocasiones en que necesidades y compromisos interfirieron con esta rutina y tuve que dibujar diez minutos por aquí, veinte por allá, y quince más después para poder terminar el dibujo del día. Esto no hizo sino agravarse durante los fines de semana, pues aunque en teoría tenía más tiempo para dibujar al no tener que ir a trabajar, el número de compromisos tendía a multiplicarse: sesiones de fotos, la compra semanal, ir al cine, etcétera. Pero logré sobreponerme a los obstáculos y hacer un dibujo diario sin fallar ni un día. Hubo solamente un par de ocasiones (días 4 y 16) en que verdaderamente pensé que no iba a poder terminar, pero el resto de días fueron bastante bien. De hecho, hasta saqué tiempo para hacer un par de dibujos extra y colorearlos: el dibujo para el cumpleaños de Crystal, y el de Halloween, que me llevaron varios días cada uno a base de dedicarles entre treinta minutos y hora y media a lo largo de cuatro o cinco días cada uno, cuando podía). No sólo eso, sino que además encontré tiempo también para hacer un par de colaboraciones con mi esposa, para las cuales pinté un tipo embozado y una joven pelirroja que Crystal puso en su página de Instagram. En total, treinta y cinco piezas en un mes, lo que probablemente convierte a este octubre de 2015 en el mes más prolífico y productivo artísticamente hablando que jamás he tenido. Esta actividad, obviamente, se ha traducido en el mes con más entradas de la historia de Sunny Jhanna (cuarenta con ésta), aunque no sólo ha habido dibujos, sino también otros posts de temática diversa: películas, miniaturas... ¡No hemos parado!

Como ya comenté en algún sitio, mis dibujos favoritos no suelen coincidir con los de los demás, y este tintubre he podido comprobarlo más que nunca, tanto aquí como en los comentarios y "likes" en Facebook, donde también publiqué los dibujos de la serie. Probablemente esto se deba a que ciertas ideas me resultan más atractivas a mí que a otras personas, o que muchas veces, más que ver los méritos que pueda tener un dibujo, veo más bien los defectos, las oportunidades perdidas, o lo que realmente habría querido hacer y mi falta de habilidad me impidió. Las personas que sólo ven el dibujo lo juzgan de manera más "objetiva", y puede que sea ésta la razón por la que nuestra opinión difiere. Personalmente, mis dibujos favoritos de la serie son los números 2 (dragón chino), 5 (faraón), 6 (Isla de Pascua), 9 (tigre), 14 (gorila), 18 (ninjas), 20 (astronauta), 27 (frailecillo), y 30 (tótem), mientras que hay otros que no mentaré que me hacen sonrojar. Al menos, e independientemente de lo satisfecho que acabara con cada uno de los dibujos, logré no romper tres de mis reglas autoimpuestas: retratar lugares o culturas diferentes, no hacer un dibujillo en cinco minutos para cubrir el expediente, y no hacer más de un dibujo un día para no tener que hacer uno al día siguiente (tampoco habría tenido tiempo de haberlo intentado). De hecho, sólo hubo una regla que rompí durante el mes: tener una composición meditada en cada dibujo. Y para compensar, esta regla me la salté en múltiples ocasiones.

En resumen, debo decir que, aunque en alguna que otra ocasión me estresó un poco combinar un dibujo diario con el resto de mis actividades (pasar tiempo con mi esposa, cocinar, trabajar, ayudar a Crystal con sus fotos, cuidar de los caballos, pasar tiempo con nuestra sobrina, ir de compras, ir al cine, ver series de televisión, etc.), en general participar en Inktober fue una decisión tremendamente acertada y no me arrepiento lo más mínimo. De hecho, ahora que he terminado el último dibujo y con él mi obligación de hacer un dibujo diario, siento que me falta algo y estoy planteándome seriamente continuar con el compromiso de alguna manera. Sin embargo, sé que esto no va a suceder, por varias razones. Una, que dedicar tanto tiempo a los dibujos ha tenido como consecuencia que apenas haya tenido tiempo para leer o jugar a la consola (mis otras dos grandes aficiones), y en verdad tengo ganas de dedicarles tiempo a ambos pasatiempos. Y dos, que en este mes de noviembre que comienza mañana me voy a embarcar en otra aventura que ya os iré narrando, pero que básicamente consiste en preparar una muestra de guión (y si tengo tiempo y estoy inspirado, de páginas ilustradas también) para Mark Millar, el famoso guionista de comics como Kick-Ass, Kingsman, Wanted, que ha convocado un concurso para aspirantes a guionista y dibujantes de comic cuya fecha límite es el treinta de noviembre, y al que sin duda voy a presentarme. Pese a esto, estoy decidido a encontrar tiempo para seguir dibujando, y aunque no haga uno al día, continuaré haciendo garabatos en papel, pues es la mejor manera que conozco de pasar un rato entretenido y escapar de la rutina, los problemas y, como dijo aquél, el mundanal ruido. Espero que os haya gustado la serie, y que me digáis cuáles han sido vuestros dibujos favoritos. ¡Gracias por seguir mis aventuras!

Inktober #31

Aquí tenéis el trigesimo primer dibujo de Inktober, con el que pongo punto final a la serie. Hoy viajamos a México para celebrar el Día de los Muertos, y qué mejor forma de hacerlo que con una Catrina en blanco y negro. Esta idea se me ocurrió hace varias semanas, pero decidí esperar hasta hoy para así poder plasmarla en papel precisamente el mismo día en que se celebra la fiesta.

