Friday, July 31, 2015

A la sombra de los pinos

Ah, Wayward Pines: qué extraña relación hemos tenido tú y yo. Aunque, si he de ser sincero, la culpa es mía, por haberme dejado enredar por mi esposa, pero bueno.

A principios de junio, Crystal y yo empezamos a ver Wayward Pines, una miniserie de televisión de diez episodios producida por M. Night Shyamalan y basada en la trilogía escrita por Blake Crouch. Para que os hagáis una idea, Wayward Pines comienza con el agente federal Ethan Burke (Matt Dillon) despertándose en el pueblecito titular tras un accidente terrible. Burke trata de contactar con su esposa y sus superiores, pero pronto se da cuenta de que algo o alguien está impidiendo que se comunique con el mundo exterior. (¿Tal vez el extraño sheriff Pope, interpretado por Terrence Howard?) Las cosas toman un cariz más serio cuando Burke intenta irse de Wayward Pines, y descubre que la carretera da la vuelta en círculo y lo lleva de nuevo a esta prisión con forma de. Y cuando Burke descubre que el tiempo parece transcurrir de forma diferente para los distintos vecinos de la localidad, el pobre hombre empieza a dudar de su misma cordura. Interesante, ¿verdad?

Los tres primeros episodios nos encantaron, pero justo antes de que se emitiera el cuarto, mi esposa y yo nos fuimos a visitar Escocia. Como los tres primeros episodios nos habían planteado una decena de interrogantes (como Lost) y no nos habían dado respuesta alguna (como Lost), decidimos hacernos con la versión electrónica de los tres libros, y leerlos durante el viaje para averiguar qué demonios estaba pasando en Wayward Pines.

El primer tercio de Pines, el libro con el que empieza la serie, lo leí con impaciencia, ya que acababa de ver los sucesos narrados en la tele, y por tanto ya sabía lo que iba a pasar. Si ya sabía todo eso gracias a la serie de televisión, ¿para qué estaba perdiendo el tiempo leyendo lo mismo? Pero perseveré, y pronto eventos que aún no habían tenido lugar en la serie de televisión empezaron a desarrollarse, y las cosas mejoraron muchísimo. Tanto es así, que me ventilé la novela casi sin darme cuenta, y me puse con la segunda inmediatamente.

Para no alargar mucho la cosa, os diré que Wayward, segunda entrega de la trilogía, me encantó, y que la tercera, The Last Town, me resultó igual de amena y entretenida.
Dado que Crystal coincidía conmigo en la valoración de los libros y los había devorado con la misma celeridad que yo, ni ella ni yo podíamos esperar a continuar con la serie de televisión. Así pues, al volver de Escocia, nos pusimos a ver el cuarto episodio, pero como ya teníamos todas las respuestas a los misteriosos sucesos que estaban teniendo lugar en el pequeño pueblo de Wayward Pines, el episodio nos causó más impaciencia que otra cosa (justo lo mismo que me había pasado al empezar a leer el primer libro). Desafortunadamente, las cosas fueron a peor a partir del quinto episodio por dos razones: una, porque ya sabíamos lo que iba a pasar; y dos, por los tremendos cambios que los guionistas de la serie habían hecho con respecto al material original. Esto, obviamente, aumentó algo nuestro interés, ya que no sabíamos exactamente qué iba a suceder, pero, al mismo tiempo, no podíamos dejar de murmurar lo que todos hemos dicho más de una vez al ver una película basada en un libro que nos había gustado: ¡esto nos lo han cambiado!

Para resumir: las novelas nos encantaron, y la serie nos habría gustado mucho más si no hubiésemos leído los libros entre capítulo y capítulo; pero siendo objetivo, debo decir que la adaptación televisiva es, si no fiel a los sucesos de los libros, fiel al espíritu de las novelas, lo cual es muy de agradecer y es suficiente para recomendarla. Así pues, si el planteamiento os parece interesante, mi recomendación es que leáis los libros o veáis la serie, pero que no hagáis las dos cosas, especialmente al mismo tiempo. ¡Cuatro estrellas para las novelas... y tres para la serie!