Como siempre, hice el dibujo a lápiz primero, y luego lo entinté con mi bolígrafo Uniball Vision. Las masas negras las añadí en Photoshop por dos razones: una, porque no tenía más tiempo; y dos, porque es posible que coloree el dibujo, y tener las masas negras entorpecerá la labor. De esta manera, tengo el dibujo escaneado con sólo las líneas, y puedo pintarlo con facilidad.

¡Espero que os guste, y feliz tintubre a todos!

Trato o truco

¡Feliz Halloween a todos! Aquí tenéis un dibujillo para conmemorar esta cada vez más popular fiesta, que hice a lo largo de varios días entre dibujo y dibujo de Inktober. Como suelo hacer, hice el dibujo a lápiz primero, y después lo entinté con mis rotuladores técnicos Copic. A continuación, lo escaneé, y me puse a colorearlo con mi Cintiq. Dibujarlo me llevó cosa de una hora, entintarlo unas dos, y colorearlo casi tres. Aunque parezca mucho tiempo, comparado con el del año pasado, ¡no me costó nada de nada!

Espero que os guste, y que no os den demasiados sustos esta noche.

Friday, October 30, 2015

Inktober #30

El trigésimo día de tintubre nos trae un tótem indio como jamás se había visto antes, probablemente porque no creo que ningún tótem real incluya una cabeza de león.
La idea se me ocurrió anoche, cuando estaba pensando qué diantre podía dibujar hoy. La única idea que me quedaba en la lista era el dibujo que quería hacer el día 31, y no sabía qué hacer el penúltimo día del mes. Hacía días había considerado dibujar un nativo americano, pero deseché la idea para no caer en ningún estereotipo; pero cuando anoche volvió a ocurrírseme el tema, pensé que podía hacer un tótem, con lo que no sólo podría representar la cultura, sino incluir además algunos animales. Con las cosas algo más claras, caí en los brazos de Morfeo, ansioso de comenzar el dibujo al día siguiente.

Debo confesar que, al poner el lápiz sobre el papel hace unas horas, todavía no sabía qué animales iba a incluir, ni cuántos. Tras hacer un rectángulo largo y estirado y dividirlo en cinco secciones de tamaño similar pero diferente, empecé por la parte de arriba y fui trabajando en vertical hacia abajo. Sabía que quería incluir un ave, así que empecé con un águila. A continuación, decidí que debía incluir un lobo para contentar a Nash, que sugirió uno hacía varias semanas que se me había quedado en el tintero; pero cuando empecé a dibujarlo, más que un lobo me recordó a un león, así que cambié de idea e hice el león. Después pensé que podía incluir un caballo, y empecé a trazar unos rasgos alargados, pero como la cabeza equina vista de frente iba a quedar demasiado delgada, y como ya había hecho un caballo hacía dos días, decidí usar otro animal emblemático americano, y puse un búfalo. Fue entonces cuando me di cuenta de que iba a alternar animales blancos y negros al entintar el dibujo, y que como el búfalo iba a ser negro, el siguiente necesitaba ser blanco. La lechuza fue el primer animal que me vino a la cabeza, y como me encantan los búhos y las lechuzas, no me lo pensé dos veces. Finalmente, y como no podía ser de otra manera, el último espacio le tocaba al lobo de Nash, así que lo aboceté a lápiz, y luego entinté el conjunto con mi bolígrafo Uniball Vision y uno de mis pinceles más pequeños. ¡Espero que os guste, y que volváis mañana para ver el último dibujo del mes!

Thursday, October 29, 2015

Inktober #29

El vigésimo noveno día de tintubre nos lleva a Chicago, Illinois, la ciudad que vio nacer a The Blues Brothers en 1976. Y si pensáis que he hecho trampa al usar esta icónica imagen de Jake y Elwood para el dibujo de hoy, lo único que puedo decir es que... bueno, puede que un poco de trampa sí que sea, aunque podría argumentar que el dibujo sí representa a un lugar y una cultura específica: el mundo del rhythm and blues del norte de los Estados Unidos a mediados de los setenta. Sea como fuere, llevaba un par de semanas queriendo hacer el dibujo, y al final me he decidido a hacerlo hoy antes de que termine el mes. ¡Espero que os guste!

Wednesday, October 28, 2015

Inktober #28

Aquí tenéis un Appaloosa leopardo, una variación del clásico Appaloosa que es una visión tan extraña como majestuosa. Supongo que a nadie sorprenderá que fuera Crystal la que sugiriera que dibujase este caballo, con lo que me alegro que el dibujo le gustara tanto como lo hizo.
En lo que al proceso de creación se refiere, estoy empezando a sonar como un disco rayado, pero lo hice como siempre: boceto a lápiz, y entintado con bolígrafo Uniball Vision, tinta Speedball y pinceles de distintos grosores, y bolígrafo de tinta blanca Sakura.
¡Espero que os guste!

PD: Con esta entrada, número 35 de este mes de octubre, superamos nuestro record de mayor número de posts en un mes, que durante los últimos diez años (menos ocho días) había ostentado el mes de julio de 2007, con 34. ¡Ya veremos cuántas entradas termina habiendo este mes, y si nos cuesta otros diez años superar este nuevo record!

Tuesday, October 27, 2015

Inktober #27

Hoy viajamos a Islandia para ver a los frailecillos, unas adorables aves que también se pueden ver en la costa de Skye en Escocia, y que Crystal y yo casi vimos en nuestro viaje el pasado junio. Al final, debido al tiempo, el barco que lleva a los turistas a verlos no zarpó aquel día, y nos quedamos sin verlos. ¡La próxima vez no se nos escapan!