Wednesday, July 29, 2015

Tinta invisible

Invisible Ink es un libro escrito por Brian McDonald para, como su propio subtítulo indica, ayudarnos a escribir historias con resonancia. Tras haber disfrutado y aprendido con su The Golden Theme, no me lo pensé dos veces y me hice con éste, y debo decir que me gustó más y me resultó incluso más útil que el anterior. Mientras leía sus sabios consejos, no paraban de ocurrírseme formas de mejorar y reconstruir la historia de mi próximo comic: cómo hacer que los temas resuenen, cómo hacer que los personajes ejemplifiquen el tema de la historia, cómo lograr que el protagonista crezca y conecte con los lectores, y un sinfín de cosas más que ya he incorporado a mi historia y que la han enriquecido y mejorado más de lo que puedo explicar. Cuando este comic esté terminado y sea un éxito, McDonald será una de la personas a quienes tendré que agradecérselo. Si estáis interesados en escribir historias con calado y que conecten con el público, no lo dudéis y leed tanto The Golden Theme como Invisible Ink, pues valen su peso en oro. ¡Cinco estrellas invisibles!

Monday, July 27, 2015

Otro punto de vista

Se ve que no debí pasar suficiente miedo jugando a The Evil Within, pues al poco de terminarlo me hice con su primera expansión, The Assignment, para profundizar en los terroríficos sucesos narrados en el juego. En The Assignment, el jugador controla a Juli Kidman, la compañera de Sebastian Castellanos que en esta ocasión se convierte en protagonista de su propia historia. Dicha historia transcurre de forma paralela a la de The Evil Within, y resulta de lo más interesante. Sin destripar nada de ninguno de los dos juegos, en The Evil Within, Juli desaparece en varias ocasiones dejando que Sebastian recorra los oscuros escenarios él solito, para aumentar el terror y el desasosiego del jugador. En The Assignment, el jugador descubre qué estaba haciendo Juli durante sus desapariciones en el juego principal, y como ya he dicho, lo que se desvela arroja una interesante luz a lo que vimos con anterioridad.

The Assignment es un juego marcadamente diferente a The Evil Within, ya que el sigilo y el esconderse de los enemigos no sólo se recompensa, sino que es absolutamente esencial. En The Evil Within, el jugador podía decidir ser cuidadoso y esconderse para no atraer a los enemigos o para ahorrarse preciosas balas (o porque no le quedaban), pero dado que en The Assignment Juli no tiene ni un arma ni media y en dos tortazos la matan, ser sigiloso y no estornudar en el momento inoportuno se convierten en la única forma de avanzar. Esta mecánica, obviamente, añade un tipo de presión y angustia diferentes a los del primer juego, y evita que las cuatro horas que dura resulten un mero alargamiento de The Evil Within.

Hay un par de ocasiones (un par, literalmente) en las que Juli encuentra un arma (una pistola y un hacha, ambas de duración extremadamente limitada), y debido a lo mal que el jugador lo ha pasado durante el resto del juego, ponerle las manos encima a algo con lo que defenderse de los monstruos produce una sensación de alivio similar a la que, me imagino, una persona sentiría si los sucesos del juego le estuvieran pasando en la vida real. ¡Un efecto muy logrado!

En general, The Assignment me ha encantado, y eso que tenía serias dudas sobre si debía comprarlo o no, ya que el único juego puramente de sigilo al que había jugado hasta la fecha (Hitman Absolution) permanece en mi estantería sin terminar debido a la creciente frustración que me hizo abandonarlo hace ya casi dos años. Ahora que he mejorado un tanto en mis habilidades sigilosas, tal vez le dé otra oportunidad. Pero vamos: si os gustó The Evil Within, y os va el sigilo y el esconderse detrás de cajas, no lo dudéis y seguid la aventura con The Assignment, que no os decepcionará.

Saturday, July 25, 2015

Felino noir

Amarillo es el título de la nueva entrega de Blacksad, la fantástica serie noir escrita por Juan Díaz Canales e ilustrada por Juanjo Guarnido. En esta ocasión, John Blacksad accede a conducir un coche desde Louisiana hasta Amarillo, Texas, para sacarse un dinerito sin tener que pelearse con nadie, pero las cosas se tuercen rápidamente y lo de evitar conflictos se queda más en bonita idea que en otra cosa.

Como siempre, la historia de Díaz Canales es entretenida, y las ilustraciones de Guarnido son colosales. Armado con sus acuarelas, el granadino pinta una magistral página tras otra, y la expresividad que les da a sus personajes hacen que el texto sea casi innecesario y que el lector se deleite con la fauna antropomórfica que puebla las distintas viñetas. Si aún no habéis empezado a leer esta serie, no sé a qué estáis esperando, porque es de lo mejorcito que se publica en la actualidad. ¡Cinco estrellas felinas!

Thursday, July 23, 2015

Relámpagos

En inglés, a la luciérnaga se la conoce como firefly, pero mucha gente en el sur de los Estados Unidos la llama lightning bug por razones obvias. Crystal y yo estábamos hablando sobre esto el otro día, y se me ocurrió que si al simpático bichito se lo llamaba lightning bug, deberíamos poder ver tormentas y relámpagos gestarse en su abdomen, o como mínimo verlo lanzar rayos cual Zeus en miniatura. Como no creo que vayamos a ver esto en ningún momento del futuro cercano de manera natural, sentí que era mi obligación tomar cartas en el asunto y hacerlo suceder, al menos sobre el papel. ¡Espero que os guste!

Wednesday, July 22, 2015

Festival de cine

¡Bienvenidos a la primera edición del Festival de Clásicos Dudosos! Durante las próximas dos semanas, el abajo firmante va a disfrutar de algunas de sus películas favoritas que hace años que no ha visto, y se lo va a pasar en grande.

Para darle legitimidad al asunto (como si la necesitara), se me ha ocurrido dividir estos clásicos por década (y ya sé que The Butterfly Effect es del 2000, pero qué se le va a hacer), y limitarlos a cinco por sección (y ya sé que en la primera hay seis, pero qué se le va a hacer). Si os apetece ver alguna de las quince películas listadas (bueno, dieciséis), no dudéis en hacerlo y luego comentarla con nosotros. Y si alguien se atreve a decir que estas obras maestras del séptimo arte no son verdaderos clásicos, al título del evento lo refiero. ¡A divertirse toca!

Tuesday, July 21, 2015

Todos somos iguales

Los más descriptivo de The Golden Theme es el subtítulo del libro: how to make your writing appeal to the highest common denominator. Escrito por Brian McDonald, The Golden Theme explora por qué los humanos sentimos la necesidad de contar historias, qué valores y lecciones hallamos en ellas, y qué elementos las hacen resonar. Es así como el autor descubre lo que él llama "el tema dorado", lo que hace que las historias nos resulten interesantes y conmovedoras, y que logra que nos podamos identificar con los personajes y sus peripecias. Esta conclusión es más una tesis, y como tal la presenta al principio del libro, con lo que no os destripo nada al deciros que esta regla de oro que debemos tener presente al escribir es que todos somos iguales: todos buscamos lo mismo, tememos lo mismo, y nos preocupamos por lo mismo. Esto puede parecer una obviedad, pero si nos paramos a pensarlo por unos instantes veremos que es cierto, ya que es al identificarnos con un personaje que nos sumergimos en su mundo y en su historia, y nos preocupamos por sus acciones y consecuencias. Una película o libro vacuos, en los que no hay nada a lo que aferrarse son, como McDonald afirma, calorías sin valor alimenticio: puede que los disfrutes, pero no van a perdurar o conectar con la mayoría de espectadores porque no hay nada dentro a lo que aferrarse. Encontrar y presentar estos temas universales de forma clara (y, yo diría, novedosa) es, si no una receta segura para el éxito, al menos sí una buena forma de encaminarse hacia el mismo.

The Golden Theme no es muy largo y se lee en un suspiro, y no sólo lo disfruté tremendamente sino que me dio varias ideas que implementar en mi próximo comic, y varios temas y motivos que explorar. Si os interesa leer sobre el arte de contar historias y cómo conectar con el público, este libro es de lo más recomendable, y sin duda deberíais echarle un vistazo. ¡Tan práctico como inspirador!

Sunday, July 19, 2015

A cuerno quemado

Hace cosa de un año os hablé de Horns, una novela de Joe Hill de lo más entretenida. Bien, hace poco tuve la oportunidad de ver la versión cinematográfica, que me pareció igual de amena.
Dirigida por Alexandre Aja y protagonizada por Daniel Radcliffe, Horns cuenta la historia de Ig Perrish, un joven cuya novia aparece asesinada una buena mañana, y sobre quien recaen todas las sospechas. Sin embargo, un extraño suceso que comienza como un problema más que añadir a los que ya tiene acaba convirtiéndose en la única arma que Ig puede utilizar para probar su inocencia: los cuernos que de repente le salen de la cabeza, y que hacen que todo aquel que entra en contacto con él le confiese sus más íntimos y oscuros deseos.