En cuanto al dibujo en sí, lo de siempre: encaje a lápiz y entintado con pinceles, rotuladores Copic, y bolígrafo Uniball Vision. Como es bastante sencillo, no me llevó más de unos cuarenta minutos, y admito que ésa es una de las razones por las que elegí hacer este dibujo hoy: porque necesito el resto de la tarde para seguir trabajando en mi ilustración para Halloween en la que llevo ya varios días (y más que varias horas) trabajando, y que tengo casi terminada. ¡Y más me vale, pues tiene que estar lista para el sábado!

Monday, October 26, 2015

Inktober: Weapons of Choice

Como el otro día pedisteis una foto de las herramientas que he estado usando durante tintubre, aquí la tenéis. No es de gran calidad, pero espero que al menos os dé una idea:

1. Tinta Speedball y pinceles de distintos tamaños. El que más uso es el que aparece en primer plano.

2. Bolígrafo de tinta blanca Sakura.

3. Rotuladores técnicos Copic. Los grosores, de mayor a menor, son 0.3, 0.1, 0.05, y 0.03.

4. Bolígrafo Uniball Vision. Como ya he dicho con anterioridad, este bolígrafo ni es artístico ni es nada, pero hay que ver lo estupendamente que se desliza por la página, y lo versátil que es.

5. Pentel pocketbrush.

¡Espero que os haya resultado medio interesante!

Inktober #26

Hoy navegamos hasta las profundidades del Caribe, donde sólo aquéllos con el mapa correcto podrán hallar... Monkey Island, la misteriosa isla que sirve de guarida al pirata fantasma LeChuck.

Como ya sabéis, mi serie de dibujos de Inktober tiene un tema en común: distintos lugares y culturas, así que creo que no hago trampa al retratar la popular Isla de los Monos, pues es un lugar. Además, ¡qué mejor monumento que inmortalizar que la segunda cabeza de mono más grande que jamás hemos visto!

El proceso de creación de este dibujo es el mismo que he estado siguiendo a lo largo de esta serie: encaje a lápiz, entintado con rotuladores Copic y bolígrafo Uniball Vision, y tinta Speedball aplicada con pincel para las masas negras. Las partes más delicadas están entintadas con mi Pentel pocketbrush, aunque después del trabajo que le he dado este mes, el pobre está casi sin tinta y tengo que comprar recambios. En total, el dibujo me llevó algo más de una hora, que me pasé recordando lo desternillantes que son los juegos de esta serie.

¡Espero que os guste!

Sunday, October 25, 2015

Inktober #25

Este viaje continuo que es Inktober nos lleva a la selva tropical para retratar al simpático tucán que acompaña estas líneas. Para esta ocasión, y tras encajar el dibujo a lápiz, usé mis rotuladores técnicos Copic, mi pincel más grueso para entintar las grandes masas negras, y mi bolígrafo de tinta blanca para hacer los detalles en la corteza del árbol.
¡Espero que os guste!

Saturday, October 24, 2015

Inktober #24

El vigesimocuarto día de Inktober nos trae a un centurión romano encajado a lápiz y entintado con mi rotulador Copic. Las masas negras confieso que las hice con Photoshop, ya que tenía que ocuparme de otras cosas y no tenía tiempo para hacerlas a mano. ¡Espero que os guste!

Friday, October 23, 2015

Inktober #23

El vigesimotercer día de tinture nos lleva a las Tierras Altas escocesas. Una de las primeras ideas que tuve para este mes ilustrado fue hacer algo relacionado con Escocia, pero no sabía muy bien qué hacer. Las tres ideas que se me ocurrieron ya las había ejecutado con anterioridad (un rebaño de ovejas, un gaitero, y un pastor esquilando una oveja), la primera hacía tan sólo dos semanas. Pero como no me venía nada más a la cabeza, al final decidí dibujar una oveja en una composición y postura diferente a las de las ovejas del reciente dibujo. Para entintarlo, usé mi bolígrafo Uniball Vision, y mi tinta Speedball aplicada con un par de pinceles de distintos tamaños. ¡Espero que os guste!

El clan Montgomery


Como es por todos conocido, los clanes escoceses sólo se ponen de acuerdo en dos cosas: matarse entre clanes, y matar ingleses o algún otro enemigo común... que suelen ser los ingleses. 

El clan McAlba y los Montgomery no son una excepción, y llevan combatiendo entre ellos generaciones, pero ahora han unido sus fuerzas contra los invasores de Panoceania.

Los Montgomery tienen en Crystal su mejor guerrera. Especialista en ataques de infiltración y sabotaje, Crystal es capaz de atacar donde menos se lo espera el enemigo.
Aunque lo suyo es la sutileza, sabe que todas las misiones se suelen torcer, así que lo mejor es tener una escopeta con balas perforantes para atravesar blindajes enemigos.

Ésta es una mini que me encantó nada más verla, ya que está muy bien esculpida y tiene muchos detalles: las gafas de visión nocturna, y una pose muy dinámica son sus mejores bazas. Su escala pequeña es lo único malo; eso, y la mano izquierda que está un poco mal hecha.

Aunque lo normal sería que el jersey y el gorro fuesen grises o negros para un comando, pensé que el azul le daría un toque más chulo y haría que la figura no fuese tan oscura.

Al pelo, aunque parece rubio, le intenté dar unos toques pelirrojos, aunque no sé si se aprecia mucho.

Espero que os guste.

PD: Según cuentan las malas lenguas, se le ha visto en compañía de un famoso guerrero del clan McAlba en actitud más que cariñosa... pero nadie se atreve a confirmarlo.