Como ya he dicho, la película me pareció muy entretenida, pero lo mejor sin duda es Daniel Radcliffe, que en mi opinión hace un papelón y nos regala una actuación sentida, honesta, natural y desgarrada que hace que los sucesos sobrenaturales que se presentan en la historia resulten verosímiles y, hasta cierto punto, normales. Tanto si habéis leído la novela, que Keith Bunin adapta magníficamente, como si no, desde aquí os recomiendo que le deis una oportunidad a este oscuro cuento de mentiras y secretos, que bien vale la pena.

Friday, July 17, 2015

Futuro más bien negro

I. La novela
Fifty-to-One es una novela de lo más entretenida escrita por Charles Ardai. Ambientada en la Nueva York de mediados del siglo XX, la historia está protagonizada por Tricia, una joven que llega a la Gran Manzana desde Dakota del Sur para buscarse la vida, y que termina metida en un lío con un mafioso que amenaza no sólo con acabar con ella, sino con liquidar a varias personas más implicadas en el asunto, incluida su hermana. Dicho asunto tiene gracia, la verdad. Tricia trabaja como bailarina en uno de los clubs del mafioso Sal Nicolazzo, pero tiene también un trato con Charley Borden, un editor de novela negra, para escribir un libro detallando los negocios ilegales de Nicolazzo en el club. Por más que investiga, Tricia no encuentra ni rastro de ninguna actividad ilegal, con lo que decide inventárselo todo y añadir un robo de tres millones de dólares de la caja fuerte del criminal para darle emoción a la trama de su novela. Su editor se cree que la historia es verídica, la publica, y no veáis la cara que se les queda a Charley y a Tricia cuando los secuaces de Nicolazzo aparecen en su oficina exigiendo que les entreguen al ladrón. Y es que mira por donde, alguien le ha robado tres millones a Nicolazzo usando el mismo método descrito en el libro. Obviamente, el mafioso no se cree que Tricia se lo inventara todo, y le da un ultimátum: entregarle al ladrón, o acabar dos metros bajo tierra. A partir de ahí, las carreras, los tiros, los puñetazos, los engaños y los giros sorprendentes se suceden uno tras otro en un torbellino de acción y diálogo chispeante que se lee en un suspiro.

II. El problema
Como he dicho en la sección anterior, el libro se lee con rapidez y se disfruta un montón. Los personajes son interesantes, el diálogo es ocurrente, y la acción no para. Pero hay un problema que me molestó de principio a fin y que tengo que señalar, pues le resta enteros a un conjunto que de otro modo luciría mucho más. Tal y como os he contado, Tricia se inventa su novela por completo, pero tiene problemas para imaginarse cómo robar la caja fuerte. Por más que le da vueltas, no se le ocurre una forma verosímil, con lo que acaba hablando con un par de escritores que trabajan para Charley Borden para que le den ideas. Tricia se reúne con ellos varias veces para generar ideas, pero ninguna les convence, hasta que un día uno de los escritores llega al bar donde habían quedado y afirma haber ideado el robo perfecto. A Tricia le gusta, lo usa en su historia, y hasta aquí todo bien. Sin embargo, cuando los secuaces de Nicolazzo hacen acto de presencia y les dicen a Charley y Tricia que el robo realmente tuvo lugar, y que dado cuándo sucedió es evidente que el responsable había leído el manuscrito antes de que se publicara, Tricia no tiene ni idea de quién habría podido leerlo mientras ella lo escribía. ¿Tal vez alguna de sus compañeras de piso? ¿Tal vez alguien que lo vio en el escritorio? Pero nunca, jamás, en ningún momento hasta la antepenúltima página del libro se le ocurre a Tricia pensar que tal vez, a lo mejor, es posible que la persona que robó la caja fuerte tal y como ella describe en su libro fuera... el escritor que le dijo exactamente cómo robar la caja fuerte en su libro. ¡Anda ya! Independientemente de que dicho escritor robara los millones o no (eso no os lo destripo), me resulta imposible -imposible- creerme que a Tricia no se le pase por la cabeza en ningún momento que tal vez debería ir a pedirle explicaciones al tipo que le dijo exactamente cómo hacerlo. Lamentable.

III. La metatextualidad
Otro punto a favor de Fifty-to-One es la metatextualidad, y no sólo porque en la novela haya un personaje que escribe una novela. En el libro, Charley Borden es el editor de Hard Case Crime, una editorial que acaba de empezar su andadura. En la vida real, Charles Ardai, el autor de la novela, es también el editor de Hard Case Crime que es la editorial que publicó Fifty-to-One. Esta novela fue escrita para celebrar el quincuagésimo libro de la serie (que es Fifty-to-One), lo que explica parte del título. Además, Fifty-to-One tiene cincuenta capítulos, y cada capítulo tiene el título de cada uno de los cincuenta libros de la serie en el orden de publicación. Curioso, ¿verdad?

IV. La conclusión
En resumen, Fifty-to-One es una novela para pasar un buen rato, y si lográis que el imperdonable lapso de Tricia del que os he hablado no os moleste, seguro que os gustará. Si la leéis, ¡no dudéis en decirnos que os parece!

Thursday, July 16, 2015

Con V de Gato


     No recuerdo haceros dicho que pertenezco a una Asociación que se dedica a ayudar a los gatos callejeros de Alicante. Rescatamos y curamos heridos, sacamos a los que son sociables y les buscamos un hogar, tenemos un pequeño albergue...



     Nuestro último proyecto ha sido la creación de un podcast para que la gente nos conozca mejor y estemos más en contacto con ellos. Os pongo el enlace por si quereis escuchar nuestro primer programa y me digáis que os parece

http://m.ivoox.com/con-v-gato-01-origenes-felinos-audios-mp3_rf_4723607_1.html

Nombre del emperador

Hace poco vi la película Fury, en la que todos los carros de combate tenían nombre al igual que pasa en los libros de Los fantasmas de Gaunt las pocas veces que aparecen. Así pues, decidí que los vehículos de Los lobos sangrientos de Nash no iban a ser menos.

El primer vehículo pesado para el transporte de tropas es "En el nombre del emperador" para la guardia de la muerte, que es una compañía especial dentro de Los lobos sangrientos.

Su color predominante es el negro con detalles en rojo.
Como es una compañía especial, en lugar del típico rhino que utilizan los marines me hice con un MKIC DEIMOS PATTERN RHINO para remarcar que tienen mejor material. Las principales diferencias son las compuertas redondas de los laterales, y que tiene dos ametralladoras que se pueden disparar desde el interior del vehículo sin exponer a un soldado al fuego enemigo.

Además, en el frontal tiene unos pinchos para embestir a cualquier ser o máquina que se ponga por delante.

Una de las puertas laterales la he pegado medio abierta para que se puedan apreciar los detalles de las puertas intermedias y botones que tienen las puertas.

En el frontal puse el el nombre del carro, y algunas calcomanías más para darle un poco de color.

Espero que os guste.


Wednesday, July 15, 2015

A caballa regalada...

Aquí tenéis la versión coloreada del dibujo que os enseñé hace un par de días. No tengo mucho más que añadir a lo que ya os conté entonces, excepto por deciros que pintar el dibujito con mi Cintiq me llevó un par de horas, y que me lo pasé en grande coloreándolo mientras escuchaba el episodio 368 de 11 O'Clock Comics. ¡Espero que os guste!

Monday, July 13, 2015

Arte animado

The Art of Pixar es un libro enorme que recoge los colorscripts de todas las películas de Pixar hasta la fecha, excepto por las tres más recientes (Brave, Monsters University e Inside Out). Estos colorscripts son guías de color que los artistas de Pixar crean para resolver problemas de color e iluminación antes de empezar con la producción de las películas. Gracias a estas guías de color, los genios de la famosa compañía de animación pueden visualizar la película de principio a fin y jugar con el color para ver no sólo el esquema de color general, sino las necesidades específicas de cada escena en particular, y para establecer patrones, simbolismo, y mucho más. Estas guías están compuestas de decenas de ilustraciones en miniatura, normalmente hechas con colores pastel, aunque cada artista puede escoger el medio que mejor le parezca. Así, la guía de The Incredibles está hecha a base de collage, la de Wall-e es digital, y la de Finding Nemo está hecha con colores pastel, por citar tres ejemplos.