Thursday, October 22, 2015

Inktober #22

El dibujo de hoy tiene un regusto renacentista, ya que se me ocurrió reproducir el famoso cuadro de Leonardo Da Vinci. Como ya sabéis, mi regla este Inktober es visitar distintas culturas a lo largo del mes, y llevaba tiempo queriendo hacer algo en Italia. Cuando me vino a la cabeza dibujar la Mona Lisa, me puse a pensar cómo iba a dibujarla, y entonces me di cuenta de que hace siete años hice dos versiones (tetradigitales) del cuadro, que podéis volver a ver aquí y aquí.

Como siempre, hice un encaje preliminar a lápiz, y luego lo acabé todo a tinta usando mi bolígrafo Uniball Vision y mis rotuladores técnicos Copic. El boceto a lápiz no me llevó más de veinte minutos, pero acabarlo a tinta me tuvo entretenido durante algo menos de una hora, que hacer tantas rayitas cuesta lo suyo.

¡Espero que os guste!

Wednesday, October 21, 2015

Inktober #21

Como no podía ser de otra manera, este 21 de octubre de 2015 nuestro viaje de tintubre nos lleva... ¡de Regreso al futuro!

El dibujo está hecho con mi bolígrafo Uniball Vision, mis rotuladores técnicos Copic, y mi pincel y tinta ultranegra Speedball (con algunos detalles hechos con mi bolígrafo de tinta blanca). Y para celebrar el día doblemente, lo hice mientras veía Back to the Future Part II... o al menos mientras la película estaba puesta en el ordenador, ya que la atención la tenía puesta en su mayor parte en el dibujo. ¡Espero que os guste!

¿Mario McAlba, o Mario Wallace?

Aquí esta mi penúltima creación en honor a nuestro querido coblogueador Finn, aunque con una barba un poco más poblada y el pelo un tanto más largo.

Esta miniatura es del ejército de Ariadna, pero en este caso, en vez de nuestros amigos merovingios, es un escocés con un mandoble, brazos biónicos, alguna que otra granada, y muy mala leche.

La pose de carga con el mandoble me encanta, ya que es muy dinámica. El único problema es que esta mini tiene la escala pequeña, y al lado de los nuevos escoceses queda un poco ridícula.

La falda escocesa la he pintado con base roja y líneas verdes, aunque en verdad necesitaría una línea más de cuadros amarilla entre las verdes, pero no me veo capacitado para darle ese toque tan sutil.

Me gusta mucho el emblema escocés en el hombro, y le he dado un toque verdoso a la espada y a los brazos mecánicos para representar que es una aleación especial que sólo tienen nuestros amigos escoceses.

La peana la he decorado con nuevos productos: los matojos y las hojas secas, que para mí le dan un toque espectacular a la base.

Como no me decidía por el nombre, propongo hacer votaciones sobre el mismo.

Espero que os guste.

Adonde vamos no necesitamos carreteras

Hoy, 21 de octubre de 2015, es el día al que Marty McFly y Doc Brown viajaron en Back to the Future, Part II, cuando los dos amigos fueron al futuro para evitar que los hijos de Marty acabaran en la cárcel, comenzando así una espiral que acabaría destruyendo a su familia. Pese a que los coches todavía no vuelan y aún no tenemos robocordones, algunas compañías han aportado su granito de arena para recrear el futuro que vimos en la película. Así, Pepsi ha puesto a la venta una edición limitada de Pepsi Perfect, el refresco con que Marty McFly se encuentra en el futuro (quiero decir, en el presente), y Universal ha lanzado el tráiler de Jaws 19, cuyo anuncio en tres dimensiones aterró a Marty al poco de llegar al año 2015. Además, en cines selectos a lo largo y ancho del país, hoy habrá una sesión doble especial a las siete de la tarde en la que se proyectarán la película original de 1985 y su secuela del 89. ¡Subid a vuestro DeLorean y volad a vuestro cine más cercano!

Tuesday, October 20, 2015

Inktober #20

En este vigésimo día de tintubre viajamos a... ¡el espacio exterior!

Como siempre, hice el dibujo a lápiz primero, y después lo entinté con mi bolígrafo Uniball Vision y mis rotuladores técnicos Copic. Usé también mi Pentel pocketbrush para pintar el casco y los cráteres, pero confieso que el fondo lo hice en Photoshop una vez hube escaneado el dibujo, ya que no me apetecía pasarme otra media hora dando pinceladas cuando podía resolver el asunto en dos segundos con sendos clicks del ratón. Una vez hecho esto, se me ocurrió darle un tono gris al "marco" del dibujo para que la luna a los pies del astronauta resaltara más, y entonces di por terminado el dibujo. ¡Espero que os guste!

Semana de revelaciones

O fin de semana, más bien, ya que en un par de días, Disney ha revelado el nuevo poster oficial de The Force Awakens, y el tercer y al parecer último tráiler de la película. El póster es más tradicional y menos sorprendente que el de Drew Struzan, pero no está nada mal. Y el tráiler no hace sino ponernos los dientes aún  más largos sin destripar nada ni mostrarnos a Luke todavía. A vosotros, ¿qué os han parecido las revelaciones? ¡No dudéis en dejarnos vuestros sesudos comentarios!

Monday, October 19, 2015

Aventuras escocesas

Aquí tenéis el dibujo que hice para el cumpleaños de Crystal, y que ya pudisteis ver aquí. Obviamente, me inspiré en nuestro viaje a Escocia del pasado junio, y usé elementos presentes en nuestras aventuras por la isla de Skye: las montañas lejanas, los prados verdes, la cámara de mi esposa, y las ubicuas ovejas que pacen sueltas por el lugar. La ropa tradicional escocesa, por desgracia, no es mía, sino que me la inventé para el dibujo (aunque usé referencias de auténticos kilts de clanes de Skye), pero quién sabe si no me compraré una faldita la próxima vez que vayamos.

El dibujo en sí lo hice primero a lápiz, y después lo entinté con mis rotuladores técnicos Copic (podéis verlo a tinta aquí). Como sabía que lo iba a colorear con mi Cintiq, no dibujé muchas texturas ni detalles, ya que el color se iba a encargar de eso. Una vez lo tuve todo pintado, coloreé las líneas de las montañas para empujarlas un poco hacia el fondo y lograr una mayor profundidad; y por la misma razón hice un sencillo degradado en el prado en el que los personajes están, para que parezca que continúa durante centenares de metros.

De principio a fin, el dibujo me llevó unas tres horas, tal vez algo más, y me lo pasé en grande recordando nuestras correrías por el Reino Unido. Crystal se rió un buen rato cuando se lo enseñé, y espero que a vosotros también os haga gracia. ¡Enjoy!

PD: ¡Ésta es nuestra entrada número 2600 del blog! ¡Todo un logro!

Inktober #19

Hoy viajamos a Alemania en este decimonoveno día de tintubre, el mes más artístico en lo que va de año. Hacer un dibujo inspirado por el país germano fue una de las primeras ideas que tuve para esta maratón que es Inktober, pero no sabía muy bien qué dibujar. Tenía que haber cerveza, de eso no había duda, pero lo demás no lo tenía muy claro... hasta que de pronto, hace un par de días, se me ocurrió dibujar a un señor alemán con el traje típico bávaro como si fuera un rey de una baraja de cartas, con una jarra de cerveza en la mano en vez de un cetro o una espada. Obviamente, habría sido mucho más fácil (y rápido) hacer sólo la mitad del dibujo, escanearlo, y duplicarlo boca abajo en Photoshop, pero decidí no hacer trampa y dibujar ambas mitades del naipe, con lo que ambas figuras son parecidas pero ni de lejos iguales.

En lo que a la técnica se refiere, utilicé mis rotuladores técnicos Copic y mi Pentel pocketbrush, y lo entinté todo mientras ayudaba a Crystal a escribir correos electrónicos en español a mi familia. ¡Que no se diga que no puedo hacer dos cosas a la vez!

Sunday, October 18, 2015

Inktober #18

Visitamos a Japón por tercera y última vez en este mes de Inktober, que ya va siendo hora de retratar otros lugares y otras culturas. Para despedirnos del País del Sol Naciente, aquí tenéis un par de ninjas simpáticos que hice con mi bolígrafo Uniball Vision, mi Pentel pocketbrush, y mi pincel y tinta Speedball. ¡Espero que os guste!

Saturday, October 17, 2015

Inktober #17

Regresamos a Japón en este diecisiete de tintubre de 2015 para encontrarnos con un solitario samurai guardando la entrada de un modesto templo.

El dibujo de hoy lo delineé en su práctica totalidad con mi Pentel pocketbrush, y las masas negras las hice con mis pinceles y mi tinta Speedball. Las escaleras las entinté con mis rotuladores Copic y mi bolígrafo Uniball Vision, y una vez terminado todo y dejado secar, borré las pocas líneas del encaje a lápiz que aún se podían ver.

¡Espero que os guste!

Friday, October 16, 2015

Inktober #16

Llevaba ya tiempo queriendo hacer un dibujo con Don Quijote y Sancho, y la ocasión se me ha presentado hoy. Hecho exclusivamente con mi rotulador técnico Copic 0.3. ¡Espero que os guste!

Thursday, October 15, 2015

Inktober #15

¿Cómo sería la torre Eiffel si Antonio Gaudí la hubiese diseñado? Probablemente no como la he dibujado yo, pero quién sabe.

Tras hacer un encaje rápido a lápiz, usé mi bolígrafo Uniball Vision, mis rotuladores técnicos Copic, y mi Pentel pocketbrush (para la sombra), y lo entinté todo en cosa de hora y media. ¡Espero que os guste!

Wednesday, October 14, 2015

Inktober #14

Aquí tenéis la decimocuarta entrega de Inktober. El dibujo de hoy lo empecé con un rápido encaje a lápiz para definir formas y contorno. Hecho esto, cogí mi Sharpie Pen (que aún no había usado este mes) e hice los detalles de la cara. A continuación, empecé a entintar el contorno de la cabeza con mi bolígrafo Uniball Vision, pero rápidamente cambié de idea, lo aparqué, y cogí mi Pentel pocketbrush para entintar la parte de arriba de la cabeza y el resto del cuerpo. Una vez hecho esto, volví a coger mi Sharpie Pen y me pasé la siguiente media hora haciendo rayitas dentro del cuerpo del gorila. Finalmente, diluí un poco de mi tinta negra Speedball con agua, cogí uno de mis pinceles, e hice un lavado gris para el fondo del dibujo que desafortunadamente el escáner no captó, y que tuve que reproducir en Photoshop para que pudierais ver el efecto. ¡Espero que os guste el resultado!

Tuesday, October 13, 2015

Inktober #13

El dibujo de hoy está inspirado en el famoso ukiyo-e japonés, y es la primera pieza apaisada del mes. Como va siendo habitual, me llevó aproximadamente una hora dibujarlo y entintarlo, y tal y como hice ayer, al final hice un poco de trampa y añadí el tono gris del fondo con el ordenador. La trampa la justifiqué esta vez porque mis rotuladores grises, como ya os conté el cuarto día de tintubre, están hechos polvo, y si los usaba iban a darme una textura que no quería tener, ya que el ukiyo-e es, entre otras cosas, completamente plano y sin volumen. Espero que me sepáis perdonar la triquiñuela.