La segunda mitad de este lujoso tomo de tapa dura es una colección de ilustraciones inspiradas por cada una de estas once películas sacadas de los masivos archivos de Pixar, y son, al igual que las guías de color, una auténtica delicia visual. Ordenadas cronológicamente, todas las películas están representadas por una multitud de ilustraciones a cargo de distintos artistas, y todas resultan estupendas y dignas de admiración.

En resumen: si os interesan las películas de Pixar, el proceso creativo, y el arte, este libro es de lo más recomendable. No sólo os parecerá curioso y revelador, sino que os hará recordar una infinidad de momentos inolvidables de todas estas películas. ¡Cuatro estrellas artísticas!

Saturday, July 11, 2015

Montando a caballa

 El otro día, una de mis estudiantes me contó que había estado de vacaciones en Aruba, donde había tenido la oportunidad de "montar a caballa". Obviamente, quería decir que había montado a caballo, pero el simpático error inmediatamente creó la idea para un dibujo en mi mente. Ese mismo día, aboceté el dibujo en cuestión de minutos, y luego lo entinté con mi Pentel pocketbrush, que da un acabado único y fácilmente reconocible. La

cosa quedó ahí durante un par de semanas, hasta que llegó el momento adecuado para trasformar el boceto en un dibujo más elaborado. Así pues, me puse manos a la obra y unos cuarenta minutos más tarde tenía la nueva versión dibujada y entintada. Ni qué decir tiene, hice el dibujo con la intención de colorearlo, por lo que dejé ciertas áreas "limpias" sin líneas para poder hacerlas en mi Cintiq con colores específicos. Para ver el resultado final, no obstante, tendréis que volver dentro de un par de días, pero espero que de momento os gusten estos garabatos acuáticos.

Thursday, July 09, 2015

Cuarteto cinematográfico


Aquí tenéis cuatro películas que no tuvieron post propio en su día:

1. Grey Gardens
Protagonizada por Jessica Lange y Drew Barrymore, este drama está basado en el documental homónimo que narra las vidas de Big Edie y Little Edie, tía y sobrina de Jackie Kennedy respectivamente, y de cómo pasaron de tenerlo todo a no tener nada. Muy interesante y bien interpretada, pero triste a más no poder.

2. The Book of Life
Tenía muchas ganas de ver esta película de animación producida por Guillermo del Toro, pero a los veinte minutos me rendí y dije hasta aquí hemos llegado, porque ni la historia ni los personajes me parecieron remotamente atractivos. Visualmente, es de lo más interesante, pero no me vi con fuerzas de sufrir hora y media para ver los colorines y los diseños de los distintos personajes.

3. Welcome to Me
Una tragicomedia protagonizada por Kristen Wiig y James Marsden, Welcome to Me cuenta la historia de una mujer con problemas mentales que gana la lotería y compra su propio programa de televisión. Triste, dulce, graciosa e incómoda al mismo tiempo.

4. Interstellar
Dirigida por Christopher Nolan y protagonizada por Matthew McConaughey, Anne Hathaway y Jessica Chastain, Interstellar empezó gustándome, luego comenzó a alargarse, y acabó derrotándome con frases técnico-científicas medio murmuradas y apenas enunciadas (lo estoy mirando a usted, señor McConaughey) y unos últimos veinte minutos que tuve que aceptar al no poder comprender del todo. Pero dicen que está muy bien, y tiene un 8,7 en IMDb, con lo que claramente el problema lo tengo yo, no la película. Si queréis saber si los valientes astronautas protagonistas logran encontrar la forma de salvar la Tierra, tendréis que verla vosotros mismos. Y luego me la explicáis.

Tuesday, July 07, 2015

Lagartos hispanohablantes

 For Want of Whiskey and Blood es el decimotercer volumen de The Goon, y es tan entretenido como los doce anteriores. Eric Powell nos regala cuatro historias diferentes y autoconclusivas en las que Goon y Frankie se dedican a beber todo lo que pueden y a repartir mamporros cuando no están empinando el codo. Ayudar a un marinero a encontrar a su compañero antes del toque de queda, traficar con alcohol de contrabando en México, y escapar de horribles bestias mutantes son algunas de las aventuras que mantienen ocupados a nuestros entrañables protagonistas, y entretenidos a los lectores.