Aparte de eso, lo único que me queda por señalar es que, pese a que mi intención original al empezar Inktober era no repetir país en los treinta y un días del desafío, es más que probable que vuelva a visitar el lejano Japón en las próximas semanas. Avisados quedáis.

Monday, October 12, 2015

Inktober #12

¡El mismísimo Huitzilopochtli viene desde el antiguo panteón azteca para pasar el duodécimo día de Tintubre con nosotros!

Debo confesar una pequeña trampa en el dibujo de hoy. Como siempre, hice el encaje a lápiz, y después lo entinté todo con mi bolígrafo Uniball Vision, prestando especial atención a dibujar líneas separadas para cada "pieza" del dibujo: brazo, dedos, escudo, sandalias, etcétera. Hice esto porque no estaba seguro de si iba a dejar el dibujo en blanco, con los contornos negros, o si quería darle un baño de tinta y volverlo todo negro con las partes en blanco. Así pues, una vez terminada la última línea, escaneé el dibujo, abrí Photoshop, y utilicé el cubo de pintura para rellenar el fondo de negro. Dada la forma en que había entintado el dibujo y separado las piezas, sólo me hizo falta un click para volverlo todo negro, ya que el fondo es un espacio continuo entre las piezas (excepto por los circulitos de las botas y un par de detalles más). Una vez hecho esto, le enseñé ambas versiones a Crystal, quien escogió la del fondo negro como su favorita, quedando así decidido el aspecto final del dibujo de hoy. Pero, por si os interesa, incluyo aquí también la versión original en blanco para que decidáis por vosotros mismos. ¡Espero que os guste!

Sunday, October 11, 2015

Inktober #11

Después de encajar a lápiz el dibujo de hoy, me dispuse, ya que estamos en Tintubre, a entintarlo. Así pues, saqué mis rotuladores técnicos Copic de la caja, cogí el más grueso de los cuatro (0.3), y justo antes de empezar a usarlo me dije "Hmmm, tal vez el tema del dibujo quedaría mejor representado si usara mi Pentel pocketbrush." Esta idea se me ocurrió al darme cuenta de que el acabado que da el pocketbrush me recuerda a tallados primitivos y arte tribal, y dado que el dibujo mostraba a una tribu compartiendo historias alrededor de una hoguera, tenía una oportunidad de transmitir el tema a través del trazo como pocas veces me encuentro. Una vez vista la conexión, me resultó imposible negarla, y acabé usando el pocketbrush para hacer todas y cada una de las líneas del dibujo, algunas más refinadas que otras. El resultado, como mínimo, es algo diferente a las diez ilustraciones previas, y con personalidad propia (creo). ¡Espero que os guste!

Saturday, October 10, 2015

Inktober #10

El dibujo de hoy tiene sabor griego y mitológico. Originalmente, tenía pensado dibujar varios dioses juntos en una composición más o menos elaborada, pero al final decidí simplificarlo todo por razones de tiempo (cómo no), y acabé solamente con Zeus. Tras hacer el dibujo a lápiz, repasé los contornos con mi bolígrafo negro Uniball, y después cogí los pinceles y el frasco de tinta para cubrirlo todo de negro. Tal y como ya sabía que iba a suceder, los trazos del bolígrafo se podían ver por debajo de la tinta, con lo que pude usarlos como guía para redibujar todos los detalles con mi bolígrafo de tinta blanca.
¡Espero que os guste!

Friday, October 09, 2015

Inktober #9

Nuestro dibujo de hoy nos lleva a la India, en varios de cuyos estados podemos encontrar a los raros pero hermosísimos tigres blancos. La inspiración para el dibujo me vino el otro día cuando Crystal sugirió que dibujara cierto animal para Inktober (no lo desvelo porque pienso dibujarlo en un par de días), e inmediatamente me imaginé haciendo no sólo ése, sino también un tigre de igual pigmentación. ¡Dos ideas por el precio de una!

Para dibujar a nuestro sujeto hice un encaje a lápiz primero, y después empecé a entintarlo con mi bolígrafo Uniball Vision que, aunque no es un bolígrafo artístico, se desliza de lo más bien sobre la página, dejando que la tinta fluya de forma más que generosa. Además, al ser un ballpoint pen en vez de un rotulador con punta de fieltro, puedo apretar sin destrozarlo, algo que siempre acaba ocurriéndome con los rotuladores técnicos. Al poco de empezar a usarlo en este dibujo, no obstante, decidí cambiar y coger mi Pentel pocketbrush. Normalmente, uso el Uniball para delinear contornos, y luego uso el pocketbrush para hacer detalles y rellenar espacios negros de tamaño mediano, pero esta vez quise acelerar el proceso y me puse a entintar directamente con el pocketbrush, que es más difícil pero da mayor variedad a la línea con más rapidez que el bolígrafo normal. Una vez hechas todas las rayas del tigre así como los contornos, cogí dos de mis pinceles (el más grande y otro mediano tirando a pequeño), abrí mi frasco de tinta Speedball, y me puse a cubrir las áreas negras más grandes a pincelazo limpio.

Y eso es todo por hoy. Espero que os guste, y que volváis mañana para ver qué se me ocurre.

Thursday, October 08, 2015

Inktober #8

Para el dibujo de hoy probé un par de cosas diferentes. Por un lado, la técnica del dry brush, o pincel seco, en la que mojas el pincel en tinta pero luego se la quitas casi toda antes de ponerte a dar pinceladas. Con esta técnica se logra una textura interesante, pero como mi pincel no estaba lo suficientemente seco, el resultado no fue el que me esperaba. Por otro lado, la técnica de lavados de tinta, en la que se mezclan tinta y agua, y el resultado es algo cercano a la acuarela, pero de tonalidad gris. El problema con todos estos tonos tan claros y semitransparentes es que el escáner apenas puede captarlos, con lo que el dibujo pierde calidad al digitalizarse.

En general, el dibujo no quedó ni de lejos como esperaba, pero a fin de cuentas parte del encanto de Inktober es intentar cosas diferentes y probar cosas nuevas. ¡Tal vez intente rehacerlo en el futuro con una técnica diferente!

Wednesday, October 07, 2015

Inktober #7

El dibujo de hoy es bastante sencillo porque iba apuradísimo de tiempo. Esta mañana en clase estuvimos hablando sobre los geoglifos de Acre y las líneas de Nazca, y se me ocurrió que, como no iba a tener mucho tiempo por la tarde para dibujar, reproducir uno de los misteriosos y antiquísimos dibujos de Nazca sería una buena idea para cumplir con mi compromiso con Inktober. El dibujo en sí no me llevó demasiado tiempo, como ya os podréis imaginar. Lo encajé a lápiz primero, y después pasé a entintarlo con mi pincel. ¡Espero que os guste!

Tuesday, October 06, 2015

Inktober #6

Aquí tenéis la sexta entrega de Inktober, y mucho antes de la medianoche. En esta ocasión, viajamos a la Isla de Pascua para encontrarnos con un Moai que bien podría haber dibujado Frank Miller, dado el estilo que he usado para ilustrarlo.

El dibujo, que me llevó aproximadamente una hora, lo empecé con un encaje rápido a lápiz, y después lo entinté con mi Pentel pocketbush, al que tuve que cambiarle el cartucho de tinta ayer debido a toda la acción que está viendo últimamente. La sombra de la estatua la hice con un pincel y mi nueva tinta india super negra Speedball (mis dedos dan fe de lo negra que es la condenada), y después me puse a pensar en cómo mostrar el contorno izquierdo de la estatua sin dibujar líneas negras. La solución que se me ocurrió fue hacer salpicones de tinta para crear una línea blanca invisible entre el fondo y la masa de la estatua, y me puse manos a la obra. Lo mejor para hacer esto es coger un cepillo de dientes viejo (y que ya no se use), mojarlo en el bote de tinta, y luego rasparlo pasándole el pulgar enfocando el cepillo hacia la página para lograr que la salpicadura esté orientada en la dirección correcta. Como no tenía ningún cepillo de dientes recientemente jubilado a mano, utilicé el mismo pincel que uso para entintar, pero como las cerdas no son tan duras como las del cepillo, los salpicones son menos dinámicos al haberse hecho con menos fuerza. Para asegurarme de no salpicar la estatua en sí, calqué su silueta en una hoja de papel que me encontré por ahí, la recorté, y la puse sobre la estatua para cubrirla; y para asegurarme de no pringar la mesa (que encima es blanca), puse un par de bolsas de plástico, una servilleta de papel, y el resto de la hoja recortada alrededor de la libreta y sobre la mesa. Vamos: que el conjunto daba gozo verlo de lo profesional que parecía. Afortunadamente, todo salió bien, y lo único que acabó pringoso fue mi dedo índice, que me apresté a lavar y del que conseguí eliminar el noventa por ciento de la tinta. ¡Podría haber sido peor!

En fin: espero que os guste, y mañana, más.

Monday, October 05, 2015

Inktober #5

A una hora de la medianoche, aquí tenéis la quinta ilustración de Inktober. ¡Creía que no llegaba!

Al terminar en el cole a las tres y media, me he subido al coche pensando en lo tranquilo que me iba a pasar la tarde dibujando. Tenía varias ideas en mente, y estaba tratando de decidir cuál hacer hoy: ¿acaso una de las más complejas? ¿Tal vez algo más sencillo? Poco me imaginaba que al llegar a casa me esperaba mi esposa con noticias buenas pero inesperadas: nos acababan de llamar para una sesión de fotos, y teníamos que irnos en cuarenta minutos. Obviamente, mis planes de pasarme la tarde dibujando tranquilamente se iban a quedar en eso: en planes. Sin perder ni un segundo, saqué la libreta y todos mis bártulos de dibujo, y me puse manos a la obra. Escogí una de las ideas más sencillas que tenía pensadas, y dado el poco tiempo del que disponía, decidí romper una de mis reglas de Inktober: tener una composición cuidada y meditada. ¿Composición? ¿Qué composición? Suerte tendría de tener un dibujo acabado. ¡Como para pararse a diseñar composiciones estaba! Así pues, encajé a lápiz la máscara de Tutankamón, y cuando me quise dar cuenta, los cuarenta minutos habían pasado y teníamos que irnos. Cinco horas y media después, cerca de las diez menos cuarto de la noche, Crystal y yo regresamos a casa, y lo primero que hice, tras preparar la cena para nuestros perros, fue coger el bolígrafo y el Pentel pocketbrush, y ponerme a enguarrar a toda velocidad. Tras aproximadamente una hora, la máscara egipcia estaba terminada, y el abajo firmante estaba satisfecho de haber logrado acabarla antes de que dieran las doce. A ver si mañana no tardo tanto, aunque ya me dicen que puede que vayamos al cine a ver The Visit. ¿Cuándo demonios voy a tener tiempo de hacer la ilustración? Supongo que lo averiguaré en las próximas veinticuatro horas. Hasta entonces, ¡disfrutad de la máscara de Tutankamón!

Sunday, October 04, 2015

Inktober #4

¡Aquí tenéis la cuarta ilustración de Inktober!