En este tomo me hizo especial gracia el regreso del Lagarto Hombre, una enorme lagartija antropomórfica que habla en un "español" que es realmente inglés puesto en un traductor automático. Cuando lo vi, me llevé las manos a la cabeza lamentando que Powell hubiese recurrido a este sucio truco para hacer a su monstruo hablar en español, pero el brillante artista demuestra ser más listo que yo cuando el Lagarto Hombre hace acto de presencia en México, y los mexicanos, que hablan un español perfecto, se llevan las manos a la cabeza ya que no pueden comprender nada de lo que la bestia dice. ¿Cómo lo van a entender, si eso no es español ni es nada? Lo que sí que entienden y bien rápido es lo que busca el lagarto: mexicanas de pechos generosos. Anda que no sabe el Lagarto Hombre.

En resumen: The Goon sigue siendo una serie de lo más cachonda, magníficamente ilustrada por Eric Powell, cuyas historias caprichosas y políticamente incorrectas harán las delicias de todo aquel a quien le guste reírse de los valores tradicionales y las normas sociales más o menos aceptadas. ¡Una gamberrada de lo más divertida!

Sunday, July 05, 2015

El miedo se lleva dentro

The Evil Within es el primer juego que me he pasado este año, y la verdad es que me ha encantado. Si os digo que el juego está dirigido por Shinji Mikami, creador de Resident Evil, os podréis hacer una idea rápida del género y ambientación; y si os digo que en Japón el juego se llama Psycho Break, podréis empezar a imaginaros de qué va el asunto.

En The Evil Within, el jugador controla a Sebastian Castellanos, un detective en Krimson City que acude a una llamada de emergencia de un hospital psiquiátrico junto a sus dos compañeros, Juli Kidman y Joseph Oda. Una vez llegan allí, descubren que una terrible masacre ha tenido lugar, pues los cadáveres se amontonan por pasillos y salas de espera. Castellanos y Oda entran entonces en el cuartito donde el guardia de seguridad vigila los monitores conectados a las cámaras diseminadas por el edificio, y ven a un extraño personaje asesinando inocentes y dirigiéndose inexorablemente hacia ellos. Efectivamente, el misterioso adversario acaba materializándose delante de los dos policías, y Castellanos se desmaya cuando su atacante empieza a estrangularlo. Un tiempo indeterminado después, Castellanos se despierta, y descubre que todo a su alrededor es de lo más raro: terremotos que destruyen la ciudad, criaturas que lo acosan, y lo que parecen ser muertos vivientes y seres de pesadilla se pasean por todas partes queriendo merendárselo tanto a él como a sus compañeros.

A lo largo de quince largos niveles, Castellanos va descubriendo qué narices está pasando al mismo tiempo que el jugador averigua detalles sobre la personalidad del protagonista, su vida, y cómo ciertos acontecimientos del pasado podrían explicar más de una de las cosas raras que están sucediendo.


The Evil Within es un juego en tercera persona diseñado para resultar más que tenso y destrozarle los nervios al más pintado. Gran parte de la acción transcurre en penumbra, en lugares poco iluminados, estrechos, y claustrofóbicos, lo que contribuye al desasosiego tanto como los excelentes efectos de sonido, que mantienen al jugador en vilo y le meten el miedo en el cuerpo. Casi me avergüenza confesar las veces que salté del sofá sobresaltado por un ruido o una aparición inesperada, y las veces que me tuve que forzar a entrar en una habitación o girar en una esquina de donde venían sonidos que no podían presagiar nada bueno. Afortunadamente, Castellanos cuenta con varias armas diferentes para hacer frente a sus enemigos, pero los señores de Tango Gameworks compensan la variedad de armas con la más acusada escasez de munición, para que las cosas resulten más difíciles todavía, vamos.
Y eso por no hablar de la forma en que la cámara sigue al protagonista y la visibilidad limitada en numerosas ocasiones, especialmente cuando se sube o se baja por escaleras de mano: buena suerte tratando de discernir a dónde te diriges, aunque seguro que esos sonidos guturales que escuchas no tienen nada que ver con lo que te espera al final de las escaleras y no hay nada de qué preocuparse. En una palabra: aterrador.