Con este dibujo acabé bastante enfadado porque nada salió como debería. Al principio, cuando lo entinté todo con mi bolígrafo negro, las cosas fueron bastante bien; pero a partir de ahí, todo fue de mal en peor. Primero, abrí mi nueva botellita de tinta y me pringué todos los dedos. Después de limpiármelos lo mejor que pude (que no del todo, ya que la tinta de debajo de las uñas no quiso salir y aún está ahí mientras tecleo esto), me puse a dar pinceladas, y la cosa no fue mal. A continuación, cogí mis rotuladores grises, que hacía siglos que no usaba, para darle algunos tonos al dibujo, y detrás de un error cometí otro. Lo primero, el caballo, que obviamente debería haber sido blanco. ¿Para qué narices lo pinté de gris? Pero lo más exasperante fue que, de cuatro rotuladores grises diferentes (de distintos tonos), a ninguno le quedaba casi tinta, con lo que no pude hacer lo que quería y tuve que improvisar, ya que había empezado a pringar la página ya. ¿Por qué no hice una prueba en otro papel antes de ponerme en serio, si además sospechaba que los rotuladores podían estar algo secos? Pues porque tenía prisa. Crystal y yo habíamos pasado la tarde viendo The Martian, que dura dos horas y media, y para cuando llegamos a casa y empecé a entintar (el dibujo lo había dejado atado a lápiz antes de irnos al cine), casi no me quedaba tiempo antes de cenar. Pero bueno: improvisé e hice algunas texturas en la ropa para disimular que los rotuladores estaban más secos que un riachuelo a mediados de agosto. Y tras esto, cogí mi bolígrafo blanco y dibujé los detalles de las piezas. Eso sí: entintar en blanco sobre mi nueva tinta negra fue sorprendentemente fácil, ya que la tinta blanca corría sobre la opaca superficie negra de lo más bien.

Originalmente, iba a poner un tablero de ajedrez al fondo, pero como no me quedaba tiempo, decidí prescindir del mismo. Entonces me acordé de que quería poner unas palabrejas en ruso en la parte de abajo del dibujo, pero como me había olvidado de dejar espacio, no me quedaba más remedio que ponerlas arriba. Así pues, cogí mi Pentel pocketbrush, que a estas alturas del proceso era la única herramienta que me quedaba por usar, y escribí el texto. El resultado: un desastre; y la lección: mejor pensar y trabajar despacio, que hacer las cosas rápido y mal. Y va Crystal y dice que le gusta.

Saturday, October 03, 2015

Inktober #3

Para este tercer dibujo de Inktober quise hacer algo más gestual y con líneas menos controladas. La composición original era muy diferente, con tres soldados marchando al unísono, y el cuarto bebiendo té. Sin embargo, una vez tuve el fondo más o menos listo y las figuras más o menos encajadas, descubrí que el dibujo no me gustaba en absoluto y decidí empezar de nuevo.

En total, el dibujo me llevó un par de horas, y lo entinté con uno de mis rotuladores técnicos Copic de punta fina, y un bolígrafo negro normal y corriente que me encanta usar porque se desliza por la página de forma tremendamente suave y fluida, y me deja hacer lo que quiero sin ningún problema. Lo único malo es que es muy difícil alterar el trazo, que lo tiene bastante grueso, pero bueno.

¡Espero que os guste!

Friday, October 02, 2015

Inktober #2

Segundo día, segunda ilustración.

Como bien acertó Halagan, la inspiración para este dibujo me vino del vídeo del gran Hua Tunan pintando un león fosan en una pared en China. En cuanto a la composición en sí, traté de implementar una de las lecciones del gran Andrew Loomis, en la que nos animaba a usar trazos sencillos en figuras predominantemente blancas con fondos negros para lograr un contraste resultón. Dichos trazos los hice con mis rotuladores técnicos Copic de distintos grosores, y las masas negras las hice con mi Pentel pocketbrush, que prácticamente vuela sobre el papel y al secarse la tinta queda de lo más negra, opaca, y uniforme.

En total, el dibujo me llevó unas dos horas y media más o menos, y me lo pasé en grande. Enjoy!

Thursday, October 01, 2015

Inktober #1

¡Aquí empieza Inktober! (¿Debería llamarlo Tintubre?)

Para esta primera ilustración quise implementar los principios de composición de Andrew Loomis, y probé varias diferentes hasta dar con ésta. En total, pasé unas tres horas trabajando en el dibujo, que hice con mis rotuladores técnicos Copic y mi Pentel pocketbrush para las masas negras. La verdad es que no esperaba pasar tanto tiempo trabajando en este primer dibujo, pero dar con la composición adecuada me llevó más de lo previsto. Al menos, me lo pasé en grande dibujando, pero ya estoy empezando a darme cuenta de las muchas horas que voy a invertir en Inktober este mes. ¡A ver hasta cuándo aguanto!


Más merovingios

Como me gustaron mucho las minis merovingias, y en la web a la que hice el primer pedido ya no les quedaba una unidad muy chula de escoceses que quería, decidí hacer un pedido con dos merovingios más y los escoceses.

Las faldas escocesas tiene mucho curro, así que decidí empezar con los dos nuevos merovingios. En este caso tenemos a Athos con un lanzacohetes, y a Jean Claude con un rifle con la culata quitada, lo que le da mayor movilidad en terrenos urbanos cerrados pero le hace perder precisión. 

En cuanto a los colores y emblemas se refiere, ambos personajes siguen la misma líneas de sus compañeros. Al igual que los otros miembros de la unidad, sus poses son muy dinámicas, y si se coloca a todo el comando junto en una escenografía de ciudad parece que están preparando una emboscada a algún convoy enemigo.

Os pongo una foto de grupo, aunque posiblemente crezca un poco más, ya todavía hay un par más de minis merovingias que están al caer. Espero que os gusten.