Las criaturas que hostigan a Castellanos parecen salidas de la más retorcida pesadilla, especialmente los jefes de final (o mitad) de nivel, como The Keeper (también conocido como Boxman o Safehead), el Trauma, o el simpático monstruito conocido como la Herejía (¿cómo podría no ser adorable con ese nombre?). Y eso por no hablar de la criatura que puede camuflarse y hacerse invisible, y que sólo puedes saber por dónde viene cuando ves sillas y mesas moviéndose por sí solas siendo apartadas cada vez más cerca de ti. No me extraña que más de una noche tuviera pesadillas después de haber estado jugando antes de acostarme.

El juego me costó pasármelo algo más de veintidós horas, y en todas y cada una de ellas me lo pasé en grande gracias a los magníficos gráficos, excelentes animaciones, y fantástica música y efectos de sonido. Todo en The Evil Within contribuye a ofrecer una experiencia atmosférica y perturbadora, y cualquier jugador al que le atraiga este tipo de juego va a pasar un rato estupendo.


The Evil Within tiene dos niveles de dificultad al principio (se puede acceder a más tras pasárselo entero), y pese a elegir el fácil (que el juego describe como "apto para los débiles y cobardes"), hubo varias secciones y algún que otro enemigo que me hizo desesperar y estrujar el mando de mi 360 como si fuera el cuello de mis oponentes. Como ya he dicho, y pese a no haber estado verdaderamente atascado en ningún lugar, The Evil Within me duró más de veinte horas, con lo que es comprensible mi incredulidad ante uno de los "logros" del juego, que consiste en pasárselo de principio a fin en cinco horas. ¿Cinco horas? Ni habiéndomelo pasado ya una vez y sabiendo qué hacer y cómo hacerlo podría pasarme el juego tan rápido; pero según la gente en Internet, es posible. No seré yo el que lo intente.

En resumen, The Evil Within me ha parecido un juego fantástico, altamente recomendable para todo aquel que esté buscando un survival horror que no sea parte de una franquicia (al menos, todavía). La diversión y las pesadillas están garantizadas.

Friday, July 03, 2015

La primera clase

Me ha costado cuatro años, pero por fin he podido confirmar lo que ya sospechaba: X-Men First Class es una película estupenda. Claro que, ¿cómo podría no serlo, si el director es Matthew Vaughn?

Para los que no la hayáis visto, First Class transcurre a principios de los sesenta, y nos muestra el comienzo de la amistad entre Charles Xavier (James McAvoy) y Erik Lensherr (Michael Fassbender), que más tarde pasará a ser conocido como Magneto. Xavier y Lensherr colaboran con la CIA para encontrar y entrenar al que será el primer grupo de mutantes conocido como los X-Men, y que incluye tanto personajes que aparecen en películas posteriores (Bestia, Mística) como otros exclusivos de ésta (Banshee, Moira McTaggert, Kaos). La misión de esta Patrulla-X es hacer frente a Sebastian Shaw (Kevin Bacon) y los miembros del Club Fuego Infernal, quienes están tratando de hacer que rusos y americanos se destruyan los unos a los otros utilizando ciertos misiles en cierta isla caribeña. ¡Y no digo más!

Si no la habéis visto, os recomiendo encarecidamente que lo hagáis, ya que First Class es una película magnífica en todos sus aspectos. Y cuando hayáis terminado con ella, seguid con su secuela, Days of Future Past, que es incluso mejor. ¡Cinco estrellas mutantes!

Wednesday, July 01, 2015

Cómo ganar dinero con tu comic

Unnatural Talent es un estupendo libro escrito por Jason Brubaker, creador de la popular novela gráfica ReMind, que os puedo resumir fácilmente usando su subtítulo: creating, printing and selling your comic in the digital age. Tal y como os podéis imaginar tras leer el subtítulo, Unnatural Talent es precisamente eso: una guía magnífica para cualquier artista interesado en imprimir y vender su propio comic aprovechándose de las ventajas del mundo digital. Brubaker habla de su propia experiencia con ReMind, y cómo construyó su página web, encontró y cultivó a su grupo de seguidores, y cómo logró canalizar y capitalizar todo este esfuerzo y energía hasta poder vivir del arte de dibujar comics.
Con un estilo ameno y desenfadado, Brubaker nos regala decenas y decenas de buenos consejos, ideas, y maneras de ganarse la vida haciendo lo que más nos gusta (dibujar, claro), convirtiendo a Unnatural Talent en un libro de lo más recomendable para los interesados en la materia. Si estáis buscando algo similar, no lo dudéis y haceos con este libro, que bien vale la pena.